Publicidad

.
.

Las inversiones de LaLiga en patrimonio, entre el ‘pause’ y el ‘forward’

Los clubes de fútbol superan los 1.700 millones de euros en patrimonio inmobiliario y tienen anunciadas inversiones por más de 1.680 millones, pero mientras Barça o Betis han echado el freno, Madrid y Levante han aprovechado la pandemia para acelerar.

El principal valor de un club de fútbol son los jugadores, protagonistas de álbumes de cromos y los activos por los que realmente una entidad de este sector puede sacar dinero con su venta. Un poco a la inversa de cualquier otro negocio, donde jamás se plantearía la venta de sus trabajadores para sanear las cuentas, pero sí se estudiaría traspasar la propiedad de una fábrica o un edificio de oficinas. “Mira si tiene poco valor operativo el patrimonio inmobiliario de un club, que jamás suele usarse como garantía en la concesión de préstamos”, recuerda un asesor de clubes. Y eso que los equipos de LaLiga tienen más de 1.775 millones de euros en instalaciones activadas en balance y han anunciado inversiones por 1.680 millones para los próximos años.

El problema, señalan los expertos en financiación, es que un estadio sólo tiene valor real en el mercado si hay alguien que pueda utilizarlo. Y si un club acaba entregando la propiedad de su recinto a un tercero es porque difícilmente podrá asumir después un alquiler y asegurar que la explotación de los negocios accesorios, como la restauración, puedan dar un retorno de la inversión atractivo. Es lo que en su día le pasó a CA Osasuna, que acabó entregado la propiedad de El Sadar al Gobierno de Navarra para saldar su deuda tributaria. Era la Administración.

No hay que olvidar que hoy el sector público tiene un fuerte peso en el fútbol profesional, pues posee una treintena de los terrenos de juego que cada fin de semana se verán en televisión. Es una situación que se repite en Italia, mientras que en la Premier League el 80% de los clubes controla su recinto y en la Bundesliga es el 55%. A cambio, los ayuntamientos cobran anualmente un alquiler -mayoritariamente simbólico, nulo o que no sobrepasa los 200.000 euros- y suele traspasar a la entidad deportiva las obligaciones de mantenimiento e inversiones.

Por ello, la realidad es que el patrimonio inmobiliario podría ser mucho mayor si se contabilizan las activaciones de estas concesiones en balance. El Villarreal CF contabiliza en 21,45 millones el derecho de uso del Estadio de la Cerámica, propiedad del Ayuntamiento, pero en el que es el club quien asume las inversiones. Lo mismo sucede con otras entidades como la UD Las Palmas (20,5 millones), el Real Sporting (35,99 millones), Real Zaragoza (46,4 millones), Real Valladolid (14,5 millones), Real Oviedo (16,36 millones), RCD Mallorca (16,3 millones), RC Celta (18,77 millones), Málaga CF (22,8 millones), Girona FC (21,02 millones), Getafe CF (6,1 millones), Cádiz (9,27 millones).

Apenas una decena de clubes de LaLiga tienen su estadio en propiedad; el resto depende de la Administración

Esta fórmula permite en muchos casos compartir las inversiones, como ha sucedido en Real Sociedad, Athletic Club o plantea el Deportivo Alavés, si bien otros como el Getafe CF o el Real Valladolid quieren abandonar esta fórmula y han propuesto comprar el activo, suele suponer un lastre para introducir servicios que permitan la generación de más ingresos. En uno de sus informes, Kpmg enfatiza que “los beneficios de ser propietario de un estadio son claros”, ya que supone una “oportunidad de crear lugares especialmente diseñados para mejorar la experiencia de los aficionados”. También, añade, “pueden ver la posibilidad de evitar la pérdida de ingresos al ser el único receptor de varias fuentes de ingresos, desde la venta de entradas hasta los asientos premium y la comida y bebida”.

No es una cuestión baladí, pues en un contexto de constantes compraventas y llegadas de inversores internacionales, la propiedad de los activos es un elemento crucial en la valoración. “A un empresario estadounidense no es lo mismo decirle que tiene un estadio que puede reconvertir en centro comercial, que decirle que es un alquiler que periódicamente debe negociarse con la Administración, a la que hay que pedir permiso para casi todo”, señala otro. Por eso, no es de extrañar que las últimas grandes transacciones hayan implicado a Valencia CF, RCD Espanyol o Atlético de Madrid. El Levante UD fue la primera elección de Robert Sarver, quien finalmente se quedó el RCD Mallorca tras el “no” granota a su propuesta.

El conjunto valenciano es uno de los que más ha sorprendido durante el confinamiento, pues en los meses más duros de la crisis logró cerrar la financiación de 60 millones a doce años para su plan inmobiliario y ha podido acelerar los trabajos de remodelación del Ciutat de València para que acaben según el calendario previsto pese al parón de obras que supuso el confinamiento. Para ello, el primer equipo finalizó la temporada como local en La Nucía (Alicante), como hizo el Real Madrid trasladando sus duelos como local a Valdebebas.

Los blancos también han aprovechado la ausencia de público desde marzo y previsiblemente hasta 2021 para acelerar unas obras que inicialmente iban a concentrar el grueso de los trabajos durante los meses que no hubiera competición. Tras conseguir 575 millones un años antes del confinamiento, Florentino Pérez podría presidir la inauguración incluso antes del inicio de 2022-2023, fecha marcada inicialmente en el calendario.

Continuar con los trabajos pese al contratiempo del Covid-19 es la idea predominante, especialmente entre los que están volcados en la construcción o renovación de las ciudades deportivas. Ronaldo, máximo accionista del Real Valladolid, aseguró en agosto que “podremos empezar las obras de la ciudad deportiva en septiembre”, mientras que su homólogo en el RC Celta, Carlos Mouriño, explicó que, “tras conseguir los permisos, comenzamos el día siguiente a tenerlos y la pandemia del Covid nos retrasó”, pero espera tener en Mos al primer equipo este mes. “Las inversiones siguen adelante y estamos aprovechando esta situación adversa para que cuando vuelva el público noten un salto de calidad de las infraestructuras; el apoyo de los bancos está siendo completo”, refrenda a este diario Patricia Rodríguez, directora general del Elche CF.

Otros, en cambio, han decidido posponer los trabajos hasta conocer cómo evoluciona la crisis del Covid-19. El caso más importante es el del FC Barcelona, que estaba a punto de firmar 800 millones de euros para acometer las obras del Espai Barça, que aún debe recibir el visto bueno de la asamblea después del elevado coste respecto al planteado en el referéndum de 2014. Sin embargo, el presidente, Josep Maria Bartomeu, admitió en julio que, si bien “el Camp Nou hay que mejorarlo sí o sí, otros espacios se pueden parar, como el nuevo Palau Blaugrana, que puede esperar uno, dos o tres años”. Un retraso adicional al provocado por la lentitud del Ayuntamiento en aprobar el proyecto, que ya forzó a pasar el potencial fin de las obras de 2022 a 2024.

Los blaugranas no son los únicos que han tenido que darle al pause para redirigir los recursos a otras prioridades. “En esta temporada de paréntesis que va a ser la 2020-2021, con recursos limitados, muchos tendrán que priorizar el refuerzo del equipo para asegurar los objetivos deportivos; no es lo mismo una ciudad deportiva de 30 millones que una remodelación de coste muy inferior”, señalan en el entorno del Real Betis, uno de los que ha echado el freno temporal a un nuevo complejo con quince campos de fútbol, miniestadio y pabellón.  

Aquí sí predomina la propiedad absoluta de los clubes, sean del tamaño que sean, pues es donde puede producirse un mayor retorno de la inversión en instalaciones y mantenimiento del fútbol base. Si el estadio es la base para sostener los 2.100 millones que genera la televisión anualmente, no hay que olvidar que los centros de entrenamiento son la llave para dar forma a unos futbolistas que, sólo en traspasos, han generado más de 700 millones en ingresos extraordinarios anuales durante las últimas temporadas.

Publicidad

Publicidad

¡Únete a la conversación!
Hazte del Club2P tú también y únete a la conversación

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés