Publicidad

Barça, Valencia, Girona y Málaga se llevan el mayor golpe al gasto en plantilla en 2020-2021

Los dos clubes de LaLiga Santander deberán recortar un 41% el coste de salarios respecto al techo de 2019-2020, por el ajuste del 85,5% de los gerundenses y del 63% de los costasoleños. En total, la competición podrá destinar 2.570 millones a salarios.

valencia cf gol 20 21

LaLiga ha puesto cifras al golpe que la Covid-19 asestará a la capacidad de inversión de los clubes en plantilla deportiva. La gestora del fútbol profesional ha anunciado que el límite de gasto a día de hoy se sitúa en 2.570,5 millones de euros, frente a los 3.208 millones que se les autorizó en la última actualización de 2019-2020. Se trata de un correctivo del 19,9% que los clubes tratan de compensar desde el verano con la venta de futbolistas y ahora, a contrarreloj, con la negociación de rebajas salariales. “No todos van a llegar al objetivo, es imposible, pero se van a acercar lo máximo”, ha admitido Javier Tebas, presidente de la organización.

José Guerra, director general corporativo de LaLiga, ha admitido que “la estimación actual es que hay un déficit de 423,1 millones de euros” que los clubes deben intentar atajar durante la próxima ventana de invierno o en el mes de mayo. Eso, o pactar de nuevo rebajas salariales con los vestuarios, pues es la única partida de gasto que de verdad puede compensar la dramática caída de ingresos.

Tebas ha enfatizado en su intervención en la incertidumbre del momento actual y en que no hay un solo equipo de fútbol que no esté trabajando para ajustarse. El mayor reto es para el FC Barcelona, al que se le ha recortado el límite de plantilla (salarios y amortizaciones, principalmente) en un 41,7% interanual. En términos absolutos, un recorte de 273,71 millones de euros, hasta 382,72 millones, que le dejan en una situación muy desfavorable de la del Real Madrid.

El conjunto blanco ha logrado contener algo más el golpe y su ajuste deberá ser del 26,9% interanual, hasta 468,53 millones. Es una caída inferior a la del Atlético de Madrid (-26,9%) y a la del Valencia CF, que el hecho de caerse de la Champions League le obligará a un ajuste muy similar al del Barça, con un retroceso del 41,6%, hasta 103,39 millones. El Sevilla, por el contrario, mejora un 0,3% gracias a su acceso a la máxima competición continental, hasta 185,81 millones.

El impacto de acceder a competiciones también se percibe en la capacidad de inversión del Villarreal, que sube un 28,1% interanual, la Real Sociedad (+17,9%) o el Granada CF (+49%). Caso aparte merece los recién ascendidos, que duplican o multiplican hasta por ocho su límite de gasto salarial, como el Elche CF, que puede asumir sin problemas las consecuencias de la crisis al pasar de 5,62 millones a 34,6 millones de euros.

Guerra ha recordado que clubes como Real Madrid, Athletic Club y Villarreal CF sufren menos el golpe o incluso mejoran sus números porque tienen “ratios financieros aceptables que les permiten usar recursos de temporadas anteriores”. Otros, en cambio, sufren el hecho de haber cerrado 2019-2020 con importantes pérdidas que deberán ahora compensar, o el perder plaza en Europa, bajar de categoría o la pérdida de la ayuda al descenso.

El ejemplo más claro es el del Girona FC, que se tendrá que someter al mayor ajuste de LaLiga SmartBank, con un 85,5% menos de recursos, pasando de 29,28 millones a 4,25 millones de euros; es un importe incluso inferior al de todos los recién ascendidos, que parten de al menos 4,5 millones de euros para confeccionar sus plantillas.

El Málaga CF, administrado judicialmente, tendrá un 62,9% menos de recursos, hasta 3,67 millones, el importe más bajo de toda Segunda División. CD Leganés y RCD Mallorca dispondrá entre un 40% y un 50% menos, amortiguado por la ayuda al descenso, mientras que el Real Sporting, uno de los que más taquilla genera en Segunda, tendrá que recortar un 49,5%.

En todos los casos, Tebas ha recordado que los clubes deberán asumir el ajuste que no consigan este año en el siguiente, una cuestión que, por ejemplo, explicaría el fuerte ajuste al que se se someterá el Barça. Y eso sí, el presidente de LaLiga ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a la comunidad inversora: “Estamos convencidos de que vamos a ser capaces de refinanciar ese desajuste; en el fútbol no está pasando nada que no pase en el conjunto de la economía”, ha argumentado.

Ante esta situación, Tebas ha aseverado que “es muy difícil que vayan a incorporarse jugadores en el mercado de invierno, porque lo que se está buscando es un ahorro de costes”. En este sentido, ha desvelado que la inversión de los clubes en fichajes se ha hundido un 66% interanual, hasta 439 millones de euros. En parte, porque tampoco ha habido grandes plusvalías, pues las ventas han retrocedido un 60% respecto al anterior verano, hasta 475 millones de euros.

El impacto ha sido en ambas categorías, pues tanto en LaLiga Santander como en LaLiga SmartBank ha caído el precio medio de las compraventas. El precio medio por compra ha bajado de 13,1 millones a 7,5 millones de euros en Primera División, mientras que en Segunda ha caído de 600.000 euros a 500.000 euros. En cuanto a las ventas, el descenso es de 16,4 millones a 10,2 millones de euros en Primera, y de 2,7 millones a 1,8 millones de euros en Segunda.

 

¿Cómo se calcula el límite de gasto de los clubes?

El coste de plantilla se refiere únicamente a la deportiva, sea inscribible o no para disputar partidos de LaLiga, contando jugadores, primer entrenador, segundo entrenador y preparador físico del primer equipo, así como filial, cantera y secciones polideportivas. El importe es la suma de salarios fijos y variables, Seguridad Social, primas colectivas, gastos de adquisición (incluidas comisiones para agentes) y las amortizaciones asociadas a los fichajes de futbolistas.

El importe se define a partir de la previsión de ingresos que prevé cada club para el ejercicio en curso, tanto los que ya están asegurados por contrato, como los que se puedan producir fruto de las negociaciones que tiene en marcha. Eso sí, a efectos de evitar fuertes desviaciones, LaLiga siempre fija como máximo una cifra equivalente a la media de las tres temporadas anteriores para cada una de las líneas de negocio.

Para 2020-2021, en cambio, se ha decidido aplicar determinados factores correctores, pues se da por hecho que ninguna línea de negocio podrá obtener un comportamiento normal al margen de la televisión, que se mantendrá estable. Los presupuestos se han tenido que presentar asumiendo un ajuste del 45% en taquilla y abonados, del 15% en el área comercial y con la previsión de sólo facturar por traspasos el equivalente al 30% de la media de los tres últimos ejercicios.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés