Publicidad

El Eibar logra un beneficio récord de 15,1 millones en 2019-2020 pese a los estragos de la Covid-19

El club armero ingresó 5,6 millones menos de lo previsto por el traslado de algunas facturas audiovisuales a 2020-2021, temporada en la que espera un repunte del negocio, hasta 58,5 millones, y unas ganancias de 5,5 millones de euros.

sd eibar ipurua 20 21
sd eibar ipurua 20 21

La SD Eibar era uno de los clubes que menos iba a sufrir las consecuencias de la Covid-19, y así lo demuestran sus resultados. El club armero cerró 2019-2020 con un beneficio neto récord de 15,1 millones de euros (frente a los 20 millones previstos), pese a que la cifra de negocio se contrajo un 8,5% interanual a causa de la pandemia, hasta 51,33 millones de euros.

La razón no es otra que las fuertes plusvalías por traspasos que consiguió el pasado verano, que supusieron 18,2 millones de euros, más del triple en comparación con 2018-2019. Además, su apuesta por reinvertir estos ingresos extra en plantilla deportiva le permitió beneficiarse de las exenciones fiscales del País Vasco a las reinversiones, de modo que el Impuesto sobre Sociedades le salió a devolver en 2,5 millones.

El cierre de los estadios a partir del mes de marzo provocó que los ingresos por taquilla bajaran un 19% interanual, hasta 332.642 euros, mientras que la recaudación por socios y abonados fue un 7,2% inferior, con 819.240 euros tras las devoluciones aplicadas por los partidos no disputados. Estas dos partidas apenas representan un 2,2% de los ingresos recurrentes.

En cuanto a la televisión, resultados deportivos y el traslado de varias jornadas al ejercicio fiscal de 2020-2021 explican que la factura audiovisual fuera un 9,1% inferior, hasta 46,2 millones de euros. El área comercial resistió bien y apenas cedió un 0,2%, hasta 3,97 millones de euros, gracias al fuerte incremento de cobros por la explotación de la U televisiva.

La SD Eibar se reunió con los futbolistas durante el mes de abril para acordar una serie de ajustes salariales que mitigaran el golpe de la crisis. El pacto estableció una reducción del 2% de las nóminas de toda la temporada, pero aun así hubo más inversión que en 2018-2019. Los gastos de personal deportivo subieron un 11,1% interanual, hasta 30,34 millones, mientras que los vinculados al resto de empleados bajaron un 5,5%, hasta 3,45 millones. El resto de costes operativos se recortaron un 21,1% y se quedaron en 10,5 millones.

De cara al ejercicio en curso, el consejo presidido por Amaia Gorostiza prevé generar unos ingresos ordinarios de 58,43 millones de euros, un 13,8% más interanual. De este importe, 53,87 millones corresponden a los derechos de televisión, tanto los de 2020-2021, como la parte proporcional de 2019-2020 que se disputó en julio y agosto.

Lo mismo sucede con el área comercial, que repuntará hasta 4,5 millones, mientras que por taquilla y socios se ha optado por el escenario más extremo y no se contemplan ingresos por esta partida. En total, el consejo cifra en 8,38 millones los ingresos que se contabilizarán este año y que corresponderían al anterior.

Pese al repunte de ingresos, la dirección encabezada por Jon Ander Ulazia ha decidido congelar los gastos salariales, en torno a 33,6 millones de euros, y la partida de amortizaciones de inmovilizado, que no subirán de 8,1 millones. Es la única manera de compensar la previsible ausencia de plusvalías por traspasos (sólo se esperan 100.000 euros), sin que eso afecte al beneficio antes de impuestos, que se situará en 5,5 millones si no hay imprevistos.

En el ámbito patrimonial, el cierre de los estadios ha servido al club para poder acelerar los trabajos que tenía en marcha en Ipurua, donde se han destinado más de 20 millones de euros desde que el Eibar accedió a la élite. La última ronda de trabajos se centró en la Tribuna Oeste y la instalación de nuevos servicios, como palcos VIP, zona de prensa, nuevos vestuarios y un campo anexo de hierba artificial que cuenta con una pequeña tribuna bajo la cual hay vestuarios y oficinas.

“Hemos tenido una política muy clara de que los recursos que se generaran eran para crear una estructura. La estructura ya está aquí y se culminará con el proyecto más ambicioso del club, que es la ciudad deportiva”, explicó recientemente Ulazia. Esta inversión, que se cifró en unos 16 millones de euros, se ha ido demorando por trámites administrativos, pero se espera completar en los próximos meses.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés