Publicidad

Las exportaciones deportivas rozan los 800 millones hasta septiembre gracias al fitness y outdoor

La venta de artículos deportivos al extranjero aumentó un 31,5% interanual en los nueve primeros mes del año. Ciclismo, fitness y los productos para el deporte al aire libre compensaron la caída del calzado, principal motor hasta la pandemia.

Escalada montaña

Las exportaciones deportivas españolas siguen a ritmo de récord pese a los problemas con el suministro. La venta de artículos deportivos al extranjero se elevó hasta 794,37 millones de euros entre enero y septiembre, un 31,5% más interanual, según el índice elaborado por 2Playbook a partir de los últimos datos publicados por Icex.

De nuevo, fitness y outdoor se mantienen como motores de la actividad exterior. La venta de máquinas de entrenamiento y otros artículos se sitúa en máximos históricos tras crecer un 84% interanual, hasta 171,7 millones de euros. La comercialización de artículos para la práctica deportiva al aire libre se disparó un 49,3%, hasta 171,2 millones.

La venta de bicicletas, por su parte, creció un 30,7% interanual, hasta 128,2 millones de euros. Entre las tres categorías paliaron la caída del calzado. Las sneakers, el principal motor de las ventas exteriores hasta la pandemia, retrocedió un 6% entre enero y septiembre, hasta 145,7 millones de euros. Finalmente, el esquí se mantuvo estable en 26,4 millones.

En cuanto a las importaciones, España compró productos al extranjero por valor de 1.533 millones de euros. Supone un incremento interanual del 41% y un nuevo récord en los nueve primeros meses del año. El calzado, en este caso, sigue manteniendo el liderazgo como el producto más comprado tras crecer un 18,2%, hasta rozar los 500 millones de euros.

El calzado ha dejado de ser el principal motor de las exportaciones con la pandemia

Le sigue el fitness tras prácticamente doblar la compra de máquinas y otros productos, hasta 469,38 millones de euros. Finalmente, la compra de artículos para la práctica deportiva al aire libre y la de bicicletas también crecieron por encima del 30% y facturaron 140,7 y 175,5 millones de euros, respectivamente.

China es el principal socio comercial para la adquisición de artículos deportivos. España compra al gigante asiático el 40% de las mercancías totales, seguido de Bélgica y Países Bajos. En estos dos casos se debe a que son la principal puerta de entrada portuaria al Viejo Continente y donde las grandes marcas tienen algunos de sus principales hubs logísticos y cuarteles generales para Europa.

En cuanto a las exportaciones, los socios comerciales están más repartidos. Francia compra el 30,6% de los artículos made in Spain. Es más del doble que el segundo gran comprador, Italia, que compró mercancía deportiva por valor de 104,3 millones de euros. Como es habitual, más del 95% de las ventas se realizan dentro de la Unión Europea. Entre los veinte primeros, eso sí, aparece por primera vez Emiratos Árabes, uno de los principales mercados emergentes, donde ya se venden productos por valor de 3,76 millones de euros.

La balanza comercial española aún presenta un déficit de 740 millones de euros en el área deportiva. Ello se debe a que las compras de artículos son más del doble de lo que se vende en otros países.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés