Publicidad

La industria deportiva ha sido especialmente reactiva y no ha liderado la construcción de una nueva comunidad. Ahora, si el sector quiere aprovecharse del ‘blockchain’, las ‘cryptos’ y la ‘tokenización’ de activos, necesita entender su potencial.

Estamos experimentando el advenimiento, o más bien la presencia o manifestación, de una nueva ola tecnológica que está impactando de lleno en nuestras vidas. La realidad es que, dentro del mundo del deporte y del entretenimiento, se pueden encontrar los elementos que mueven la pasión más íntima de las personas. Por ejemplo, tienes la música que es capaz de suscitar pensamientos y sentimientos del pasado, o incluso un anhelo hacia el futuro. Y casi cualquier forma de arte, por cierto. En el deporte hay pasión cruda, por el carácter gregario de lo que representa para su comunidad, su familia, sus tradiciones, a través de un equipo deportivo que compite.

Pero, en este cambio de paradigma, en el que la tecnología ha evolucionado rápidamente, en la industria del deporte nos encontramos ante un territorio muy desconocido. Y en cómo manejemos eso, estará el resultado del futuro de nuestra propia industria.

Cuando miras el espacio de la transformación digital y ves su evolución, ahora puedes agrupar los diferentes movimientos de ese espacio en lo que podemos considerar Web 1, que era el engagement unidireccional con la audiencia, principalmente basado en información y un flujo directo de lo que estaba sucediendo, siendo consumido de una sola manera por la audiencia.

Luego, al menos una década y media después, comenzamos a ver cómo lo que entonces no se conocía como redes sociales, pero que fue su comienzo, por ser más colaborativo, más basado en el contenido generado por el usuario (UGC), cosas que podían agregar o congregar a personas que identifican grupos en torno a un tema o un evento específico. Eso fue acelerado por la explosión de las redes sociales. Pero al final, no fue algo que proporcionó mucha profundidad, ya que solo aportó color por medio del comentario.

Desde la perspectiva del usuario el ¿Qué piensas?, ¿Qué quieres? ¿Qué quieres que sea?, fue lo que compartiste en tus redes sociales y lo que generó esos momentos de pertenencia a partir de los diferentes clústers. ¿Correcto?

Pero ahora estamos en un momento en el que la transformación digital está en otro nivel. Y se acerca mucho a la transformación generacional, en la que no se trata solo de participar (lo que se podría considerar el núcleo del frenesí de las redes sociales); es lo que la gente llama Web 2 o Web 2.0. Ahora no solo se trata de participar, en realidad se trata de involucrarse y tomar acción, y tomar posesión de lo que se cree y quiere, y en ello en lo que inviertes tu tiempo y dinero. Eso es Web 3, y eso es lo que estamos viendo ahora con la explosión de la tecnología blockchain. Este espacio de propiedad, que ha cobrado vida, porque ahora existe la tecnología adecuada para habilitarlo, tiene el objetivo de que las personas posean una parte de lo que les apasiona y en lo que quieren invertir su tiempo y esfuerzo.

En general, la industria del deporte ha sido especialmente reactiva y no ha liderado el empuje en términos de construir un nuevo espacio, una nueva comunidad. Realmente no ha liderado el cambio, aunque, de alguna manera, ha sido y es la plataforma sobre la cual la transformación se manifiesta a través de los medios de comunicación o la tecnología de retransmisión o la tecnología en estadios (al menos en algunos mercados a nivel mundial). Y eso es lo que estos nuevos espacios tecnológicos -y tiene cierto parecido con el boom de las apuestas deportivas por medios digitales u online- en los que esa pieza de tecnología o ese espacio, dentro del mundo digital, permite un gran potencial económico. Y con mucho potencial económico, hay mucho dinero fluyendo, y seguramente tarde o temprano enfrentaremos la música de la regulación en los diferentes mercados, países, y regiones.

La realidad es que el proceso en el que los deportes deben mirar blockchain/Web 3, ha de ser más proactivo. Si realmente quieres liderar el cambio, y si realmente quieres ser dueño del proceso de transformación, en el que eres actor principal, no puedes ser un turista del movimiento. Necesitas sumergirte, entenderlo.

En este momento, estamos viendo diferentes formas en las que este nuevo movimiento sobre blockchain y criptomonedas está dando forma al deporte o está queriendo dar forma al deporte. Pero el espacio en el que estamos ahora merece un diseño más reflexivo de la estrategia, y luego un enfoque más reflexivo del mercado.

Citando a la que considero una de las grandes mentes en este espacio, Zoe Scaman, de Bodacious: "La estrategia, ante todo, se trata de la definición de los problemas y de la resolución creativa de problemas. Pero si nos enseñan que la única herramienta que nosotros tenemos es un martillo, entonces vamos a tratar cada problema como si fuera un clavo."

Esto viene a referenciar que, si la industria del deporte realmente quiere aprovechar y darle un buen uso a la tecnología blockchain, las criptomonedas, y la tokenización de activos, necesita entender el potencial de la tecnología y el potencial de nuestra propia propiedad intelectual y otros activos dentro de ese nuevo mundo.

Aconsejo a algunos de mis clientes que están dando pasos en este espacio que lo miren desde un punto de vista diferenciado. No todas las empresas en el espacio hacen lo mismo, y aunque hay algunas grandes empresas que pueden hacer más de una cosa, lo mejor es tratar de mitigar los riesgos potenciales y, especialmente, tratar de optimizar la potencial ventaja económica de todo esto. Entonces, si desea ingresar al espacio blockchain, tiene las empresas especializadas en desarrollo de fan tokens; tiene empresas especializadas en el desarrollo de NFTs (y los NFTs son una subcategoría profunda en sí misma). También, tiene operadores de mercados de criptomonedas, que pueden ayudarlo a crear su propia criptomoneda, pero debe definir todo esto desde la perspectiva estratégica que debe establecer los límites de dónde desea jugar, y buscar los mejores socios para ello.

Entonces, si observa los fan tokens y analiza las principales empresas en el espacio, debe analizar aspectos como la fiabilidad y la solidez del negocio y la tecnología del partner, principalmente, porque lo que necesita es cuidar la protección a sus aficionados. Va más allá del acuerdo en sí; usted quiere que sus fans estén tranquilos de que su inversión de tiempo y recursos en estos activos no se desperdiciará, en ningún momento. Si desea jugar en el espacio más amplio del blockchain, en el espacio de las criptomonedas, entonces es muy importante prestar atención a las plataformas de intercambio o exchanges. Observar las principales plataformas y observar lo que está sucediendo en el frente regulatorio, y entender cómo sus activos, su propiedad intelectual y su plataforma, realmente ofrecen beneficios para esas empresas, y cómo usted puede beneficiarse y no verse afectado por sus operaciones. Ya en el caso de las NFTs, que es prácticamente el impulsor de la conversación blockchain en torno al deporte y el entretenimiento, de una manera muy simplista, lo que debemos analizar es cómo ejecutar una explotación de licencia diferenciada, ágil y potencialmente escalable. No es diferente a licenciar todos sus activos, o su propiedad intelectual. Es sólo un contenedor diferente, un empaque diferente de lo que está ofreciendo.

En el espacio NFTs se busca, nuevamente, lo mismo: robustez de la tecnología, fiabilidad del desarrollador, pero especialmente capacidades creativas. Debes tomar los activos más preciados, que es el buen nombre y la valiosa propiedad intelectual, y poder discernir una serie de usos de propiedad intelectual verticalizados, y crear colecciones verticales bajo el modelo NFT. Ese es un enfoque de licencias amplio y, nuevamente, también debe identificar dónde desea tomar posiciones en el espacio: ¿Qué vas a hacer con tu material audiovisual? ¿Qué quieres hacer con tu material fotográfico? ¿Qué pasa con los archivos históricos? ¿Qué pasa con el contenido futuro? ¿Qué sucede con el contenido sobre actores específicos de su ecosistema? O la misma liga -si eres una liga- o un club -si eres un club-, o jugadores, como marcas.

Si eres uno de los dos anteriores, ¿qué pasa si quieres ir al espacio del arte, y asociarte con colectivos artísticos que toman tu propiedad intelectual, y la elevan de una manera diferente? ¿Qué sucede si desea ir al espacio dual Phygital (físico y digital), en el que puede tener los activos específicos que son físicos que luego pueden crear versiones tokenizadas de NFT, y cómo se visualizará toda esa construcción? Ese es al menos el enfoque más seguro para abordar esto, y puede parecer que es una receta para renunciar a cheques potencialmente grandes ahora, pero lo que está haciendo es proteger su propiedad intelectual y ser capaz de buscar escalabilidad, repetición y, lo más importante, buscar la seguridad y las garantías que necesitas ofrecer para que tu audiencia y tus fans, y tus clientes se comprometan con ese espacio que estarás ocupando. Y en ese sentido, incluso antes de discutir los diferentes aspectos económicos de un posible acuerdo, es necesario comprender qué significa “propiedad” internamente dentro de este espacio, y para los diferentes públicos o consumidores que quieran poseer una parte de esos activos.

La realidad es que, como titulares de derechos de propiedad intelectual, se deben tomar las medidas necesarias para que puedas ser dueño, en un buen sentido, de la relación con tu audiencia y tus consumidores, y no renunciar al control de esa relación porque ese es el elemento vital de tu operación.

Entonces, deseas crear una comunidad en la que puedas conectar todos estos elementos basados en blockchain o del espacio cripto-económico, y poder aprovechar e interactuar con la comunidad y darles lo que quieren o lo que les gusta. La otra cara en términos de propiedad es que lo que le estás brindando a esta audiencia o estos consumidores, ya sean fans incondicionales de tu producto, o simplemente entusiastas o personas que quieran hacer acopio de este tipo de contenido o activos… Lo que estás ofreciendo es una parte de tu propiedad intelectual y una parte de tu operación, que dura para siempre. Que es en perpetuidad. Esto es fundamental porque la noción perpetua de estos activos es lo que les da valor a corto y largo plazo. Por lo tanto, mi consejo es que quien pueda reducir la velocidad lo haga, y vea con detenimiento lo que se le ofrece para definir su estrategia, y buscar a los socios que te permitirán implementar un espacio confiable y seguro dentro de toda esta industria y comunidad.

 

Rayde Luis Baez, fundador de The Connect, y co-fundador de Sporthink

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés