Publicidad

Adidas: el gigante del deporte que recurrió a Merkel para sobrevivir al Covid-19

La compañía, que en abril se disculpó tras comunicar que no pagaría el alquiler de sus tiendas, recibió un crédito de 2.400 millones de euros del Gobierno alemán para mitigar el efecto de la caída del 27% en sus ventas en el primer semestre.

Adi Dassles, fundador de Adidas.
Adi Dassles, fundador de Adidas.

Si se trata de sobrevivir a crisis, Adidas tiene en su historial haber superado las penurias que provocó la II Guerra Mundial, que obligó a reconvertir su fábrica en una industria de lanzacohetes durante el conflicto bélico que finalizó en 1946. Tres años después se fundó de manera oficial la marca, si bien los hermanos Adolf y Rudolf Dassler habían fabricado calzado deportivo desde 1924. Casi cien años después, el Covid-19 ha puesto a prueba a la segunda mayor marca mundial de equipamiento deportivo, que ha visto como sus ventas caían un 26,9% en el primer semestre, hasta 8.332 millones de euros. A ello se sumaron unos números rojos de 263 millones de euros.

“El primer trimestre supuso una serie de retos sin precedentes para nuestro negocio durante la cuarentena, pero nuestro negocio online se ha doblado en el segundo trimestre”, explicó Kasper Rorsted, consejero delegado de Adidas, en la presentación de los resultados semestrales. “Ahora empezamos a ver la luz al final del túnel a medida que la actividad física se reanuda y la mayoría de nuestras tiendas vuelven a operar”, confió.

El grupo alemán llegó cerrar el 70% de sus puntos de venta durante el confinamiento, que se endureció entre abril y junio y, por ello, las ventas cayeron a mayor ritmo en ese periodo. Si entre enero y marzo habían retrocedido un 19,2% en todo el mundo (un 44,9% en su principal mercado, Asia – Pacífico, por el impacto del Covid), en el segundo trimestre la caída fue del 35% por el azote del virus en Norteamérica y Europa.

El cierre de establecimientos y la derivada caída del negocio tambaleó la operativa de Adidas, que en abril comunicó que no pagaría los alquileres de sus locales. No tardó en pedir disculpas y pagar las facturas, aunque no se libró de críticas por parte de la sociedad, que achacaba a Adidas tener capacidad para afrontar sus pagos tras haber cerrado 2019 con un beneficio récord de 1.276 millones de euros.

Pese a ello, recurrió al aval del Gobierno alemán para conseguir un crédito de 3.000 millones de euros, de los que 2.400 millones procedían del banco de desarrollo estatal del país, y 600 millones de euros adicionales procedían de un sindicato de bancos. “El acceso a liquidez adicional es clave para capear esta crisis; pagaremos cualquier parte usada del préstamo, incluidos intereses y comisiones, lo más rápido posible”, afirmó Rorsted.

¿Qué línea de productos sufrió más el Covid-19? La venta de calzado es el principal pilar del negocio de Adidas y Reebok, con 4.926 millones de euros, un 26,9% menos interanual. Las ventas de textil cayeron a mayor ritmo en el primer semestre de 2020, con un descenso del 27,9%, hasta 2.966 millones de euros.

La compañía alemana se aferra ahora a varias tendencias que espera que actúen como salvavidas: el deporte y la salud, el athleisure, y las ventas online. “El 50% de los clientes de entre 18 y 34 años planean ejercitarse más como consecuencia de la pandemia del coronavirus, y el 75% de las compañías consultadas instaurarán el teletrabajo en la era post-Covid”, apunta la empresa en sus resultados trimestrales. Adidas cree que el trabajo en remoto supone una oportunidad para “acelerar el viraje de la moda hacia el deporte”.

Adidas entró en pérdidas en el primer semestre de 2020, cuando las ventas cayeron un 26,9% 

En cuanto al comercio en Internet, la compañía espera dar más cancha a la transformación digital. “Las ventas online de Adidas supusieron un 33% del negocio total de la compañía y terceros”, en referencia a portales como Asos, Zalando o JD Sports, durante el primer semestre.

El grupo alemán ha preferido no comunicar previsiones de negocio para el resto del año debido a la incertidumbre por el avance de la pandemia y el entorno macroeconómico mundial, aunque anticipa que “durante el resto de 2020 la industria mundial de artículos deportivos se verá afectada negativamente por el coronavirus”.

La actividad de la compañía estará condicionada por la posible reintroducción de “medidas de bloqueo en los países y otras restricciones que pesarán en la confianza del consumidor”. Adidas asegura que asegura que “los impulsores positivos de la industria a largo plazo, como la creciente penetración de athleisure, se han amplificado por la pandemia, una caída prolongada de la economía”.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés