Publicidad

El Barça ficha a un ex de la NBA para desarrollar el negocio del baloncesto y las secciones

Chris Russell se incorpora como director de patrocinios de las divisiones polideportivas, con especial foco en el equipo de básquet. Hasta 2020 pasó cinco años en la NBA y en Madison Square Garden Entertainment, dueño de los Knicks y los Rangers.

Palau Blaugrana

El FC Barcelona quiere dinamizar el negocio comercial de sus secciones, que sólo cuentan con tres patrocinadores propios. Para ello ha creado la figura del director de patrocinios específico para el polideportivo y ha fichado a un ex de la NBA y Madison Square Garden Entertainment, dueño de los New York Knicks y los New York Rangers. Se trata de Chris Russell y, aunque su principal foco de acción estará en el baloncesto, también pilotará el resto de disciplinas profesionales, según ha podido saber 2Playbook.

Russell trabajó durante cuatro años para la NBA. Primero, asociado a la planificación del All Star celebrado en Nueva York en 2015. Posteriormente, se incorporó al equipo de patrocinios globales de la liga, cargo que mantuvo hasta 2020. Anteriormente, trabajó en el área de desarrollo internacional de la marca de moda Abercrombie & Fitch, puesto que realizaba desde Barcelona y San Diego (California).

Russell se integrará en el área de ingresos que desde esta temporada lidera Àlex Barbany. El departamento comercial no ha estado exento de cambios en los últimos meses, pues desde la llegada de Joan Laporta se han sucedido diferentes directivos. El último fue Jordi Camps, que dimitió en septiembre tras la anterior salida de Xavier Asensi y la incorporación frustrada de Cinto Ajram.

A falta de conocer a su sustituto, Russell será el encargado de gestionar las secciones, a excepción del fútbol. Desde su aterrizaje ya se ha logrado una importante renovación, la de Serveto, que ha renovado como socio exclusivo para baloncesto, balonmano, fútbol sala y hockey patines hasta 2025.


Su labor será fundamental. La empresa catalana es uno de los tres patrocinadores propios que tienen las secciones en la actualidad junto a Assistència Sanitària, en el frontal de las camisetas, y Reno, para los sticks de hockey. Ahora bien, de cumplir los objetivos fijados en los presupuestos, en 2021-2022 el negocio ordinario del polideportivo del Barça alcanzará máximos con unos ingresos de 18,5 millones de euros, un 7% más interanual.

La ambición es que los ingresos por patrocinio sigan creciendo, sobre todo una vez se complete la construcción del Palau Blaugrana, algo previsto para 2026. Eso sí, fue ya en 2019 cuando se decidió crear un equipo de trabajo dedicado full time a explotar el negocio asociado al Palau Blaugrana.

Sin embargo, un año más, este esfuerzo de generar ingresos propios será insuficiente para que sus secciones sean sostenibles. El Barça prevé un déficit de 43 millones de euros esta temporada entre sus divisiones polideportivas. Eso sí, será menor que en 2020-2021, cuando los equipos que compiten fuera del césped arrojaron unas pérdidas de 55 millones de euros, un exceso de diez millones sobre lo presupuestado inicialmente.

El 63,5% de los números rojos corresponden al baloncesto, que en 2020-2021 perdió 34,7 millones de euros. De cara a esta temporada, los presupuestos contemplan que las pérdidas del básquet se sitúen en 27,4 millones de euros. El equipo de Asobal, por su parte, perderá 6,8 millones, el mínimo en los últimos cinco años, al igual que el fútbol sala, que generará un déficit de cuatro millones de euros.

Recortar las pérdidas depende en gran medida de los nuevos patrocinios que se logren para las secciones. En el caso del baloncesto, pese a que entre Barça y Madrid copan en torno al 75% de las pérdidas totales de la ACB, su negocio conjunto apenas equivale al 18% de los ingresos generados entre los 18 clubes.

El negocio de baloncesto del Barça aportará 14 millones de euros en 2021-2022. Equivale al 75% de los ingresos totales que se generará junto a las secciones de balonmano, fútbol sala, hockey patines y otras secciones, como el atletismo o el rugby, que ascenderá a 18 millones de euros. De ahí que el principal objetivo de Russell sea dinamizar los ingresos para el deporte de la canasta.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés