Publicidad

Los clubes del fútbol no profesional rechazan la nueva Primera División Rfef

Los directivos de los clubes temen, en amplia mayoría, la posible responsabilidad subsidiaria que pudieran tener en los protocolos sanitarios establecidos, según datos de la patronal ProLiga.

unionistas salamanca segunda b recurso

La Segunda B ha comenzado con test obligatorios y muchas incertidumbres. A la inquietud que genera el Covid-19 en el día a día de los clubes del fútbol no profesional se le suma esta temporada la nueva categoría que ha impulsado la Federación: la Primera División Rfef. La competición, que iba a denominarse inicialmente Segunda B Pro, no es del agrado del 69% de los casi 150 clubes consultados por ProLiga, la patronal de Segunda B y Tercera.

Tras los resultados de una macroencuesta dirigida a sus asociados, ProLiga evidencia la “inquietud” de las entidades “ante los cambios deportivos y económicos de la 2020-2021”. Además de los aspectos puramente relacionados con la competición y la salud financiera de las entidades, gravemente perjudicadas por el Covid-19, una amplia mayoría de los directivos consultados (95%) reconocen estar preocupados por una posible responsabilidad subsidiaria que podrían tener que asumir según los protocolos sanitarios establecidos para la disputa de esta próxima temporada.

Respecto a la gestión de la crisis del Covid-19, el 64% de los clubes denuncian que no han recibido la suficiente información sobre los protocolos sanitarios. Además, la práctica totalidad de los directivos (97%) les preocupa no tener suficientes recursos económicos para afrontar la 2020-2021 en las condiciones previstas. En este sentido, el presidente de ProLiga, David Jiménez, ya explicó en 2Playbook la delicada situación de los clubes no profesionales, que han visto desplomarse sus ingresos recurrentes en abonos y en patrocinios. “Sin público, perderán el 50% de su negocio”, destacó Jiménez.

La macroencuesta destaca que el 76% de las entidades creen que no debería continuar la competición si no se permite la entrada de espectadores a los estadios. Más allá del aspecto coyuntural derivado de la pandemia, los directivos del fútbol no profesional no parecen estar satisfechos con la reestructuración de las categorías planteada por Luis Rubiales: el 97% dice que el proyecto no ha sido consensuado con los clubes y hasta el 75% de los ejecutivos rechazan la creación de la Primera División Rfef en la 2020-20201.

Con el nuevo sistema de competición, en Segunda B participan 102 equipos en la 2020-2021, distribuidos en cinco grupos -tres de 20 clubes y dos grupos de 21 entidades-, divididos cada uno, a su vez, en dos subgrupos de diez u once equipos cada uno. Asimismo, la Rfef solicitará a todos los clubes documentación sobre el estado económico y financiero de las entidades “en aras a una mejora de los mecanismos de control y salvaguarda de los intereses de la competición”, detalla la Federación.

Desde la patronal aseguran que “esta encuesta nace de la inquietud que los clubes han trasladado a ProLiga durante las últimas semanas”. “Es fundamental que se cuente con los clubes en las decisiones que afectan al fútbol no profesional. Nosotros, como patronal, queremos estar en las mesas de decisión. Actualmente existen comisiones, pero en las que los clubes no están bien representados ya que sus integrantes no los eligen esos equipos no profesionales”, apuntaba el presidente a este medio.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés