‘La Penya’ invierte un millón en el Olímpic de Badalona para abrir su actividad a conciertos

El fondo Scranton, propietario del club, ha aportado los recursos necesarios para que la entidad pueda adaptar el pabellón y cumplir la normativa para albergar eventos no deportivos y generar más ingresos con la explotación del recinto.

Palau Olímpic. Fotografía de David Grau
Palau Olímpic. Fotografía de David Grau

La Penya pone a punto el Pabellón Olímpic de Badalona para impulsar su explotación comercial. El CB Joventut ha culminado las obras del recinto deportivo para adaptar su estructura a la organización de eventos no deportivos, como conciertos. Según ha podido saber 2Playbook, la entidad ha finalizado los trabajos para adecuar el recinto, cumplir así con la normativa y obtener las licencias necesarias para organizar este tipo de citas

El importe exacto de la inversión no ha trascendido, pero desde el club apuntan a una “inversión importante” que fuentes del sector elevan a en torno al millón de euros. Para realizar este proyecto se ha contado con el apoyo económico el fondo Scranton, accionista mayoritario del equipo de ACB desde 2018.

Así, el vehículo inversor participado por la familia Grifols ha mantenido su compromiso de apoyar económicamente al club, al que ha inyectado recursos desde la crisis de la Covid-19 para permitir a la entidad seguir adelante con su operativa sin necesidad de presentar a un expediente de regulación temporal de empleo (Erte).

“Confiamos en amortizar el coste de la adecuación en tres años y generar ingresos muy importantes para el club, no sólo mediante la organización de eventos y el alquiler de espacios, sino también mediante los acuerdos de patrocinio que esperamos firmar”, explica su presidente, Juanan Morales.

Entre los activos por vender está el naming right del recinto, que la entidad verdinegra espera revalorizar una vez puedan organizarse otros espectáculos de entretenimiento. “Tenemos un plan de negocio que está en stand by por la Covid-19, pero confiamos en mejorar los ingresos asociados a la instalación”, asegura Morales, que afirma que los cambios realizados no afectarán a las actividades deportivas. “A ojos del espectador no se notará, pero los cambios estructurales eran necesarios”, añade.

Este proyecto supondrá la reactivación de ingresos asociada a la explotación comercial del Olímpic de Badalona, cuya gestión es del club por un periodo de cincuenta años. Así, la entidad asume los gastos de explotación, pero también el negocio asociado a un recinto que, a día de hoy tiene capacidad para 12.760 personas con asiento pero sólo cuenta con licencia para albergar eventos deportivos.

“La actividad del club continuará siendo la prioridad; tenemos 52 equipos que entrenan aquí y estamos trabajando la flexibilidad de espacios para mantener el baloncesto como actividad principal, al tiempo que se alberga el máximo número de eventos posibles que no sean deportivos”, asegura Morales.

El Joventut de Badalona ha invertido un millón de euros en realizar obras en el Olímpic para poder albergar espectáculos no deportivos

Será un modelo distinto al del WiZink Center de Madrid, una instalación para eventos que los findes de semana alberga partidos de baloncesto del Real Madrid y Movistar Estudiantes, aunque esta no es su principal actividad. De hecho, los espectáculos de entretenimiento y conciertos eran la actividad principal del complejo antes de que estallara la crisis de la Covid-19.

A diferencia del WiZink, gestionado por Impulsa Eventos e Instalaciones, o del futuro Casal España Arena de Valencia, controlado por Licampa 1617, la gestión del Olímpic es competencia del CB Joventut, por lo que el club facturará directamente este negocio. Eso sí, para maximizar esta actividad buscará un compañero de viaje. “Recurriremos a socios especializados para abordar cuestiones que desconocemos”, asegura Morales.

El recinto ya albergó conciertos en el pasado. En el pabellón han actuado grupos como Oasis, The Killers o Bruce Springsteen, pero la tragedia del Madrid Arena endureció la normativa, lo que ha impedido a Olímpic celebrar citas de este tipo hasta ahora. El club espera obtener las licencias en los próximos meses para dinamizar el complejo y relanzar la explotación del mismo.

El club también ha renovado la dirección de su área de marketing tras la salida de Javier de la Chica, que años atrás había liderado esta división en la ACB, y que recientemente se ha incorporado a la empresa de eSports GGTech. Al frente de esta división ahora está Fun Providers, agencia de comunicación y marketing digital que, tras desarrollar apoyar al club en el mundo online, ha asumido la dirección del departamento de marketing.

Además, es la agencia que ya trabaja con Scranton y con otras participadas del fondo, como Juvé & Camps, también patrocinador de La Penya. El Joventut de Badalona cerró 2019-2020 con unos ingresos de 5 millones de euros, un 30% menos de lo presupuestado debido a la Covid-19, y unas pérdidas de 790.000 euros. De cara a 2020-2021, el club espera facturar 6 millones de euros y cerrar el año con superávit de 300.000 euros.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés