Publicidad

El dueño del Tour recupera terreno: factura 227 millones y gana un 19% más en 2021

ASO, la gestora francesa propietaria de otros eventos como el Dakar o La Vuelta, cerró el ejercicio con un beneficio récord de 71,1 millones y recuperó gran parte de la cifra de negocio prepandemia.

Tour de francia 2022

El Tour de Francia acelera para recuperar gran parte del negocio prepandemia. Amaury Sport Organisation (ASO), empresa gestora de la ronda francesa, se ha sobrepuesto con rapidez a todos los inconvenientes de la crisis sanitaria tras cerrar 2021 con una facturación de 227,1 millones de euros, según se reflejan en sus cuentas, a las que ha tenido acceso 2Playbook. A ello se le suma un resultado neto que no dejó de crecer tampoco durante la pandemia y que alcanzó un récord de 71,1 millones tras dispararse un 18,8%.

Es decir, la dueña del Tour de Francia ha recuperado en un solo año la mayoría de los ingresos que perdió a causa de la Covid-19. En 2020, el negocio de la compañía sufrió una gran merma al caer de los 200 millones de euros por primera vez en un lustro. Pasó de los casi 240 millones en 2019 a los 195,5 millones de euros al año siguiente, debido a la cancelación o reprogramación de pruebas, que en su caso fueron de más de medio centenar.

La principal partida que ha impulsado su recuperación es la que recoge los ingresos procedentes de los derechos y la producción de sus eventos, con 217,1 millones de euros, un 17,5% más interanual. De hecho, supone un 95% de la cifra de negocio total del grupo y, lo que es más importante, recuperar prácticamente en su totalidad el peso de este apartado en el negocio total de la compañía. Por su parte, el negocio relativo al merchandising ha experimentado un retroceso del 21% y vuelve a caer por segundo año consecutivo, con apenas 1,3 millones.

ASO ha disparado su beneficio neto un 18,8% hasta los 71,1 millones de euros 

Por el resto de sus servicios, entre los que se incluye la gestión de patrocinios y la logística de eventos y viajes -cuenta con su propia agencia para competidores y aficionados-, ingresó 8,7 millones de euros, lo que supone una ligera caída respecto al año previo y aún muy lejos de las cifras de 2019; entonces, el grupo ingresó 15,5 millones por esta vía.

Asimismo, los gastos de explotación se han incrementado un 10,9%, hasta 152,4 millones, tras la reducción de gasto que se vivió en el ejercicio anterior. En 2019, el grupo destinó hasta 181,7 millones de euros en gastos de explotación. Por su parte, la partida dedicada a salarios repuntó hasta los 14,2 millones de euros, después del ajuste experimentado en 2020 cuando esta disminuyó un 15%. Aun así, el número de empleados ha disminuido un 7% ya que la empresa da trabajo a 254 personas.

El gigante francés de la organización de eventos deportivos aumentó en 2020 hasta cerca de un millón de euros las provisiones para afrontar potenciales riesgos y cargas derivadas de la pandemia. En 2021, ASO las redujo a menos de 600.000 euros. Mientras, los aprovisionamientos se mantuvieron alrededor de los 2,4 millones y se pagaron 5,4 millones en tasas e impuestos.

 

Beneficio del Tour y venta de las Titan World Series

La edición 108º del Tour de Francia, con salida en Brest, obtuvo unos beneficios de alrededor de 12,3 millones de euros, ligeramente superior que el resultado neto alcanzado en la edición de 2020, cuando la carrera de tres semanas se tuvo que celebrar en otoño a causa de la alteración en el calendario provocada por la pandemia. Las cifras son similares a las de La Vuelta que cerró 2021 con unas ganancias récord de 2021 tal y cómo avanzó 2Playbook.

Pese a que se desconoce la cifra de negocio específica que la ronda gala aporta a ASO, se calcula que la facturación de la Grande Bouclé ronda los 100 millones de euros. Sin embargo, de las más de 50 pruebas o eventos restantes que organiza la carrera, los resultados son dispares, aunque la rentabilidad es ligeramente superior a la del ejercicio precedente.

Más allá de su negocio en ciclismo; en el que además del Tour y La Vuelta, cuenta con la gestión total o parcial del Critérium de Dauphiné Libéré, la Arctic Race de Noruega, la Human Race del Reino Unido o del Grand Prix de Frankfurt; gestiona uno de los principales eventos del mundo del motor como es el Dakar. La prueba celebrada en Arabia Saudí obtuvo un beneficio de 1,8 millones de euros.

De esta lista se caen las Titan World Series, que se organizaban junto a RPM-Mktg después de que ASO se deshiciera de su participación y vendiera a la gestora española el 50% de la joint venture que compartían. Por esta operación, la empresa se ha anotado 345.000 euros. La UTE entre la empresa francesa y española sí se mantuvo un año más para la organización de la Maratón y Media Maratón de Barcelona.

Publicidad

Publicidad