Publicidad

LaLiga: 150 millones de negocio comercial, rentabilidad en EEUU y dos restaurantes en Madrid

La gestora del fútbol profesional ha mejorado sus previsiones para la ‘joint venture’ con Relevent, cuyo ebitda ya ronda los seis millones de euros. La escuela de negocios, que ya factura 2,5 millones, también se ha convertido en un negocio rentable.

LaLiga TwentyNines (7)

Hay una slide que a Óscar Mayo siempre le gusta enseñar. Muy visual. Una pirámide de patrocinio con apenas nueve marcas y todas en España, la de 2013-2014, y una muy distinta, con 40 patrocinadores y 13 licenciatarios, que se corresponde a lo que hoy en día es el negocio comercial de LaLiga. “En cinco años hemos triplicado el negocio y en 2021-2022 ya estaremos en torno a los 150 millones de euros”, señala en conversación con 2Playbook el director general ejecutivo de la competición.

Ahora bien, tras esta gran cifra se esconden pequeños detalles de los que Mayo está especialmente satisfecho, sobre todo por el escepticismo que en su momento generaron algunas de sus propuestas, en especial en torno a la ofensiva internacional con oficinas propias y la búsqueda de aliados estratégicos en grandes mercados.

“Estamos muy orgullosos de ver el desarrollo de la joint venture con Relevent en Estados Unidos, porque hubo muchas críticas de que no se cumpliría ese plan de negocio. La satisfacción ahora es venir cuatro años después y poder explicar a los clubes que incluso hemos mejorado nuestras previsiones”, confiesa.

Tanto, que el ebitda proyectado para su brazo comercial en el gigante norteamericano supone dejar ya atrás los números rojos e incluso se ha incrementado en un millón respecto al plan de negocio original, con 5,79 millones de euros. “Vamos a acelerar los planes para las filiales, que este año ya van a aportar un resultado operativo positivo de 11,97 millones de euros; hemos conseguido que sean autosostenibles y generen dividendos”, celebra. Es más, en un año quintuplicarán su rentabilidad, respecto al ebitda de 2,31 millones de 2020-2021.

Mayo contempla que los ingresos de la joint venture en Estados Unidos pasen de 2,4 millones de euros a más de 10 millones, tras la entrada de patrocinadores como los tequilas Camarena, un proyecto de eSports con Verizon o la asociación de imagen con Herbalife. La guinda del trabajo de marca en la región ha sido la firma este año con ESPN para los próximos años, por 175 millones de dólares anuales. Un trabajo que ha animado a las partes a extender a México el radio de acción de la sociedad con Relevent. Ya a finales de 2020 se decidió abrir allí un estudio de contenidos en Guadalajara con una quincena de personas.

El modelo de explotación de Norteamérica se replicó el año pasado en China, esta vez con Mediapro, que ya es el agente internacional de LaLiga en materia audiovisual, y el gigante asiático en comercialización de activos deportivos Super Sports Media. La asociación se firmó por un periodo de quince años y en su primera temporada ya ha cumplido objetivos y genera beneficios.

La consolidación de la visibilidad en los dos grandes mercados de consumo por población ha incrementado la presencia global de LaLiga, que en el último año ha sumado 16 nuevos patrocinadores, entre globales y regionales, y se ha asegurado la continuidad de Banco Santander como title sponsor. Con una pirámide de patrocinio en el que contratos como el de la entidad financiera, Sorare o EA Sports pueden rondar hasta los 20 millones y las alianzas globales llegan a ocho millones de euros, Mayo entiende que el futuro va hacia las alianzas regionales.

“Nos permitiría optimizar los activos y los niveles de inversión”, sostiene, pues no siempre una marca con contrato mundial acaba utilizando los derechos en todos los territorios. Según las cuentas de 2020-2021, LaLiga obtuvo 44,21 millones de euros por patrocinios y licencias en España, apenas un 1,8% más. Destaca América, donde la actividad se disparó un 78%, hasta 32,51 millones de euros, mientras que Asia-Oceanía aportó un 19,7% más, hasta 11,17 millones de euros.

Por el contrario, la batalla en Europa entre grandes competiciones sigue evidenciando la dificultad de este territorio para LaLiga y sus rivales; aun así, logró generar 15,23 millones de euros, con un descenso del 9,6%. En África, los problemas de la pandemia provocaron un retroceso de más del 50%, pasando de 2,3 millones a 884.000 euros. En Oriente Medio y Norte de África también sufrió un duro golpe, pasando de 1,97 millones a sólo 226.000 euros.

Muchos de estos contratos han sido posibles por la agregación de los activos propios de la competición con los de los clubes, como puede ser la U televisiva o los derechos de imagen necesarios para acuerdos de licencia como los que existen con EA Sports, Panini o Sorare. Según las cuentas anuales, LaLiga pagó unos 50 millones a los equipos por la compra de activos como los soportes publicitarios, de manera que se pudieran realizar propuestas globales que maximizaran su valor.

LaLiga entiende que el futuro del patrocinio se dirige hacia las alianzas regionales

En paralelo, la gestora presidida por Javier Tebas ha ido desarrollando productos propios que no dependen tanto de la actividad deportiva. Un ejemplo claro es la alianza con Port Aventura para invertir 150 millones en un parque temático del fútbol español, y cuya primera fase se inaugurará a finales de este año. También está la marca de restaurantes TwentyNine’s, con la que ya se están desarrollando varios proyectos en Egipto y para la que hay un plan de expansión con el grupo turístico Barceló en Oriente Próximo y norte de África.

Mayo avanza que existen negociaciones muy bien encaminadas para que se abran dos establecimientos en Madrid durante 2022, después de haber paralizado la apertura de Barcelona tras el impacto que ha tenido la pandemia de la Covid-19 en la llegada de turistas a la capital catalana.

Otro de los proyectos relevantes que arrancarán este año en España es el del macrocomplejo conjunto con la NBA que explotará T3N Sports tras una inversión de más de 30 millones de euros. El centro empezará a operar ya en 2022, y los promotores tienen un plan para adaptar el formato en Valencia y distintas ciudades de todo el mundo en los próximos años, tal y como avanzó 2Playbook.

Esta iniciativa se enmarca ahora bajo el paraguas de LaLiga Grassroots, que engloba todos los proyectos deportivos de la competición. “Nos permiten generar marca, pero también negocio”, asegura Mayo. En las últimas seis temporadas LaLiga ha movilizado a cerca de 750 entrenadores españoles, logrando formar a más de 20.000 técnicos y 175.000 jugadores en los más de 400 proyectos que ha llevado a cabo en 38 países.

El plan contempla que esta división genere más de dos millones de euros en ingresos en su primer año de actividad, algo que ya ha logrado LaLiga Business School, que en tres años ya se ha convertido en una unidad de negocio rentable. “Ese es nuestro objetivo, cuantos más recursos generemos, más llegará a los clubes”, concluye el ejecutivo.

Publicidad

Publicidad