Publicidad

NFL: guía práctica sobre cómo levantar un negocio audiovisual de 10.000 millones de dólares al año

La liga de fútbol americano encara estas semanas las negociaciones por el nuevo ciclo televisivo. Los derechos se repartirán entre Espn, NBC, Fox, CBS y Amazon, con aumentos interanuales que van del 30% hasta más del doble de lo que venían pagando.

nfl camara 2019

Si el fútbol es el deporte rey en medio mundo, el fútbol americano es su hermano gemelo en Estados Unidos. Nadie puede superarle en términos audiovisuales. La NFL había marcado 2021 como un año clave para su futuro, y ni siquiera una pandemia global ha podido detener sus propósitos. El principal: renovar los acuerdos con los broadcasters, un objetivo que la competición está a un paso de cerrar con sobresaliente. En el nuevo ciclo televisivo, la liga se embolsará en torno a 10.000 millones de dólares anuales (8.420 millones de euros).

Las negociaciones de la NFL por sus derechos audiovisuales son distintas a las de otras grandes ligas norteamericanas. La NBA, por ejemplo, negocia todo el paquete de forma simultánea; es decir, todos los operadores empiezan y acaban el mismo año su contrato. La liga de fútbol americano, sin embargo, tiene contrato con Espn y Amazon hasta 2021 y con Fox, NBC y CBS hasta 2022.

La puja comenzó meses antes de acabar la temporada y las primeras aproximaciones incluyeron incluso a Netflix, que finalmente abandonó la carrera. También Facebook descartó hacerse con un lote de partidos, en parte porque antes de la pandemia ya había redefinido su estrategia audiovisual para desinvertir en retransmisiones en directo, pero también por el fuerte incremento que iba a experimentar su valor en el caso de la NFL.

Los analistas estadounidenses estiman que la televisión aportaba más de la mitad de la facturación del campeonato, que en el año antes de la pandemia superó los 15.000 millones de dólares (12.630 millones de euros). De confirmarse los nuevos acuerdos con los principales operadores, su negocio audiovisual aumentaría entre un 40% y un 50% interanual. Todo ello, en los años de la Covid-19.

La NFL es la competición deportiva más vista de EEUU y la Super Bowl el evento más visto cada año

¿Cómo se repartirá la nueva tarta económica y de partidos a partir de 2021-2022? Espn mantendrá la exclusividad de los partidos de los lunes, uno de los principales lotes junto a los de los domingos. Se estima que la cadena, propiedad de Disney, incrementará los pagos en torno a un 30% anual, hasta 2.600 millones de dólares por temporada (2.182 millones de euros), según avanzó Sports Business Journal.

“Tenemos una larga relación con la NFL y cualquier acuerdo debe acreditar valor para nuestros accionistas y tener un componente de entretenimiento”, destacó Bob Chapek, consejero delegado de Disney en las negociaciones.

Junto a los encuentros del lunes, el canal deportivo también podrá ofrecer otros partidos en spots donde otros operadores no tengan paquetes exclusivos. Esos espacios no incluyen sábado y viernes, dedicado al fútbol americano universitario, ni martes ni miércoles, donde no hay partidos tampoco. Las negociaciones entre la NFL y el gigante del entretenimiento son las últimas que queda por desencallar antes de poder oficializar el nuevo ciclo de contratos.

Espn, sin embargo, ha salido vencedora de esta nueva tanda de negociaciones, ya que NBC, CBS y Fox pagarán casi el doble tras sus respectivas renovaciones. Cada una pasará a desembolsar en torno a 2.000 millones de dólares por temporada (1.680 millones de euros). Este mayor incremento se debe, principalmente, al valor de los partidos del domingo, que se reparten entre las tres.

NBC, CBS y Fox pagarán casi el doble en el nuevo ciclo audiovisual

CBS y Fox mantendrán la cobertura del domingo por la tarde, mientras que NBC se asegura la exclusividad del principal encuentro de la noche. Hasta ahora, cada una de las emisoras pagaba la mitad que Espn por su paquete del lunes, a pesar de que el grueso de la audiencia se concentra en el domingo.

El Sunday Night Football supera en un 50% de audiencia al Monday Night Football, según los datos de Nielsen. No sólo eso, sino que NBC también tenía el derecho de robar partidos entre semana al resto de operadores en temporada regular y de flexibilizar los horarios. Por ahora se desconoce si esa parte del contrato también se mantendrá con el incremento en la factura que tendrá que afrontar a partir de 2022.

Pero la jugada maestra de la NFL no ha sido garantizar un notable incremento en los ingresos a través de la televisión convencional. Amazon se ha convertido en el gran agitador de las negociaciones, poniendo sobre la mesa 1.000 millones de dólares por temporada para hacerse con la exclusiva de los partidos de los jueves y otros paquetes de derechos compartidos, según The Wall Street Journal.

El efecto Amazon tiene tres consecuencias. La primera, por primera vez en la historia la NFL desaparecerá de la televisión lineal durante un día a la semana. La segunda, las métricas de audiencia tendrán que terminar de ajustarse a la nueva realidad, ya que hasta ahora sólo miden la TV convencional. Y la tercera, la entrada de Amazon abre la puerta a un nuevo modelo de relación en las líneas audiovisual y comercial, muy ligado al big data.

Amazon se ha convertido en el gran agitador del panorama audiovisual del deporte estadounidense

Adam Silver, comisionado de la NBA, analizó en un encuentro virtual de Sportico el impacto del gigante del ecommerce en la batalla por los derechos audiovisuales de las ligas estadounidenses: “En un contexto de audiencias a la baja en la televisión tradicional, y en el que los derechos podrían perder valor económico, que Amazon invierta es clave no sólo para volver a elevar su precio, sino porque su valor es mucho mayor en otros ámbitos, ya que tiene al alcance los datos de los consumidores; aunque Amazon pagara menos por los derechos, el retorno seguiría compensando”.

En el caso de la NFL, Amazon únicamente pagaba 75 millones de dólares por año por ofrecer algunos de los partidos del jueves de forma no exclusiva. De concretarse los 1.000 millones, sería la mayor inversión del gigante en la historia dentro del ámbito deportivo.

Otra muestra de la importancia estratégica que puede alcanzar son los últimos datos de audiencia de la Super Bowl. El partido por el título de 2021 registró la peor cifra de audiencia desde 2007, con 96,4 millones de espectadores totales. Las visualizaciones en las plataformas digitales, sin embargo, registraron 5,7 millones de espectadores por minuto, el mejor dato de la historia. 

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés