Publicidad

Basic-Fit: los analistas apuntan a pérdidas de 160 millones en 2021 y vuelta a beneficios en 2022

Los expertos que siguen a la cadena de gimnasios pronostican unas ventas mínimas de 300 millones en 2021 y de 659 millones en 2022. La previsión más optimista sitúa el volumen de negocio en 420 millones euros este año y en casi 800 millones el próximo.

Basic-Fit

Basic-Fit recuperará este año el volumen de ingresos de 2018. Así lo apuntan las previsiones más optimistas realizadas por los analistas financieros consultados por la compañía, que esperan un volumen de ventas en 2021 de 420 millones de euros. Eso en el mejor de los casos, ya que la media de los expertos sitúa la facturación de la empresa holandesa en 350,7 millones. La previsión más agorera ubica el nivel de ventas para este año en 303 millones de euros.

Es decir, en el peor de los casos, la compañía cerrará 2021 con una facturación inferior a la que registró en 2017. Así lo indican las previsiones realizadas por hasta diez brokers, que aseguran que en cualquier escenario la empresa volverá a perder dinero. De media, se prevé una pérdida de 162,7 millones, aunque el analista más pesimista augura unos números rojos en 224 millones, por los 104,6 millones en pérdidas a los que apunta el experto más optimista.

Pero, ¿cómo cerró Basic-Fit la primera mitad del año? Con un resultado neto negativo de 125,6 millones de euros y unas ventas de sólo 53 millones de euros. El motivo es que la compañía sólo pudo abrir sus centros en España y Luxemburgo, sus dos mercados menos relevantes. En Francia y Bélgica mantuvo los clubes cerrados desde otoño del año pasado hasta la segunda semana de junio, mientras que en Holanda pudo abrir hacia finales de mayo.

Aunque con restricciones de aforo, se espera que Basic-Fit pueda operar con relativa normalidad durante el segundo semestre, y la compañía confía la remontada en esa continuidad de las operaciones. “En cuestión de varias semanas recuperamos a los miembros que perdimos durante los cinco meses que nuestros clubes estuvieron cerrados este año”, indicó la dirección de la empresa el pasado julio. Esas previsiones se apoyan en una realidad: se cerró junio con 250.000 clientes más que en mayo y un total de 2,01 millones. Los analistas prevén que la empresa cierre el año con 2,4 millones de socios.

La evolución del negocio de Basic-Fit en 2022 será muy distinta a la de 2021 y, según los pronósticos de los expertos, se recuperará con holgura hasta alcanzar niveles récord de facturación. La media de los análisis apunta a unos ingresos de 723,5 millones de euros el próximo ejercicio y un beneficio de 3,3 millones, con 1.174 clubes operativos y 3,3 millones de abonados.

La predicción más agorera sitúa la vuelta a la rentabilidad de Basic-Fit en 2,9 millones de euros, por los 3,6 millones previstos por el experto más optimista. El más pesimista sitúa el nivel de ingresos en 659 millones, un 27,9% más que en 2019, antes de la pandemia, por lo que el escenario contemplado para el próximo año es la vuelta a la normalidad del sector del fitness, aderezado por los planes de expansión de Basic-Fit y un fuerte regreso de los abonados a los clubes.

La cadena cerró el primer semestre de 2021 con 973 gimnasios abiertos, y sus planes pasan por cerrar 2022 con 1.250 clubes operativos; para lograrlo, ha captado 304 millones de euros, que han reforzado su posición de caja hasta casi 500 millones. La hoja de ruta anunciada por Basic-Fit supera las perspectivas más halagüeñas: uno de los analistas confía en que la cadena podría cerrar el próximo año con 1.220 locales y 3,69 millones de clientes.

No se establecen previsiones de negocio por territorios, pero Basic-Fit ha anunciado que Francia continuará jugando un papel protagonista en sus planes de expansión, en los que España también jurará un rol activo. En este país prevé contar con 250 gimnasios a largo plazo, por lo que, de cumplir sus planes, sería la mayor ofensiva de la cadena holandesa en este territorio. No hay ningún operador que tenga tanta presencia en el país, ni siquiera la cadena de estudios boutique Brooklyn Fitboxing, que apuesta por clubes franquiciados y de menor tamaño. Este player cerró 2020 con 133 gimnasios en España.

Hasta junio de este año, la empresa contaba con 492 instalaciones en Francia; 216 en Holanda; 205 en Bélgica; 50 en España, y 10 en Luxemburgo. La región del Benelux aportó unas ventas de 25,1 millones de euros, un 73% menos que en el año anterior, mientras que en Francia y España se movió un negocio de 27,9 millones, un 69% inferior al mismo periodo de 2020.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés