Publicidad

DiR ha incorporado gimnasios independientes a su red de franquiciados.

DiR crece en Barcelona con una apertura y cuatro gimnasios más en el radar

El club Motiva’t Sant Quirze se ha integrado en la red BDiR como franquicia, lo que eleva a 67 el número de instalaciones que opera el grupo catalán de gimnasios a través de sus distintas marcas.

DiR pisa el acelerador en Barcelona apoyándose en las franquicias.  La cadena catalana de gimnasios ha anunciado la integración de un centro independiente a su red. Se trata del Motiva’t Sant Quirze, que se ha incorporado a la cadena BDiR como franquicia, lo que ha elevado a 67 el número de instalaciones que opera la compañía a través de su marca original DiR, BDiR, YogaOne y Jambox.

La cadena ya ha realizado el rebranding y ha incorporado el software de gestión de DiR, así como sus clases dirigidas. El club se inauguró en 2013 y cuenta con más de 1.000 metros cuadrados repartidos entre una sala de fitness, otra para actividades dirigidas, un espacio de cycling, vestuarios y zona social. Este acuerdo con el franquiciado permitirá a los socios de la cadena acceder al resto de clubes del grupo catalán a precios reducidos.

DiR llevará a cabo cuatro reconversiones más de centros independientes que pasarán a ser franquiciados de la compañía en los próximos meses. Se trata de DiR Metasports Polinyà, BDiR Parets, DiR Palau-Solità i Plegamans, todos ellos ubicados en el Vallès Occidental (Barcelona) y BDiR Figueres, que le permitirá ganar presencia en la provincia de Girona, donde opera una franquicia YogaOne.

Sílvia Canela, directora de expansión del Grupo DiR, considera que es imprescindible que exista una confluencia de dos factores principales para integrar centros independientes en la compañía. “Contar, por un lado, con instalaciones que permitan ofrecer la diversidad y la calidad de la oferta característica de DiR tanto en cuanto a servicios como actividades dirigidas, y por otro, con una filosofía y valores que coincidan con los de la marca”.

De este modo, la cadena acelera su expansión en el sector del fitness mediante integraciones, una fórmula que empezó a explotar en 2018. En los últimos años, ha incorporado a su red varias instalaciones, como DiR Paradise Mataró, DiR Gimbe Manresa, BDiR Lleida y BDir Putxet, todos ellos reconvertidos.

DiR cerró 2019 en beneficios y con unos ingresos de 50,3 millones de euros, lo que supuso un incremento del 7,4% de la facturación respecto al año anterior. La compañía opera con su marca original de centros de gran tamaño y con YogaOne, BDiR y Jambox, las tres cadenas de franquicias que ha lanzado en los últimos años.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés