Los gimnasios españoles facturaron un 3,5% más en el año previo a la Covid-19

La facturación media anual de cada centro deportivo de gestión privada en España fue de 1,15 millones de euros en 2019, un importe que caerá en 2020 debido a los cierres temporales de instalaciones por la pandemia.

deporte femenino fitness

La industria española del fitness se las ingenia para mitigar el impacto de la Covid-19 y mira a 2022 con el anhelo de recuperar el negocio que generaba en 2019. En ese ejercicio, los gestores de instalaciones deportivas privadas facturaron 1,15 millones de euros de media por centro, un 3,5% más que el año anterior. Lo hicieron pese a que la media de clientes por establecimiento cayó en el año previo a la crisis. ¿El motivo? Cada abonado gastó más en su tarifa mensual que en 2018.

Así se desprende del informe Situación de mercado de las instalaciones deportivas españolas, elaborado por la consultora MAS con el apoyo de la Universidad de Alcalá. El estudio atribuye el incremento de la facturación media a “que los datos macroeconómicos de 2018 a 2019 mejoraron en España y al hecho de que una buena parte de instalaciones deportivas decidieran incrementar lentamente” las cuotas. 

Mientras que el precio medio por abonado se elevó un 16,6% interanual, hasta 33,1 euros por mes (IVA aparte), el ingreso medio lo hizo un 16,2%, hasta 41,6 euros. La brecha entre cuota y el ingreso está en la contratación de servicios no incluidos en la tarifa base, como puede ser el entrenamiento personal, el servicio de nutrición o fisioterapia, o incluso el gasto asociado a la cafetería o el restaurante del centro.

El alza del gasto de fitness permitió que las instalaciones facturaran más, aunque el informe advierte que la media mensual de abonados cayó un 10,9% respecto al año anterior. En un año, los gimnasios han pasado de tener 2.594 a 2.311 abonados de media, y de 3.266 a 2.711 personas apuntadas. El motivo por el que el número de usuarios es mayor al de abonados es porque es habitual que las cadenas comercialicen abonos familiares o de pareja, de modo que por cada inscrito pueden acudir al club más de dos personas.

“Actualmente está aumentando el número de instalaciones deportivas en España, y eso hace que la demanda se reparta entre más instalaciones; por eso cae el número de clientes por centro”, ha explicado José Antonio Santacruz, doctor de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y autor del informe.

Del informe, cuya muestra está formada por 382 instalaciones deportivas, se desprenden distintas tasas de abandono según la tipología de gimnasios: low cost, municipales de gestión privada y del segmento medio y premium. Por ejemplo, los centros privados con tarifas bajas registraron una tasa de abandono del 10,3%, por encima del 7,5% de media a nivel mundial, según la información facilitada por Ihrsa.

Por debajo de esta tasa de abandono están los centros municipales de gestión indirecta y los clubes privados del segmento medio y alto, que registraron un índice del 5,5%. Eso sí, los clubes que más clientes captan mes a mes son los de valor por precio, puesto que de media registraron 328 altas mensuales, por las 262 del segmento concesional y las 102 inscripciones del resto.

Los gimnasios españoles cerraron 2019 con una media de abonados inferior a la de 2018, pero con un promedio de gasto mayor

También hay diferencias en la media de edad, que en los centros de este segmento se sitúa en 40 años, mientras que en los centros de bajo coste baja a 34 años, lo que demuestra que los clubes más económicos y que no suelen ofertar abonos familiares tienden a captar público joven.  Sin ir más lejos, la cuota media por abonado en un low cost se sitúa en 22,1 euros al mes, un importe que se eleva a 23,1 euros si se tienen en cuenta servicios no incluidos en la cuota, como el entrenamiento personal. El informe aclara que el ingreso promedio de este tipo de instalaciones a lo largo de un año es de 789.313 euros, una facturación que en los gimnasios privados se eleva a 2,79 millones de euros.

El motivo es que en estos centros la cuota media asciende a 54,3 euros, mientras que el ingreso se eleva a 67,5 euros mensuales. A medio camino entre un modelo y otro está el concesional, con una tarifa media de 32,02 euros y 38,21 euros de ingreso medio. Eso sí, en este segmento la cuota media por usuario cae a 22,9 euros, mientras que el ingreso medio se por asistente se sitúa en 27,3 euros. Ese gap entre el negocio generado por cada abonado y usuario es mayor que en el resto de segmentos, ya que el concesional es el modelo que más público familiar atrae a sus centros. 

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter 2P

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés