Publicidad

Las instalaciones deportivas rompen el techo de 3.000 millones en ingresos a costa del margen

Las compañías que gestionan este tipo de complejos, desde gimnasios a grandes centros o clubes de tenis o golf, facturaron un 4% más en 2018, hasta 3.119,3 millones de euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Interior de una instalación deportiva.

La industria del fitness y los clubes sociales es una de las que más ha crecido en los últimos años. Pocas personas no tienen a alguien de su círculo de confianza apuntado a un gimnasio o a un gran centro deportivo, y las magnitudes económicas también lo refrendan. Los ingresos de las compañías de gimnasios y gestoras de instalaciones deportivas facturaron un 4,1% más en 2018, encadenaron tres años consecutivos al alza y rebasaron por primera vez los 3.000 millones de euros. En concreto, fueron 3.119,3 millones de euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Un aspecto positivo de los últimos datos hechos públicos este año es el regreso de las cadenas de fitness al crecimiento, hasta 682,24 millones de euros. Un ejercicio antes, en 2017, las ventas de las empresas de este segmento se dejaron más de ocho millones de euros de facturación, que los expertos atribuyen a la presión a la baja del modelo low cost, que a su vez ha permitido ensanchar la base de practicantes.

En cuanto a los gestores, su avance se moderó en dos puntos, del 6% al 4%, pero en tres años ha engordado su cifra de negocio en casi 250 millones de euros, hasta 2.437 millones. Además, ha recuperado tejido empresarial, y las casi 1.000 compañías que perdió en 2017 se recuperaron en 2018. En el segmento de los gimnasios, donde cada vez hay más autoempleo mediante franquicia, se ha pasado de 8.466 a 10.476 mercantiles en el periodo analizado.

Las compañías de gimnasios y gestoras de instalaciones deportivas facturaron un 4,1% más en 2018, hasta 3.119,3 millones de euros

El rápido crecimiento de este segmento, volcado en el fomento de la actividad física, se ha producido a base de elevadas inversiones en nuevos complejos. Los gestores de las grandes instalaciones son los que más recursos han destinado a nuevos proyectos, pese a que en 2018 moderaron la cuantía destinada a este fin. En concreto, bajó un 2,4%, hasta 543,32 millones, si bien son casi 250 millones más que en 2016.

Los gimnasios, que requieren de una inversión mucho más baja, destinaron únicamente 38,9 millones de euros, menos de la mitad que los 90 millones de media de 2016 y 2017. Se desconocen las razones, aunque coinciden con un ejercicio en el que las principales cadenas de bajo coste frenaron sus elevados ritmos de expansión para digerir las operaciones realizadas desde 2015. El gasto en nóminas subió un 3,7%, hasta 1.268,1 millones de euros.

En términos de personal, las estadísticas del INE revelan que los gestores de instalaciones deportivas como GO fit o BeOne son unos mayores generadores de empleo, con 57.240 personas en 2018, frente a las 29.357 de los gimnasios. En total, todas estas compañías aumentaron la fuerza laboral en un 8,6%, hasta 86.597 personas.

Pese al crecimiento del negocio, los datos del INE revelan una reducción del excedente bruto de explotación, que cayó un 3,2% entre 2017 y 2018, hasta 1.800 millones de euros. Los clubes deportivos aportaron el grueso de este margen, con 559 millones, si bien son 170 millones de euros menos que en el ejercicio anterior. El fitness, por su parte, ya genera un mayor excedente que el generado por los retailers deportivos.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés