Publicidad

La factura Covid-19 a la economía española: el deporte dejará de aportar hasta 5.280 millones al PIB

La industria deportiva generará un 18,4% menos al PIB español de lo que hubiera aportado de no ser por la pandemia. En términos laborales, en el peor escenario se destruirán 84.134 empleos directos e indirectos.

escalada

La Comisión Europea (CE) pone cifras al impacto económico de la Covid-19 en España, y sus previsiones no son nada alentadoras. La industria del deporte podría dejar de aportar 5.280,3 millones de euros a la economía española por la pandemia. En el escenario más pesimista, que la Bruselas admite que es el más probable, el deporte español aportará un 18,4% menos al Producto Interior Bruto (PIB) respecto a los 28.657 millones de euros con los que podría haber contribuido de no ser por el virus. Teniendo en cuenta únicamente el impacto directivo en el PIB, la industria dejará de construir al PIB con 3.491 millones de euros.

Así lo recoge la Comisión Europea en el informe Mapa del impacto económico de la Covid-10 en el sector deportivo en la UE, en el que define un escenario de referencia, que recoge la situación del sector si la Covid-19 no se hubiera dado, y tres escenarios más en función de cómo está afectado la pandemia al Viejo Continente: el optimista y más improbable, el intermedio y el pesimista, que la comisión apunta a que es el más factible dada la evolución de la pandemia.

La caída del 18,4% es prácticamente idéntica al descenso del 18,5% del PIB español en el segundo trimestre, según los datos facilitados por Indescat. Esta caída fue del 14,9% en el PIB de la Eurozona, lo que demuestra que la situación económica en España ha empeorado a mayor ritmo que la de sus socios europeos.

Para extraer las conclusiones, Bruselas ha realizado una encuesta a 148 organizaciones europeas entre el 19 de agosto y el 8 de septiembre. De esas entidades, más de la mitad son entes deportivos y una cuarta parte son empresas cuya actividad está relacionada con el deporte.

Es decir, el informe recoge el impacto de la Covid-19 en las entidades deportivas core, entre las que están los clubes e instalaciones deportivas, pero también se apoya en otras dos definiciones de industria deportiva: la estricta, en la que también figuran los retailers, los fabricantes de equipamiento y sectores vinculados a la educación deportiva, y la amplia, en la que a los ámbitos anteriores se suman los proveedores de materias primas para fabricar artículos deportivos y otros sectores vinculados, como el turismo activo y las apuestas.

En otras palabras, la definición de deporte que usa el estudio es la que creó la Comisión Europea en Vilna en 2007, y recoge el grupo de “actividades deportivas” de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (Cnae, definición estadística), los bienes y servicios necesarios para la práctica del deporte (definición estricta), por ejemplo, “fabricación de artículos deportivos”, y aquellos otros que tienen una relación directa o indirecta con la actividad deportiva, pero no son necesarios para dicha práctica, por ejemplo, las apuestas y el turismo, entre otros.

Conforme a esta definición, la Comisión asegura que “el confinamiento, entre otras medidas restrictivas para frenar el avance de la pandemia probablemente tendrán un impacto considerable en el sector deportivo en su conjunto; afecta a organizadores, federaciones, clubes profesionales, atletas, clubes deportivos de base, entrenadores y otras organizaciones”. En España, uno de los países más azotados por la pandemia, la UE prevé que se cumpla el escenario menos alentador, pero, ¿en qué se traduce?

En el peor de los casos, los clubes e instalaciones deportivas aportarán cerca de 1.275,7 millones de euros al PIB español, es decir, 641 millones menos de lo que habrían aportado en un año sin pandemia, un 33,5% menos. Si se tiene en cuenta el negocio generado por los retailers y fabricantes deportivos, la contribución del deporte a la riqueza española sería de 14.472 millones de euros, un 15% menos. Contabilizando otros sectores vinculados al deporte, como el de las apuestas, la aportación al PIB es 23.377 millones de euros en el escenario pesimista, un 18,4% menos, o lo que es lo mismo, 5.280,3 millones de euros menos.  

El transporte por carretera, los servicios deportivos y las apuestas, los sectores más afectados en términos de empleo

En el escenario más negativo posible, el sector de los clubes e instalaciones deportivas perderán 13.233 trabajadores como consecuencia de la crisis provocada por la Covid-19, que podría suponer el cierre de gimnasios, complejos y clubes. Es decir, este segmento adelgazará su estructura un 39,8% en el peor de los casos. Teniendo en cuenta las plantillas de los retailers y fabricantes deportivos, se espera que el sector tenga 169.114 trabajadores, un 19,6% menos de lo que tendría de no ser por esta crisis.

Teniendo en cuenta la definición amplia de deporte, esta industria contará con 368.852 empleados en España, un 18,6% menos de lo previsto si no hubiera habido pandemia. Es decir, se destruirán 84.134 empleos directos e indirectos. ¿Los sectores más castigados? El transporte vía terrestre, los servicios deportivos y el sector de las apuestas, según refleja el informe.

Las cifras tampoco son alentadoras en el mejor de los escenarios, pues se prevé una pérdida de 71.148 empleos en el conjunto del sector deportivo; es decir, un 15,7% de la fuerza laboral perderá su trabajo en el escenario más optimista. Teniendo en cuenta únicamente los gimnasios y clubes deportivos, 10.416 trabajadores perderán su trabajo, lo que corresponde al 31,4% de los empleados de este ámbito. Sumando los empleados de los fabricantes y tiendas deportivas, el empleo se reducirá un 17,1%, con 35.924 trabajadores menos.  

La Comisión Europea advierte que España está entre los países que del continente donde más economía genera el sector deportivo, lo que “sugiere que ha tenido una caída más sustancial”, junto con Francia, Italia, Austria y, especialmente, Alemania. De hecho, teniendo en cuenta los 27 países de la Unión Europea y Reino Unido, se espera que la caída de la aportación del deporte en el PIB sea del 15,7%, un porcentaje inferior a la caída esperada en España (18,4%), Reino Unido (21%), Italia (16,2%) o Austria (18,5%).  

La Comisión Europea anticipa que la Covid-19 se comerá 57.000 millones en la industria del deporte en Europa

El informe, publicado por el grupo de trabajo para educación, juventud, cultura y deporte, también estima que se destruirá un millón de empleos vinculados al sector deportivo. El mayor golpe lo recibirán los sectores logísticos y de retail. Se estima que en el escenario más pesimista el sector deje de genera unos 56.930 millones de euros al PIB. La cifra equivale al 15,7% del total del sector, que de no haber afrontado los efectos de la pandemia habría cerrado el año con un volumen de negocio agregado de 363.390 millones de euros entre los 28 países de la UE, un 30% más que hace ocho años, según datos del organismo comunitario a los que ha tenido acceso 2Playbook.

 

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés