Publicidad

El deporte español, en el limbo audiovisual: sin dinero del CSD ni músculo para pagar la producción

El Gobierno se ha comprometido a abonar 3 millones de euros para costear las emisiones de las federaciones, pero ese dinero no ha llegado a tiempo para el arranque de 2020-2021. LaLiga sigue abierta a incluir las retransmisiones de estos organismos.

camara

P. López / M. Menchén / J. Izquierdo

Las federaciones deportivas afrontan su año más complicado por la Covid-19. En una temporada que debía ser de impulso al calor de los Juegos Olímpicos de Tokio, el parón de las competiciones ha puesto en peligro su solvencia. Las federaciones fían su optimismo al negocio audiovisual, es decir, a la venta de sus derechos de televisión y, tras varias temporadas en que la OTT LaLigaSports ha sido su ventana al mundo, este generador de visibilidad e ingresos está en el aire.

La cronología de los acontecimientos se remonta al 30 de enero de 2019, cuando el Gobierno aprobó un anteproyecto de Ley del Deporte que impedía que las competiciones pudieran adquirir los derechos audiovisuales de otro deporte. En la práctica, ese artículo impedía a LaLiga seguir firmando acuerdos audiovisuales con las federaciones, a las que daba visibilidad en su OTT a cambio de una inversión que en 2020 se ha elevado a 3,3 millones de euros.

El sector deportivo presentó un centenar de enmiendas al anteproyecto, pero las críticas se centraron en esta limitación, ya que esos recursos permitían a las federaciones pagar parte de la producción audiovisual y tener visibilidad para convencer a patrocinadores y a aficionados para apoyar su deporte. La nueva convocatoria de elecciones y la Covid-19 dejó el anteproyecto en stand-by, pero ese veto se intentó aplicar a través de los Pactos de Viana, firmados entre LaLiga, la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) y el Consejo Superior de Deportes (CSD).

El motivo es que de esos pactos surgió la Fundación España Deporte Global, aún en proceso de constitución, y que se financiará con el apoyo económico de LaLiga. Si el organismo venía aportando 25 millones de euros al año a las federaciones por el 1% de la recaudación por la venta de sus derechos audiovisuales, la entidad se comprometió a doblar esta cantidad, para un total de 50 millones anuales a repartir entre las federaciones. Era la contraprestación para no poner problemas a que la temporada pudiera finalizar.

De ahí que LaLiga haya decidido dejar de abonar los más de 3 millones de euros que hasta ahora venía repartiendo entre las federaciones que cedían sus derechos audiovisuales de manera no exclusiva a su OTT. Y de ahí que en los presupuestos de 2021 que ha presentado el CSD se incluya una partida de 3 millones de euros a repartir entre las federaciones en 2021, según ha podido saber 2Playbook.

El problema es que la llegada de esos fondos está sujeta a la aprobación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado, que fase de tramitación parlamentaria. Además, la fundación está en proceso de creación, sorteando trámites que podrían demorar el proceso varios meses más; de ahí que algunas federaciones reconocen sentirse en el limbo y sin capacidad para asumir la inversión que les dé visibilidad. Apagón mediático en un momento de estadios cerrados.  

“Entendemos que cubrirán lo que LaLiga podría dejar de aportar, pero no sabemos cómo se repartirá”, explican desde una de las federaciones con mayor número de licencias de España. Fuentes del sector señalan que hay informes jurídicos que dejan claro que LaLiga podrá seguir firmando acuerdos anuales con las federaciones, ya que hoy es la única alternativa realista. “Querían llevarla a la web de Teledeporte, pero el problema es que esa opción no facilitaría tantos datos de la audiencia como la OTT de LaLiga”, señalan.

José Hidalgo, presidente de la Asociación del Deporte Español (Adesp), organismo que aglutina a más de sesenta federaciones españolas y vela por sus derechos, asegura que esta es una cuestión relevante. “Ahora tenemos datos que antes no teníamos y LaLiga tiene la vocación de poder seguir ofreciendo a las federaciones el activo de su OTT, que es un activo que va más allá de lo económico, como es el uso del dato, que va a ser fundamental, el manejo de la audiencia y con quién interactúa cada deporte”, detalla.

“De momento no sabemos cómo lo hará el CSD, aunque supongo que lanzará una convocatoria de subvenciones y cada federación justificará cuánto dinero necesita para costear su producción audiovisual; habrá que repartir el dinero entre todas las interesadas”, afirman desde una de las federaciones. Hasta ahora, LaLigaSportsTV repartía los recursos basándose en un algoritmo que medía la cantidad de emisiones en directo, su demanda, la calidad y, en definitiva, su rendimiento, lo que permitía a las federaciones estimar cuánto dinero iban a recibir.

El CSD ha mantenido reuniones telemáticas con las federaciones durante los últimos meses y ha procurado disipar dudas y aclarar malentendidos. Son varios los organismos federativos que apuntan a que el Gobierno, a través de la Fundación, quería asumir los derechos de televisión de todas las federaciones, lo que creó cierto alarmismo entre los presidentes.

Desde la Federación de Petanca admiten que, en un principio, el CSD quería crear su propia OTT a través de la Fundación, una idea que por el momento no ha prosperado por la dificultad que supone crear una plataforma. De hecho, LaLiga propuso traspasar su OTT, en la quye ha invertido más de 12,5 millones de euros desde 2016, pero tras poner una cantidad sobre la mesa el CSD se echó atrás. Nada de sabe del proyecto de OTT que en 2019 anunció la Rfef y el Comité Olímpico Español (COE). “Puede ser una realidad en menos de un año”, aseguró Rubiales.

El CSD creará una Fundación para comercializar de manera conjunta los derechos audiovisuales de las federaciones que cedan este activo

De ahí que ahora el objetivo sea que la fundación comercialice los derechos de manera conjunta, escuchando ofertas de distintos operadores, y con la creencia de que la agregación de contenidos eleve el valor de las retransmisiones. A mayor número de federaciones cediendo sus derechos, más capacidad de negociación y de firmar mejores acuerdos.

“Quieren centralizar para ganar; nunca he percibido que el CSD tuviera la intención de quedarse con los derechos per se o que este activo fuera de su propiedad, porque lo cierto es que son de las federaciones”, asegura Hidalgo. El artículo 26 del modificado Real Decreto-Ley 5/2015 a raíz de los Pactos de Viana arroja algo de claridad al respecto, al asegurar que la Fundación será la encargada de la “gestión y comercialización de los derechos audiovisuales de las federaciones deportivas cuando no quieran asumirlos por sí mismas”. Es decir: los derechos son de las federaciones, y la entidad pública sólo podrá explotar los de las federaciones que así lo decidan.

En cualquier caso, el CSD no podrá gestionar dichos derechos porque no tiene atribuciones ni competencias para ello; de ahí que sea necesaria la creación de una fundación. El problema para las federaciones es que la constitución de este organismo público, controlado por el CSD, requiere tiempo y, mientras que algunas federaciones, como la FEB, sí que tienen músculo para costear sus retransmisiones, otras no. Además, la de baloncesto es la única federación con un acuerdo multianual con LaLigaSportsTV y mayor capacidad de ingresos al ser uno de los deportes con más federados, lo que le permite tener más músculo para garantizar sus emisiones.

¿Qué harán las federaciones? “Lo que me transmiten es que han construido su proyecto audiovisual con LaLiga y a medio plazo quieren seguir avanzando en ese camino, pero también con otros actores”, explica Hidalgo. Es un modelo que LaLiga ve con buenos ojos, pues en los últimos años ha dado vía libre a las federaciones para emitir sus competiciones en otras plataformas, como los canales locales o autonómicos o corporativos. Eso sí, asumiendo que eso les resta puntos en la distribución del dinero.

“Si la Fundación se constituye, lo veo como algo complementario y no competidor; antes solo podíamos recurrir a Teledeporte, y ahora podemos elegir entre varios actores que han llegado al ecosistema audiovisual; ahora las federaciones sí tienen consciencia de que pueden explotar su potencial televisivo”, añade Hidalgo, que considera que la Fundación España Deporte Global nacerá con la aspiración de ayudas a las federaciones.

En esa dirección apunta el Real Decreto-Ley 5/2015, que señala que falta de generación de ingresos de la actividad deportiva por la pandemia “requiere adoptar medidas para garantizar la sostenibilidad de las federaciones deportivas, siendo fundamental para ello la puesta en marcha de la referida Fundación”.

LaLigaSports, un proyecto en el que LaLiga ha invertido 12,5 millones de euros

Durante la pasada temporada, LaLigaSportsTV registró 43.700 nuevos seguidores en Facebook y 4,3 millones de reproducciones en esa red social. En total, es emitieron 5.900 eventos por streaming, una cifra que en YouTube fue aún mayor, con 298.000 emisiones a través de las 64 federaciones convenidas. Desde 2016, LaLiga ha destinado 12,5 millones de euros a esta plataforma, lo que incluye el gasto para crear la OTT y par adquirir los derechos audiovisuales de las federaciones.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés