Publicidad

Fluidra gana 75,4 millones hasta marzo tras facturar un 31% más pese a la inflación

El fabricante español de piscinas y soluciones para el tratamiento del agua cerró el primer trimestre de 2022 con una facturación de 666,7 millones de euros, impulsada por la nueva construcción, a pesar de los problemas en la cadena de suministro.

CD Rías do Sur de Pontevedra

Fluidra continúa exprimiendo su rally inversor para dar gas a su negocio. El fabricante español de piscinas y soluciones para el tratamiento del agua ha cerrado el primer trimestre de 2022 con una facturación de 666,7 millones de euros, un 31% más interanual. Su beneficio se elevó un 12%, hasta 75,4 millones de euros.

La compañía asegura haber obtenido “unos sólidos resultados gracias al continuo impulso de la demanda, el aumento de precios y a la consolidación del M&A de 2021”. Por otro lado, destaca la “implementación de nuevas iniciativas en políticas de precios en algunas regiones, alineadas con las prácticas recientes de nuestro sector”.

¿El motivo? La crisis en la cadena de suministros y recursos, que ha permitido expandir el margen bruto a pesar de la alta tasa inflacionaria.  La compañía catalana reconoce además que el Ebitda, que creció un 25,8%, hasta 169,5 millones, se vio “impactado por la extraordinaria presión inflacionaria”.

Por áreas geográficas, Fluidra, que ha alcanzado un acuerdo preliminar para dejar de operar en Rusia por la guerra en Ucrania, continúa impulsando sus ventas apoyado en su actividad en Norteamérica, con un crecimiento del 49,3% interanual, hasta 286 millones de euros. Es, con diferencia, su principal mercado, con un 43%, cuatro puntos más porcentuales respecto al primer trimestre de 2021.

Le sigue el Sur de Europa, donde se concentra el 29% de sus ventas: en esta región facturó 192 millones de euros, un 25% más, y la compañía destaca “la excelente evolución” de España. En el resto de Europa, el entorno macro “volátil” en el Este ha impactado en su negocio, aunque ha seguido al alza, con una mejora del 5%, hasta 99 millones.

Por segmentos, la piscina residencial se mantiene como la que más facturación aporta, el 75% del total, con 503 millones de euros entre enero y marzo, un 29,3% más interanual. Sin embargo, la piscina comercial fue la que más creció, con un 59%, para ponerse como tercer segmento que más vende: 36 millones de euros en el primer trimestre.

La compañía prevé crecer entre un 12% y un 17% en 2022, con una evolución negativa del margen en la primera mitad del año, con más subidas adicionales de precios “para compensarlo durante el segundo semestre”.

Publicidad

Publicidad