Publicidad

‘Marejada’ en la federación de remo antes de unas inciertas elecciones

La Federemo celebra mañana una asamblea extraordinaria para cambiar los estatutos entre acusaciones de “irregularidades” en el proceso electoral, pendiente de arrancar. La presidenta Loriente se defiende: “Tenemos todo preparado para votar en diciembre”.

remo federacion recurso

A un mes para acabar 2020, la Federación Española de Remo (Federemo) aún no conoce el bote que pilotará este deporte que levanta pasiones en varias regiones del país. Su actual patrona, la presidenta Asunción Loriente, afronta mañana una asamblea extraordinaria telemática en la que aspira a cambiar varios puntos de los estatutos federativos para “adaptarnos a la realidad actual y no dejar a nadie fuera de la federación”, asegura a 2Playbook Loriente. “La última modificación fue en 2016, pero no se hizo una revisión profunda, y el remo ha cambiado muchísimo en los últimos 20-30 años. Hay otro mundo que no tenemos recogido ni atendido”, defiende.

Por babor, el presidente de la Federación Andaluza de Remo y candidato a las elecciones, Javier Cáceres, es de una opinión opuesta: “En el cambio de estatutos se incluyen nuevas especialidades con una distribución de miembros de la asamblea que desconocemos”. El dirigente propone “una higiene democrática” de la federación y afirma que, en la última asamblea, que tuvo que ser suspendida por notables discrepancias entre partidarios y detractores de la junta, “quisieron meter hasta nueve miembros natos por delegaciones territoriales donde no hay actividad: seis, de delegaciones territoriales (Extremadura, Castilla-La Mancha, Baleares, Ceuta, Melilla y Canarias) y otros tres, como miembros por sus prestigios deportivos”. Esto supondría el 11% de los 80 asambleístas con derecho a voto en las elecciones.

Loriente se defiende: “Estamos intentando llegar a algunos lugares donde no había remo o donde había, pero no llegó a florecer, aunque hay semillas. Son lugares donde tenemos indicios de la práctica del remo”. Y enumera: “En Baleares hay un club de remo indoor; en Canarias existen clubes de remo en Fuerteventura -hubo delegación en años 60-; de Castilla-La Mancha nos han contactado personas que tienen un par de embarcaciones; y en Extremadura tenemos que explorar porque hay muchos embalses y no podemos renunciar a ellos”. Por el momento, las dos nuevas delegaciones son Castilla y León, “que tenía actividad hace tiempo, y donde ahora está volviendo el remo”, y La Rioja. En total, la Federemo cuenta actualmente once delegaciones.

Su rival en las futuras elecciones, Cáceres, lo tiene claro: “La federación se ha gobernado desde siempre con el objetivo de ganar las elecciones”. De hecho, si sale elegido presidente, el directivo andaluz adelanta a este medio que “limitaré a dos mandatos máximo” la permanencia en la presidencia, siguiendo la misma línea que llevó cuando accedió a la presidencia de la federación andaluza. “Ser presidente de una federación no debe ser un trabajo para siempre”, apunta.

Sobre los tiempos de las elecciones, Loriente asegura que “tenemos todo preparado” para la realización de las votaciones “probablemente, en diciembre”. La presidenta, que forma parte de la comisión directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD), ha sido instada, precisamente por el máximo organismo público del deporte español, a iniciar cuanto antes el proceso electoral bajo la amenaza de retirada de las subvenciones que tiene pendientes de recibir la federación en 2020 y paralizar las previstas para 2021.

 

Del remo de mar olímpico a más recursos propios: ¿qué proponen los candidatos?

Una de las principales propuestas que realizará Loriente mañana en la asamblea, relativa a los cambios de estatutos, es la inclusión del remo de mar como especialidad principal. Actualmente sólo el remo olímpico tiene esta consideración. Sin embargo, esta modalidad podría lograr la condición de olímpica próximamente: “La federación internacional está trabajando para que sea incluido en París 2024”. Y España, dice Loriente, no quiere quedarse atrás: “Queremos que vaya un barco mixto a esos Juegos”.

Primero la federación internacional de remo debe lograr su cometido, pero, antes, “nosotros tenemos que cambiar los estatutos ya porque, si no, no habría financiación y todo lo necesario para que pudieran ir”. Además, Loriente adelanta que ya está encarrilada por parte de la federación europea la organización del primer campeonato de Europa de remo de mar.

Por su parte, Cáceres, médico de profesión y que proviene del remo aficionado, propone más actividad en las disciplinas “para que la trayectoria de un remero no dependa de si entra o no en el equipo nacional, como sucede ahora”. El candidato alternativo quiere que la federación esté “más cerca de los clubes, y en alianza, crear nuevas ligas federadas”, que contarían con el apoyo económico de los gobiernos autonómicos.

“Si tienes una liga federada de clubes, el remero tiene dos alicientes: el primero, estar en la selección, sí; pero, por otra parte, también defiende los colores de su club cada fin de semana. Esto afianzaría el papel del deportista que no llega a la selección, que, muchas veces, acaba frustrado y alejándose del remo muy pronto”.

Cáceres pone como ejemplo la Liga Eusko Label, organizada por la Asociación de Clubes de Traineras (ACT), y que reúne cada verano a doce traineras del Cantábrico con un notable éxito no sólo de participación, sino también de generación de recursos propios a través de patrocinadores como CaixaBank, El Corte Inglés, los supermercados BM y el title sponsor, el sello de calidad de los productos vascos Eusko Label. “Son un ejemplo, y me encantaría replicar su modelo con otras disciplinas y en otras regiones”.

 

Una dependencia en subvenciones mayor del 85%

Ante la crisis de la Covid-19, la Federemo padece. Padece mucho. Más del 85% de su presupuesto, de algo más de 1,5 millones de euros en 2019, procede de subvenciones públicas. Otro tanto porcentaje “hay que dedicarlo a la alta competición”, que tiene relación con las selecciones nacionales, reconoce la presidenta.

Ante ello, y aunque Loriente está de acuerdo en que “tenemos que buscar ingresos propios para no depender tanto de la subvención”, Cáceres cree que no se hace lo suficiente. “Tenemos que crecer en patrocinios, que haya medallas -premios en las pruebas- y una licencia autonómica única es clave”, apunta y eso también supone “cobrar una inscripción por participar en las regatas”. “Pero después nosotros repartimos ayudas para los desplazamientos”, destaca, aludiendo a lo que ya realizan en su federación andaluza. En resumen: “Este modelo genera ingresos propios, pero también ayudas”. Estas son las propuestas de presente y futuro del remo español para imprimir velocidad a una federación con muchas incertidumbres que resolver.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés