Publicidad

Más deporte y más consumo: las españolas aumentan un 55,3% su gasto en deporte desde 2009

El 42,1% de las mujeres residentes en España practican deporte con asiduidad, un porcentaje que en 2010 tan solo era del 28,8%. Como resultado, el gasto en artículos y servicios deportivos ha aumentado hasta 1.441 millones de euros anuales.

Carrera de la Mujer.

El deporte ha encontrado en la mujer a su mejor aliada para crecer, y las cifras así lo demuestran. La ecuación es clara: a mayor práctica deportiva, más gasto en zapatillas y ropa para hacer ejercicio, y los datos demuestran una clara evolución del interés que despierta esta actividad en el público femenino. En 1980 sólo el 17% de las españolas hacían ejercicio con frecuencia, una tasa que en 2010 fue del 28,8% y en 2015 se elevó al 42,1%, según la Encuesta de Hábitos Deportivos.

Las marcas realizan estudios de mercado para conocer al público al que quieren dirigirse, y la radiografía de la deportista española es clara: en su mayoría, un 53,2%, prefieren ejercitarse entre semana y el 34,9% opta por hacerlo en espacios cerrados. Entre las que prefieren el entrenamiento indoor, el 64,9% opta por gimnasios o clubes y, por lo tanto, pagar un abono mensual para ejercitarse. El 19,2% opta por hacerlo en casa, mientras que el 21,5% (las menores de edad) lo hacen en el centro de estudios.

Entre ellas, la modalidad más practicada es la gimnasia suave, que es la elección del 46% de las españolas que hicieron deporte en el último año, por el 36,3% que opta por modalidades más intensas. Las disciplinas más elegidas son la natación (41,2%); senderismo o montañismo (31,6%); running (26,7%), y ciclismo (28,5%). Además, de los 5,5 millones de personas inscritas a un gimnasio en España, las cadenas de gimnasios admiten que algo más de la mitad son mujeres que se ejercitan por libre y sin estar federadas.

En el ámbito del deporte regulado, ellas están a punto de triplicar el número de licencias federadas que había en 1992, cuando se organizaron los Juegos Olímpicos de Barcelona. España tenía 908.647 atletas reguladas a cierre de 2019, un 28,6% más que en 2009 y un 2,2% más que el año anterior. Es un ritmo de crecimiento superior al de las licencias masculinas, que respecto a 2018 crecieron un 1,9% y en relación a hace diez años lo hicieron un 7,9%. En otras palabras: el número de mujeres federadas evoluciona a mayor ritmo que el de los hombres, que tradicionalmente han sido el público objetivo de las cadenas de gimnasios y marcas de artículos deportivos. Ahora, estos players ponen el foco en ellas.

La incorporación de la mujer al mercado de la demanda de bienes y servicios deportivos es una realidad. Si hace diez años cada española gastaba de media 87,4 euros en deporte, en 2018 el importe ya era de 109,3 euros por persona. El récord de gasto se firmó en 2017, con 123,1 euros por consumidora. ¿El resultado? El gasto en bienes y servicios vinculados al deporte se disparó un 55,3% entre 2009 y 2018, hasta un total de 1.441 millones de euros, según la Encuesta de Presupuestos Familiares. Eso sí, el deporte continúa ocupando un pequeño espacio en la cesta de la compra, ya que sólo representa un 0,9% del gasto de las mujeres, por el 0,7% de 2009.

No sólo aumentó el gasto por persona, sino también el número de mujeres que acudieron a las tiendas para adquirir artículos o contratar servicios deportivos. En concreto, se incorporaron al mercado 1,3 millones de consumidoras más entre 2009 y 2018, puesto que se pasó de 11,8 millones a 13,1 millones de consumidoras, según las cifras facilitadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las marcas se han dado cuenta y, aprovechando el boom del athleisure, se han lanzado a captar a un público que trasciende a la atleta profesional que reclama un producto técnico, y que abraza al mass-market: la deportista amateur. España arrancó el año con 24,1 millones de mujeres residentes, y 20 millones de ellas tienen entre 10 años, la edad en la que suelen iniciarse en el deporte federado, y 80 años.

Lo apuntaba hace unos días John Danohoe, consejero delegado de Nike, que en la presentación de resultados trimestrales afirmó que la compañía sigue “aprovechando la increíble oportunidad que vemos en la indumentaria femenina”.

El interés de las mujeres por adquirir artículos deportivos, un dorsal para participar en una carrera o inscribirse a un gimnasio todavía está por encima del interés que tienen en asistir a un espectáculo deportivo. De hecho, el 13,4% de las que acudieron a un partido de fútbol lo hicieron con entrada gratuita, por el 8,8% de los varones.

La brecha entre mujeres y hombres continúa siendo amplia en este ámbito. El 46,5% de ellos asistieron a un evento, por el 28,2% de ellas.  Sólo un 69,6% de las españolas vieron por televisión un campeonato o partido durante el último año, por el 89,9% de ellos, según la Encuesta de Hábitos Deportivos. Este mismo informe recoge que el interés de las españolas en acudir a un espectáculo deportivo es de 3,6 puntos, siendo 10 la puntuación que refleja más interés.

La presencia de la mujer en el deporte no sólo ha aumentado en los centros deportivos o en las tiendas de deporte, sino también en el mercado laboral. Según la Encuesta de Población Activa, se registraron 75.000 mujeres ocupadas en la industria deportiva, recreativa y de entretenimiento, una cifra inferior a la del año pasado debido al Covid-19, pero que vista en perspectiva es superior a cualquier periodo anterior a 2014.

El número de desempleadas también ha aumentado, ya que se cerró el periodo abril-junio de 2020 con 21.400 mujeres en paro en este sector, la cifra más elevada desde el último trimestre de 2014, debido al efecto de la pandemia y a que jamás había habido tantas profesionales activas, es decir, con trabajo o en busca de empleo, en el sector.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés