Publicidad

La fórmula Laporta para el Barça: plan de choque, emisión de bonos y ‘push’ comercial

El candidato a la presidencia, que lideró la recogida de firmas, propone una emisión de bonos de hasta 400 millones, donaciones de los fans por experiencias, y un agresivo plan comercial con el que alcanzar unos ingresos de 250 millones en tres años.

laporta acto económico candidato barça

Joan Laporta tiene un plan para enderezar la situación económica del FC Barcelona. El candidato a la presidencia ha querido demostrar que su proyecto va más allá de una lona y su fuerte personalidad, y ha desgranado su proyecto en este ámbito con medidas encaminadas a contener el gasto, reordenar la deuda y dar un renovado impulso a los ingresos. Eso sí, sin obsesiones por una determinada cifra de negocio. “Este año nos encontraremos con cerca de 650 millones de euros de ingresos”, ha previsto Laporta.

La presentación del programa ha ido a cargo de Jaume Giró, ex alto cargo de CaixaBank y quien asumiría la vicepresidencia económica y de relaciones institucionales en caso de victoria. “El problema no es sólo la Covid-19”, ha dejado claro en su intervención.

En este sentido, ha recordado el desplome del patrimonio neto del club y de sus recursos propios. Con las pérdidas de 97 millones de euros en 2019-2020, el patrimonio ha caído hasta los 35 millones de euros. Y con una estimación de pérdidas de 150 millones de euros para 2021-2022, “nos encontraremos con 115 millones de euros de patrimonio negativo si no se toman medidas”. “Esto, en una sociedad mercantil, obligaría a la disolución”, ha recordado Giró.

Laporta ha anunciado que, si sale elegido presidente, el Barça encargará una auditoria para conocer “con exactitud” la situación económica y financiera de la entidad: “Cuál es la deuda real del club, sus términos y vencimientos, la situación de la tesorería…”, ha enumerado.

A la espera de ello, el candidato sí ha vaticinado algunas cifras respecto al presente ejercicio. “Calculamos que los ingresos se situarán en torno a 650 millones de euros, un 15% menos de lo previsto”, ha afirmado Laporta. Para 2021-2022, el expresidente aspira a que “ya con público en el estadio volvamos a lograr un 65% de los ingresos de la era preCovid”. Eso significaría alcanzar los 643,5 millones de euros. “Todo ello para garantizar la sostenibilidad del club y que se mantenga el modelo de propiedad, que el Barça siga siendo de los socios”, ha destacado el candidato.

El plan de choque pasa por un plan de contención que mantenga los gastos operativos en torno a 270 millones de euros, así como una revisión de la masa salarial para situarla en niveles más sostenibles.

Asimismo, se ha propuesto una refinanciación de la deuda con una emisión de bonos entre inversores institucionales, con un plazo de amortización de largo plazo. También se plantea recaudar ingresos entre aficionados a cambio de experiencias vinculadas al Barça.

En el plano inversor, se han mostrado favorables a las operaciones del Espai Barça y Barça Corporate, aunque previa revisión y con condiciones. En este sentido, Laporta ha anunciado que existe una propuesta de un inversor. La oferta sería de cien millones de euros por el 49% del negocio y otros cien millones de euros para reestructurar las cuatro líneas de negocio de este proyecto (Barça Studios, Barça Innovation Hub, Barça Academy y las tiendas del club).

“La estudiaremos (la propuesta), pero no malvenderemos activos pensando al corto plazo. El Barça Corporate es básico para el incremento de ingresos y deben ser optimizadas”, ha informado Laporta.

 

“El talento ha de estar en el césped, pero también en los despachos”

También se ha hecho un análisis en profundidad de la pirámide de patrocinios y la relación con las marcas, donde ven potencial de incrementar los ingresos en un 50% en tres años, hasta 250 millones de euros.

Según su análisis, hay 35 categorías de producto sin vender y han identificado al menos tres compañías potenciales con las que firmar para cada una de ellas. En este sentido, también proponen que el club se convierta en la propia agencia de activación de estos contratos, con lo que se podrían generar 50 millones adicionales que hoy obtienen agencias de marketing deportivo.

En este sentido, Giró ha destacado la importancia del trabajo interno. Se creará la figura de director de revenues (ingresos). “El talento ha de estar en el césped, pero también en los despachos”, ha destacado el ejecutivo, que no se ha “permitido el lujo de renunciar a ningún tipo de ingreso”, preguntado por la opción de vender el naming del Camp Nou.

En cuanto al área comercial, el plan contempla abrir embajadas internacionales que sirvan de punto de encuentro de los fans y delegación corporativa del club en mercados estratégicos. Este proyecto ha sido presentado por Álex Barbany, experto en retail y miembro del comité de dirección de la consultora inmobiliaria CBRE España.

El ejecutivo ha puesto nombre a esta delegación, que se denominaría Barça Experience Centre con la que “desarrollar una red en las principales capitales mundiales”. Los centros supondrían una inversión prevista de cinco millones de euros por activo y contarían con entre 3.000 y 4.000 metros cuadrados de superficie. “Con la marca Barça es un proyecto autofinanciable y que se puede hacer sin coste para la entidad por la fortaleza de nuestra marca”, ha asegurado Barbany.

“La marca Barça es el activo más potente del club. El Barça tiene una oportunidad excepcional para apalancarse aprovechando la fortaleza de su marca -ha apuntado el ejecutivo-. Partiendo de la afición y los sentimientos que genera el Barça, lo más difícil de conseguir, podemos crear productos que se puedan monetizar y ofrecer mayores ingresos al club”. “El Barça ha de asumir que debe convertirse también en un referente en el entretenimiento fuera del campo”.

En estos centros habría espacio también para los eSports. Los deportes electrónicos serán “una apuesta decidida” de la junta de Laporta si sale escogido presidente. “Queremos que los eSports sean una sección más del club, con identidad propia”, ha destacado Barbany. Este proyecto aumentaría la presencia del club en el mercado asiático y se realizaría “preferiblemente” con alianzas con partners estratégicos.

De vuelta al césped, Barbany ha apostado por unas Barça Academy “más globales y polideportivas”. No centradas únicamente en el fútbol y llegando a un mayor número de países, el objetivo de la candidatura de Laporta es “lograr a la larga mayores ingresos para la entidad” por esta área, que actualmente aporta menos de 10 millones de euros anuales.

En resumen, Laporta tiene como objetivo final “hacer el club sostenible y mantener el modelo de propiedad de los socios del Barcelona”.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés