Publicidad

Barça: el ‘ticketing’ Palau resiste mejor que el del Camp Nou, pero cae por debajo de 50 millones

El club preveía una facturación récord por taquilla en 2019-2020, rozando los 78 millones. Sin embargo, tras la Covid y el cierre de los recintos deportivos, la partida cayó un 34%, hasta 49 millones. Aquí no se incluye la recaudación por abonados.

Palau Blaugrana

El ticketing fue una de las grandes apuestas de la directiva de Josep Maria Bartomeu para el negocio del FC Barcelona. La anterior junta creyó y defendió continuamente la necesidad de seguir aumentando esta partida, que acabó superando los 71 millones de euros en 2018-2019 sólo de los ingresos por el Camp Nou. Pero la Covid-19 acabó arrasando con esa tendencia al alza y cualquier previsión optimista.

Para el siguiente ejercicio, el anterior presidente presentó un presupuesto en el que la taquilla iba a aportar cerca de 78 millones de euros, sumando el Estadi y el Palau Blaugrana. Sin embargo, la pandemia rebajó esta factura hasta 49 millones de euros, un 34% menos de lo previsto. Aquí cabe destacar el papel del Seient Lliure. El negocio programa de liberación de asientos por parte de los socios, para la venta a aficionados puntuales, iba disparado hasta la llegada de la pandemia. En esta partida no se incluye la recaudación por socios y abonados.

Otra de las claves que destaca la memoria es que el Palau resistió mejor la crisis que el Camp Nou, con una caída del 29% para unos ingresos de 1,5 millones de euros por ticketing, según explica la entidad en su memoria anual de 2019-2020. La previsión era crecer un 25,8%, situándose sobre los 2,5 millones.

En cuanto el estadio de fútbol, durante los 20 partidos que se pudieron disputar en el Camp Nou, la media de abonados que liberaron su asiento fue de 32.237 personas por partido, un 24% más que en 2018-2019. La cesión se dio mucho más en Champions League, donde se liberaron un 46% más de abonos que un año antes. En LaLiga, que se disputa en fin de semana, la cifra se situó sobre un 20% más.

El club destaca que, de no haber llegado la Covid y lo que supuso en cierre de estadio y caída total del turismo, la evolución hubiera sido notable. La memoria apunta a la “optimización de inversión en media y mejoras en el ecommerce”, y destaca que, “con la nueva guía comercial de retail, se han mejorado las ventas gracias a la profesionalización del personal de taquillas como agentes de venta”.

En cuanto al Seient Lliure del Palau Blaugrana, el club apunta a un crecimiento del 6% en este programa para los partidos del equipo de basket y el resto de secciones profesionales, con una media de 1.574 asientos libertados por partido en 2019-2020.

 

 

El negocio VIP también iba disparado

Más allá de las grandes cifras del ticketing regular, el club también cuenta con un negocio relativo a los hospitalitys. Por esta área VIP, que el club lo integra como B2B, el Barça facturó en el Camp Nou un 11% más en 2019-2020, y un 30% más en los partidos de basket en el Palau.

De hecho, la entidad destaca que esta área logró alcanzar por vez primera el sold out (todo vendido) del stock disponible destinado para las empresas. Esto se logró por dos activaciones clave: “Por un lado, ofreciendo a los clientes una contratación multianual, que fue adoptada por el 50% de los clientes, y por otro, una nueva tarifa de hospitality que consiguió aportar más del 40% del volumen de las nuevas contrataciones”.

En el basket, el club pone en valor la nueva disposición de las localidades VIP Pista en forma de U, “acompañado de más disponibilidad, y eso ha ayudado a alcanzar unos resultados históricos”.

 

Una asistencia estable en el Camp Nou, y mayor enganche en el Palau

Todas las cifras previas van ligadas a las ganas del aficionado del Barça a acudir a ver a su equipo. En el fútbol, el Camp Nou logró estabilizar su asistencia, a pesar de no poder jugar con público desde febrero. Así, la entrada media en 2019-2020 se situó en 74.026 espectadores, un 4% menos que un año antes.

Recordando el crecimiento del ticketing relativo al Seient Lliure, cabe destacar que la asistencia al Trofeu Joan Gamper, que sirve de presentación de la plantilla en verano, con el turismo en su momento más álgido, se disparó un 41%. En cambio, la asistencia a la Copa cayó un 36%, de media; a los partidos de Champions, un 6%; y a los de LaLiga, un 4%.

 

La asistencia media al Palau Blaugrana en los partidos del Barça de basket y de balonmano aumentó un 17% en 2019-2020

 

Por su parte, en el Palau Blaugrana la entidad ha logrado crecer en público en un 5% de media. La afición blaugrana, sobre todo, ha incrementado su enganche con el basket, que vio grandes cifras de asistencia hasta la llegada de la pandemia, logrando crecer un 17% en 2019-2020.

Misma cifra de incremento disfrutó el equipo de balonmano. Peor le fue al futsal y al hockey patines, que perdieron un 10% y un 18% del público respecto a 2018-2019. Retos por delante en estos dos deportes para que se enganchen al basket y al balonmano en este auge del ticketing polideportivo en can Barça.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés