Publicidad

El Barça retiene a Beko hasta 2021-2022 por 10 millones y se limitará a la ropa de entreno

El club tenía encarrilada la renovación por cinco años antes de la pandemia, pero finalmente ha tenido que ajustar el presupuesto para asegurar un año más y no vender los activos a largo plazo con ‘precios Covid’. Recupera la manga de la camiseta.

fc barcelona beko 20 21

El FC Barcelona salva casi 10 millones de euros más para 2021-2022. El club ya ha cerrado un contrato con Beko, por el que el fabricante turco de electrodomésticos seguirá un año más como main sponsor. Eso sí, lo hará casi con una rebaja del 50%, de 19 millones a unos 10 millones de euros, y sólo con los activos relacionados con la ropa de entrenamiento, según explican a 2Playbook varias fuentes conocedoras del acuerdo.

En los despachos del Camp Nou confirman a este medio la existencia de un acuerdo con el patrocinador, que acababa contrato este verano. “Asegura un año de margen a la nueva junta directiva para buscar un nuevo patrocinador; la alternativa era perder a una buena marca”, sostienen.

El nuevo contrato, ya firmado, no es una extensión del anterior, pues, a diferencia de Rakuten, aquí no había opciones de prórroga estipuladas. De hecho, el mix de activos es totalmente distinto e incluso supone que el Barça recupere el activo de la manga izquierda de la camiseta y algunos espacios publicitarios asociados al día de partido, como huecos en el backdrop de las ruedas de prensa o una de las lonas publicitarias que se extienden junto a las porterías del Camp Nou en partidos de LaLiga Santander.

Fuentes conocedoras de las negociaciones recuerdan que la marca turca tenía interés en continuar ligada al club a largo plazo, y con esa idea se iniciaron hace un año las negociaciones hace más de un año. Sin embargo, el estallido de la pandemia llevó a todos los patrocinadores a poner bajo revisión sus presupuestos de marketing, incluidos los grandes patrocinios.

Se pasaba de hablar de un contrato a más de tres años vista, a otro más táctico que satisficiera a las dos partes. El Barça salva al menos 10 millones en ingresos comerciales, recupera un activo que podría recolocar para el próximo curso y gana doce meses para buscar alternativas con una situación económica, esperan, mejor que la actual.

Beko, por su parte, continuará ligada a la entidad blaugrana y estaría en mejor posición para retener los activos que ahora tendrá e incluso recuperar los antiguos. ¿Por qué la ropa de entrenamiento y no la manga izquierda? “Encaja con su relato de hábitos saludables relacionados con la preparación deportiva; es por ahí por donde han venido activando el patrocinio”, sostiene un asesor de las partes.

El Barça cobrará 10 millones por una temporada más con Beko, que sólo lucirá en la ropa de entrenamiento y la ciudad deportiva

Algunas agencias habituadas a trabajar con el club ven hasta sorprendente que se haya logrado un año más con Beko, por la situación general, por la particular del Barça y por algunos hechos acaecidos a lo largo de la relación. “Son de los que más han sufrido los desplantes de los futbolistas a la hora de grabar anuncios, y eso que son la tercera marca que más pagaba”, recuerdan. Hay quienes aseguran que algún spot para el que había una hora de rodaje se tuvo que grabar deprisa y corriendo en quince minutos.

La falta de implicación de los futbolistas del primer equipo ha sido una constante durante el mandato de Josep Maria Bartomeu, para quebradero de cabeza de los ejecutivos del Barça y los propios patrocinadores, que no siempre podían hacer un uso real de los activos que se les incluían por contrato. Y eso que muchos jugadores, como Leo Messi, cobran parte de su salario por la explotación de los derechos de imagen.

Al margen de lo que suceda con Beko en el futuro, lo cierto es que su relación con el club ha sido la que muchos aspiran a conseguir con sus socios. La compañía turca llegó en 2014 para lucir en la manga izquierda de una camiseta que iba a vestir el tridente formado por Messi, Neymar y Luis Suárez y la trasera de la ropa de entrenamiento.

Ese contrato, de unos ocho millones de euros anuales, se dobló a principios de 2018, cuando amplió su inventario de activos al frontal de esas prendas, aprovechando que el club recuperó esos derechos cuando no se dio continuidad a la relación con Qatar Airways y se firmó con Rakuten como patrocinador principal.

Muestra de la relación que se había construido con el fabricante de electrodomésticos es que es uno de los que empezó a tirar de Barça Studios como agencia productora de contenidos para la serie Eat like a pro, en la que mostraron el trabajo de los profesionales que trabajan con las estrellas.

Esta renovación sigue a la de Rakuten, sellada en noviembre y que también suponía una rebaja próxima al 50%, como adelantó 2Playbook. La reducción real es del 45%, pasando de 55 millones a unos 30 millones de euros y algún millón adicional en variables por títulos. Y aquí, nuevamente, la rebaja ha llevado aparejada la recuperación de algunos activos y el argumento favorable de que supone ganar doce meses para la próxima junta directiva.

El club blaugrana ya asumió un recorte del 45% con Rakuten, hasta unos 30 millones, para que siga un año más y le dé doce meses para buscar alternativas

Rakuten dejará de tener presencia en la fachada del Camp Nou y en el interior del estadio. Asimismo, la ropa de calle dejará de contar con el logotipo de la empresa, que sólo estará presente en el frontal de la camiseta de juego del primer equipo masculino. “Se quedan los soportes que realmente le aseguran retorno mediático para justificar la inversión; un poco como Beko con la ropa de entrenamiento”, explican en los despachos del club.

El grupo tecnológico japonés aterrizó en 2017-2018 con un compromiso de cuatro temporadas, en los que, además del importe fijo, se incluían variables por cinco millones de euros más si ganaba la Champions League y 1,5 millones si se alzaba con LaLiga Santander.

Al margen de la presencia publicitaria, la multinacional llegó como socio de innovación y entretenimiento, y estos años se ha implicado en proyectos como Barça Studios. El sector en el que opera es uno de los vencedores de esta crisis, y la sintonía con la próxima junta podrían facilitar su continuidad, aunque no implique un incremento en el precio.

El responsable de estas negociaciones ha sido Xavier Asensi, que hace unas semanas anunció su salida del club para poner rumbo al Inter Miami de la MLS. En su etapa, y pese a algún pico de ingresos por operaciones extraordinarias vinculadas al área deportiva, la factura por patrocinio y publicidad se ha mantenido estable en algo más de 190 millones de euros anuales.

En la lista de patrocinadores, Nike es el más importante, pues su contrato está valorado en 105 millones al año (entre pagos, material deportivo e inversión publicitaria) y es pieza clave en el negocio de retail, que en 2019-2020 aportó 54,4 millones de euros al negocio azulgrana. El impacto de la Covid-19 en esta parcela ha sido notable, con una reducción de las ventas del 21%.

Más allá de los tres grandes patrocinadores, la cartera de socios comerciales del Barça la completan como partners globales 1XBet, Estrella Damm, Konami, Cupra, Oppo, Stanley, Gatorade, Chiliz, FBS y Thom Browne; a ellos se sumó hace unos días Shiseido Men hasta 2022. Los acuerdos regionales abarcan también a CaixaBank, Assistència Sanitària, Allianz, SK Lubricants, Scotiabank, Yunnan Baiyao, Taiping Life Insurance, Coca-Cola, Rakbank, Sebang / Rocket, Maybank, SHB, Banco BMG, H&S y Nichiban.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés