Publicidad

El Barça ‘tira’ 4,6 millones en ‘merchandising’ por el Covid tras recortar un 21% sus ventas

El club considera que difícilmente podrá colocar las camisetas de 2019-2020 que quedaron sin vender tras la caída del turismo y el final de la competición a puerta cerrada. Aun así, el negocio del retail generó 54,4 millones de euros.

barça retail tienda 21

Uno de los temas estrella de la campaña electoral del FC Barcelona está siendo la relación con Nike, el poder de decisión de los socios en la elección de los diseños de la camiseta…Y es que la del año pasado no gustó de inicio y la crisis de la Covid-19 sólo ha hecho que agravar los problemas. El club ha dado por perdidos 4,6 millones de euros en camisetas y otras prendas del primer equipo que estaban a la venta, tras la imposibilidad de darles salida en 2019-2020 y las dificultades de colocar equipaciones antiguas en el mercado.

“Se prevé que una parte significativa no pueda venderse”, admite el club en su memoria anual de 2019-2020, sobre el impacto que está teniendo en su negocio la pandemia, “que ha supuesto el cierre temporal de las tiendas y un descenso del turismo en Barcelona”. Ello, en el primer año de gestión completa de todo el negocio de merchandising, llamado a ser una de las grandes fuentes de ingreso a futuro.

De hecho, la ambición de la anterior junta directiva es que esta actividad ya superara los 80 millones de euros durante la última temporada, pero lo que se produjo finalmente fue un retroceso del 21% interanual, hasta 54,4 millones de euros. Aun así, es la cifra más alta de ingresos directos que genera un club de LaLiga por este concepto.

La dirección sostiene que esta corrección del valor de las existencias se compensa con las pólizas de seguros que tiene contratadas y que “garantizan la recuperabilidad del valor neto contable” de todos estos artículos. En 2018-2019, esa corrección fue muy inferior, de 792.000 euros.

Con tal de adaptarse a la nueva realidad del mercado, la filial Barça Licensing & Merchandising (BLM) también contrajo sus compromisos firmes de compra de producto, que pasaron de 13,99 millones a 30 de junio de 2019, a 11,22 millones en la misma fecha de 2020.

La dirección insiste en la memoria que la caída de ventas no se debe ni a un fracaso de los últimos diseños ni en la estrategia de retail, puesto que “antes del inicio de la pandemia los resultados mensuales habían sido sostenidamente superiores al ejercicio anterior”.

La recuperación no se atisba en el corto plazo, y para 2020-2021 “se prevé una caída de los ingresos de la parte de merchandising por la caída del turismo como consecuencia de la Covid-19”. De hecho, toda esa área sólo crecerá si se concreta la venta parcial de Barça Corporate, vehículo en el que se aglutinará la filial de retail junto al negocio audiovisual, de innovación y academias.  

A futuro, una de las claves es la mejor explotación del comercio electrónico, después de acordar la recuperación de los derechos de explotación con Nike. En las cuentas anuales se recoge una inversión superior a los 15 millones de euros en los últimos dos años sólo en aplicaciones informáticas, entre el CRM para gestionar los aficionados y el propio ecommerce.

De hecho, y a pesar de la caída de ventas, BLM logró aportar un beneficio neto de 263.000 euros en 2019-2020, muy alejado de los 1,58 millones que generó en ganancias en 2018-2019.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés