El Betis avala la continuidad del actual consejo y aprueba el cierre de 2019-2020 con beneficios

La junta de accionistas, con algo más del 40% del capital representado a favor, aprueba la continuidad del equipo del presidente, Ángel Haro, y una gestión económica cuya sostenibilidad en 2020-2021 está sujeta a nuevos traspasos o un ajuste salarial.

betis junta accionistas 2020

Ángel Haro ha salido airoso del pulso accionarial que se preveía para la junta de accionistas de hoy. El presidente del Real Betis ha logrado su reelección y la del consejo de administración con el voto favorable del 40% del capital representado, frente al 31% que respaldaba la propuesta del exvicepresidente Lorenzo Serra Ferrer y que ha votado en contra.

En concreto, los socios verdiblancos han aprobado la reelección de Haro, así como de José Miguel López, vicepresidente de la entidad, y José María Pagola, consejero encargado del área financiera. También se ha aceptado el nombramiento de José Antonio Tirado, expresidente de la asociación de aficionados Por nuestro Betis, y Ricardo Díaz, presidente de la Fundación Heliópolis.

La división accionarial es clara, pero Haro ha querido defender su acción de gobierno con el siguiente mensaje: “Llegamos hace cinco años a un club recién ascendido y en Concurso de Acreedores, con litigios y una estructura parada que suele terminar con la liquidación. Cinco años después la situación ha cambiado a mejor. El crecimiento es innegable. Queremos éxitos deportivos, pero no se conseguirán sin un desarrollo empresarial y una estructura profesional, unida a la exigencia”.

Esa evolución es la que permitió al club verdiblanco concluir 2019-2020 con un beneficio neto de 1,41 millones, tras lograr unos ingresos totales de 160 millones. Si se hubieran periodificado ingresos y gastos en lugar de haberse computado en 2019-2020, habría cerrado con unas pérdidas de 5,6 millones de euros en una campaña marcada por la disputa de buena parte de la competición fuera del ejercicio fiscal.

“No es un año bueno para nosotros, no son unas cuentas muy buenas, duramente golpeadas por el efecto Covid. Tenemos unos ingresos importantes por abonados y ticketing y es un golpe fuerte. Las plusvalías por ventas de jugadores también se han visto mermadas”, ha apuntado Pagola en su intervención.

De cara a 2020-2021, el club contempla una caída del negocio del 22% incluso cumpliendo el plan de venta de jugadores. La entidad tendrá que vender futbolistas por 33 millones o pactar rebajas salariales para finalizar esta temporada en equilibrio presupuestario, como adelantó 2Playbook. La previsión es que la cifra de negocio sea de 87,9 millones de euros.

Los accionistas también han respaldado estos números, que podrían obligar a un nuevo ajuste salarial si no hay ventas importantes en el mercado de invierno o en los meses de mayo y junio, una vez acabe el curso. “Tenemos un plan de negocio revisado por los auditores. Un plan de negocio a cinco años, un esfuerzo en reducir los gastos, se generarán ingresos por el negocio y plusvalía de jugadores que van a venir de la propia cartera. Se van a mantener los flujos de caja para tender a la deuda y reducirla”, ha asegurado.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés