Publicidad

El dueño de Sports Direct vende el Newcastle a un fondo saudí tras levantar el veto a beIN

La operación había quedado paralizada el año pasado, cuando Arabia Saudí se retiró de la puja tras el veto de la Premier League. Esa misma semana, el país se comprometió a perseguir la piratería. El acuerdo se cifró entonces en 300 millones de libras.

newcastle 21 22

Luz verde a la venta del Newcastle. La Premier League ha autorizado finalmente que Mike Ashley, máximo accionista del club y a su vez consejero delegado de la cadena Sports Direct, venda el club a un fondo soberano saudí. El movimiento se produce después de que ayer Arabia Saudí levantara el veto a beIN y se comprometiera a perseguir la piratería.

El fondo opera bajo las sociedades PIF, PCP Capital Partners y RB Sports&Media. La Premier ha asegurado que “tiene garantías legales de que el Reino de Arabia Saudí no se hará con el control del club”.

En el fondo, sin embargo, participa Yasir Al-Rumayyan, próximo a la familia saudí y director del PIF, el fondo de inversión pública del país. El ejecutivo ejercerá como presidente no ejecutivo en el Newcastle, y Amanda Staveley, consejera delegada de PCP Capital Partners, tendrá asiento en el consejo junto a Jamie Reuben como representante de RB Sports & Media. 

Los términos económicos no han sido desvelados, aunque la oferta inicial, que se remonta al verano de 2020, hablaba de 300 millones de libras (345 millones de euros). En aquel entonces la Premier vetó el traspaso y numerosas organizaciones internacionales ejercieron presión para evitar la compraventa alegando motivos humanitarios.

Tras el veto, Ashley preparó una demanda contra la Premier en la que solicitaba una indemnización por unas ganancias ya acordadas. “Ha llegado el momento de que las fuerzas oscuras que impiden que este club de fútbol se convierta en la potencia que los aficionados merecen, se hagan a un lado”, afirmó entonces Ashley.

Dicha demanda queda ahora zanjada, asegura la Premier en su comunicado. Se desconoce si levantar el veto a beIN ha determinado la decisión. Lo cierto es que el canal qatarí es el principal socio de la competición en Oriente Medio y también se posicionó en contra de la venta del Newcastle mientras no respetaran sus derechos audiovisuales, ya que beoutQ emitió en pirata la Premier en Arabia Saudí, donde beIN también tenía los derechos. 

A falta de conocer cómo cerró el Newcastle la última temporada, en 2019-2020 perdió 22,54 millones de libras (24,7 millones de euros. Su negocio ordinario se hundió hasta 149,4 millones de libras (163,66 millones de euros). 

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés