Publicidad

LaLiga cifra en 487 millones la caída de negocio del Barça por la Covid-19 y avala su nivel de deuda

Sólo en su cifra de negocios, que agrupa la facturación por televisión, patrocinios y ‘matchday’, la merma del club en los dos últimos cursos alcanza los 389 millones de euros, en comparación con la media de las cinco temporadas anteriores.

camp nou barça estadio

LaLiga pone cifra a la caída del negocio sufrida por el FC Barcelona en tiempos de Covid. La gestora del fútbol profesional español apunta que, en los dos últimos cursos, la entidad perdió 487 millones de euros en ingresos, en comparación con la media de las cinco temporadas anteriores. Sólo en su cifra de negocios (televisión, patrocinios y matchday, principalmente) la merma fue de 389 millones de euros, según un informe de LaLiga, al que ha tenido acceso 2Playbook.

El restante del montante total de pérdida de negocio que LaLiga le reconoce al Barça por la Covid se desprende de las plusvalías por traspasos. Una partida que se desplomó en un mercado de traspasos seco y conservador tras la pandemia, y que sufrió un ajuste de 98 millones de euros en las dos últimas campañas, siguiendo la comparativa del último lustro anterior.  El golpe hubiera sido mayor de no ser por los intercambios de última hora que logró en 2018-2019 y 2019-2020 con Valencia CF y Juventus, respectivamente.

El primer año marcado por la pandemia, 2019-2020, la caída fue de diez millones de euros, pero en 2020-2021, la cifra se disparó hasta los 88 millones de euros. Eso sí, el descenso es aún mayor si se compara con la media de las anteriores tres temporadas: 162 millones de euros. Sólo en 2020-2021, el descenso en ingresos extraordinarios por traspasos fue de 123 millones de euros.

“Además de este impacto directo de reducción severa de los ingresos, en 2020-2021 el resultado se ha visto afectado significativamente (283 millones de euros, casi un 60% de las pérdidas totales de 481 millones de euros) por el reflejo del deterioro de valor de mercado de la plantilla, así como por provisiones atípicas”.

El efecto conjunto del impacto de la pandemia en las operaciones de explotación, la pérdida de beneficio en el traspaso de jugadores y el registro contable del deterioro y provisiones en las dos últimas temporadas, está en torno a los 500 millones de euros. De hecho, el informe que la patronal ha enviado al resto de clubes señala que el 60% del agujero del último ejercicio es atribuible a la limpieza de balance realizada por la junta directiva de Joan Laporta.

Comparando el golpe de la Covid en el Barça y el resto de clubes de LaLiga, una de las claves del derrumbe del negocio azulgrana se encuentra en el Camp Nou. Y es que la dependencia del negocio del Barça sobre el matchday era del 33% antes de la pandemia, por el 21% del resto de LaLiga, a exepción de los dos de mayor tamaño -el propio FC Barcelona y el Real Madrid-.

 

“El Barça cumple con el control económico”

Más allá de las cifras, LaLiga ha querido informar al resto de clubes de que el Barça “viene cumpliendo con el reglamento de control económico” que rige la competición. “No constan deudas vencidas con empleados, clubes y administraciones públicas, ni denuncias de impago a jugadores”, destaca la gestora. Echando la vista atrás, el organismo detalla que el club “presenta senda de beneficios ininterrumpidamente desde la temporada 2013-2014 en que entró en vigor el control a priori y hasta la 2018-2019”.

Y en cuanto a la deuda neta, el Barça llegaba a la Covid con una “posición mucho más favorable que la media de los clubes de LaLiga”. Para controlarla, se utiliza el indicador de deuda neta, que compara la deuda neta con los ingresos relevantes, donde se incluyen las plusvalías por traspasos de futbolistas.

Un coste de plantilla con una “importante rigidez”

Uno de los grandes retos que tiene por delante la nueva junta que preside Joan Laporta, y dirige Ferran Reverter, es la de reducir el coste de plantilla, parte fundamental en la crisis económica actual del Barça.

En este sentido, el informe de LaLiga recalca que el coste de plantilla del primer equipo blaugrana ha estado dentro del límite hasta la llegada de la pandemia, con la salvedad de la temporada justamente anterior (2018-2019), en la que se excedió un 3,6% y, por ello, “fue sancionado pese a que el resultado contable continuó siendo positivo”.

Ahora, LaLiga da un tirón de orejas al club en su control de costes durante la pandemia. La gestora afirma que la notable caída de ingresos por la Covid, previamente analizada, “contrasta con la tendencia del coste de plantilla, que presenta una importante rigidez derivada del carácter plurianual de los compromisos contractuales. Aun así, se ha logrado una estabilización e incluso tendencia a la baja de dicho coste”, apunta la gestora.

En definitiva, el efecto conjunto del impacto de la Covid-19 en el Barça equivaldrían a un potencial coste de plantilla deportiva, adicional al ya contratado, por importes de 66 millones de euros, en 2019-2020; y del doble, 126 millones de euros, en 2020-2021.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés