Publicidad

El Madrid lleva su pulso con Hacienda al Supremo para recuperar 58,9 millones

El club viene realizando autoliquidaciones complementarias desde 2016 para cubrirse de las sanciones de la Agencia Tributaria, con la que el fútbol español mantiene un pulso multimillonario por la tributación de los pagos a intermediarios y agentes.

real madrid asamblea 2020 florentino junta directiva

El fútbol español mantiene una dura cruzada contra Hacienda desde hace años. La Agencia Tributaria decidió cambiar un día su criterio y considerar que los pagos que los clubes realizaban a los agentes eran en realidad asimilables al sueldo de los futbolistas. Un cambio que implicaba pasar de IVA a IRPF, y cuyo impacto en las cuentas de los equipos es ya multimillonaria. En el caso del Real Madrid, hasta 58,9 millones de euros que está dispuesto a pelear llegando incluso al Tribunal Supremo, según ha podido saber 2Playbook.

La memoria anual de 2020-2021, a la que ha accedido este medio en exclusiva, relata los acontecimientos del pulso con el Fisco, que se inició en julio de 2016 y abarca inspecciones tributarias desde 2010 y hasta la actualidad. En el origen de la problemática siempre el mismo aspecto: ¿para quién trabajan los intermediarios y agentes? ¿para el club o para el futbolista?

Hacienda empezó a investigar de forma masiva estos pagos, empezando a considerar que “dichos pagos son realizados por cuenta del jugador en los casos en que considera probada la vinculación de intermediario y jugador”, según relata la entidad que preside Florentino Pérez. Por el contrario, y aunque exista esa relación contractual entre las tres partes, los equipos de fútbol sostienen que esas empresas trabajan para ellos, en tanto que se encargan de preservar la relación empleado-empleador.

Por el momento, todas las reclamaciones que el club blanco ha presentado ante el Tribunal Económico-Administrativo Central (Teac) han sido desestimadas, lo que ha provocado que los casos pasen a la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional. Allí muchos recursos han sido desestimados, pero la junta blanca deja claro que ya ha interpuesto o “va a interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo dentro del plazo legal” a medida que se produzcan resultados desfavorables.

En caso de lograr una victoria final en los tribunales, el Madrid obtendría un ingreso extraordinario por hasta esos 58,9 millones de euros que han sido pagados entre liquidaciones (52,5 millones) y sanciones (6,4 millones). La razón es que, a diferencia de otros clubes, como el FC Barcelona, “todas estas autoliquidaciones complementarias, aunque han sido impugnadas, han sido registradas como coste por el Club en los ejercicios correspondientes”.

Muchos equipos han decidido no provisionar estos importes confiados en que acabarán ganando en los tribunales, pues incluso se han producido diferencias de criterio entre inspectores y tribunales administrativos. También hay disparidad de opinión entre los abogados, pues hay quienes consideran que no ha habido claridad en cómo proceder y quienes perciben cierto abuso por parte de los clubes para tributar por IVA y no IRPF estos pagos, independientemente de si el intermediario actuaba en favor de equipo o jugador.

En las primeras sentencias desfavorables al Madrid, los jueces de la Audiencia Nacional argumentan que “los contratos de mediación con el intermediario están ligados, desde la coincidencia en fechas con el inicio de la contratación laboral de cada jugador, a la vida deportiva de éste con el club. El contrato del intermediario es diferente y coincide con el que firma, como testigo, el contrato laboral del jugador con el club como agente del jugador”, según publicó La Información el pasado junio.

Publicidad

Publicidad