Publicidad

El Manchester United cierra la salida de Ed Woodward y nombra a Richard Arnold a consejero delegado

El nuevo responsable del club tomará el testigo del ya ex vicepresidente ejecutivo, después de que el pasado abril éste anunciara que dejaría el cargo. Arnold ha ejercido de director general del grupo y en el pasado fue responsable comercial.

Richard Arnold

Ocho meses después de que Ed Woordward anunciara que no seguiría como vicepresidente ejecutivo del Manchester United en 2022, el club ha encontrado relevo. Y lo ha hecho en el mismo organigrama de la entidad. Los red devils han nombrado consejero delegado a Richard Arnold, que hasta ahora ha sido director general del grupo controlado por la familia Glazer. Asumirá el cargo en febrero.

Hasta ahora, Arnold se encargaba de supervisar el área comercial y la división de operaciones de la empresa, una función que combinaba con la presidencia de la fundación del Manchester United. Hasta junio de 2013 fue responsable de la gestión y el crecimiento del negocio de patrocinio del equipo de fútbol, las tiendas, el merchandising, y el negocio de medios digitales.

Licenciado en Biología por la Universidad de Bristol, también fue manager especializado en telecomunicaciones y medios de comunicación en PwC entre 1993 y 1999, y trabajó en la privatización de la Saudi Telecommunications Corporation y en el proceso de salida a Bolsa de Orange en el Reino Unido.

“Esperamos que Richard y su equipo directivo inicien una nueva etapa en la evolución del club a través de ambiciosos planes de inversión en Old Trafford, sumados al fortalecimiento de nuestro compromiso con los aficionados y al impulso continuo de alcanzar nuestro objetivo más importante: ganar dentro del campo de juego”, ha apuntado el copresidente del club, Joel Glazer, en un comunicado. Entre sus objetivos, la remodelación del estadio y la ciudad deportiva.

El club, que formó parte del grupo de doce entidades que impulsaron la creación de la Superliga, se echó atrás poco después al no contar con apoyo suficiente. Además, creó un mecanismo para que los aficionados pudieran comprar acciones y que sus opiniones sean tenidas en cuenta en la toma de decisiones.  

Los red devils multiplicaron por cuatro sus números rojos, hasta 92,2 millones de libras (108,1 millones de euros) a cierre de 2020-2021 debido al desplome de ingresos derivado de la puerta cerrada y del incremento del gasto en salarios. Todo ello, a pesar de mejorar un 81,7% su facturación televisiva, gracias a su participación en la Champions, según las cuentas publicadas por la entidad. En total, el United facturó un 3% menos interanual el curso pasado, hasta 494,1 millones de libras (579 millones de euros).

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés