Publicidad

El Real Madrid coge aire con la banca: 328 millones en líneas de crédito sin usar al margen del ICO

El club blanco sumó 205 millones en nuevos préstamos a cinco años avalados por el ICO, pero aún podría disponer de 328 euros más si fuera necesario para paliar la caída de ingresos en 2020-2021. La deuda con clubes pasó de 124 millones a 204 millones.

real madrid obras bernabeu

El Real Madrid tiene gasolina de sobras para transitar por la mayor crisis que ha vivido la industria del deporte. El club es uno de los que mayor disciplina financiera se ha impuesto en los años de mayor inflación en el mercado de fichajes, y la comunidad inversora parece habérselo recompensado. Tras el estallido de la Covid-19, la dirección se puso manos a la obra y encontró lo que buscaba: financiación barata.

Las cuentas anuales a las que ha accedido 2Playbook revelan que el equipo blanco no sólo encontró liquidez a través de los préstamos avalados por el Gobierno, sino que los bancos con los que normalmente opera le aumentaron el grifo de las líneas de crédito a largo plazo, que pasaron de 285 millones a 328 millones de euros. Todas ellas sin disponer a 30 de junio de 2020, anticipando que la estrangulación de la tesorería llegaría en 2020-2021, con buena parte de los pagos estructurales y la imposibilidad de realizar uno de los primeros cobros de cada temporada: los abonos.

En total, la deuda dispuesta con los bancos se cuadriplicó, pasando de 50 millones a 205 millones de euros. Los compromisos con otros clubes y por inversiones en instalaciones no relacionadas con el estadio subieron un 64,5%, hasta 204 millones de euros. “El club dispone de los medios necesarios para cumplir sus obligaciones de pago en el entorno de dificultad económica que, previsiblemente, se extenderá a lo largo de los próximos meses”, deja claro la junta directiva.

Para ello, la entidad presidida por Florentino Pérez logró 155 millones de euros a través de cuatro préstamos con vencimiento a cinco años, así como una línea de crédito de otros 50 millones con vencimiento a tres años. Todas las operaciones están respaldadas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Entre las entidades participantes estarían Banco Santander, BBVA y CaixaBank.

“El coste de esta nueva financiación es superior al vigente para el resto de la financiación ordinaria del club, si bien se ha formalizado a un tipo de interés competitivo, el 1,5%, dada la situación de elevada solvencia del club”, sostiene, sobre unas operaciones que, en total, “han incrementado en algo más del 60% las disponibilidades de financiación existentes con anterioridad”, señala la memoria anual.

Estos préstamos han permitido salvar el impacto que la Covid-19 tuvo en la tesorería y que el club cifra en 154 millones de euros, situando la caja en 125 millones de euros a 30 de junio de 2020. “Es casi un 50% superior al impacto de menores ingresos, al tener que asumir el club, adicionalmente a la pérdida de ingresos antes indicada, el aplazamiento de cobro de determinados contratos de patrocinio y de las cuotas de abono”, matiza el Real Madrid. De no haberse producido la pandemia, la dirección estima que la deuda neta se habría situado en 87 millones, debido al esfuerzo inversor en fichajes en las temporadas anteriores.

La obtención de liquidez era especialmente necesaria para poder dar continuidad a los trabajos de remodelación del Santiago Bernabéu, que cuenta con un esquema propio de financiación. El club sostiene sobre estos trabajos que “se han realizado según lo previsto”, tras haber dispuesto ya de los primeros 100 millones del préstamo que obtuvo por 575 millones de euros. Este año recibirá 275 millones más y en 2021 los 200 millones restantes.

La memoria aclara que “el importe de inversión contabilizada en el ejercicio ha sido de 83 millones de euros, incluyendo los costes financieros capitalizados durante el período de construcción”. De este modo, la inversión acumulada hasta el 30 de junio 2020 asciende a 114 millones de euros si se incluyen las tareas acometidas en 2018-2019, que se centraron en el impuesto municipal de construcciones y obras, honorarios de arquitectura y otros servicios profesionales.

Ahora bien, Pérez siempre repite en la asamblea y está grabado a fuego en cada memoria anual que “la magnitud relevante para el club es la deuda neta, porque no tiene ningún sentido hablar de lo que debes si no se descuenta lo que tienes”. Y esta pasó de ser negativa en 27 millones (le debían más de lo que tenía) a dispararse hasta 354,29 millones según el método de cálculo de LaLiga por las razones antes comentada. El Madrid la rebaja a 241 millones porque no computa la deuda del estadio.

Es una situación bastante más confortable que la de su principal rival en LaLiga, el FC Barcelona, cuya deuda neta prácticamente se dobló durante el último ejercicio, hasta 488 millones de euros. En su caso, los compromisos con los bancos han pasado de 271 millones a 480 millones de euros, mientras que los relacionados con clubes subieron de 261 millones a 323 millones.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés