Publicidad

El Real Madrid gana 313.000 euros en 2019-2020 y se impone un ajuste extra de 100 millones este año

El club blanco logró equilibrar las cuentas con un recorte del 10% de los gastos, pero para 2020-2021 anticipa una nueva caída de ingresos del 14%, hasta 617 millones de euros. Logró financiación bancaria por 205 millones de euros garantizada por el ICO.

real madrid 20 21

El Real Madrid salvó 2019-2020, pero cuadrar las cuentas de 2020-2021 exigirán un nuevo recorte de gastos para adecuarse al retroceso de los ingresos. El club blanco concluyó la última temporada con un beneficio neto de 313.000 euros, frente a los casi 40 millones que presupuestó, pese a que el impacto de la Covid-19 provocó una pérdida de 106 millones de euros en ingresos, según ha informado la entidad en un comunicado.

En total, la cifra de negocio de la entidad presidida por Florentino Pérez se situó en 714,9 millones de euros, un 5,6% menos que el ejercicio anterior, a lo que habría que añadir las plusvalías por traspasos, que el club no desvela a cuánto ascendieron finalmente. De cumplirse el presupuesto, esta partida debería haber aportado otros 136,5 millones de euros, entre ventas de jugadores y reversiones de deterioros que se habían apuntado sobre varios atletas.

La caída prevista para la cifra de negocio de este curso es aún mayor, del 13,8%, hasta 616,8 millones de euros. El retroceso es del 25% en comparación con el presupuesto que se aprobó para 2019-2020 y está muy lejos de los 900 millones que habría ingresado en condiciones normales. A falta de las salidas que puedan producirse en invierno y en mayo, la entidad ya se ha asegurado unos 100 millones en traspasos.

“De no haber existido la pandemia y haber seguido la tendencia de crecimiento de ingresos de años anteriores, el presupuesto para la temporada 2020/21 hubiera alcanzado una cifra próxima a los 900 millones de euros, es decir, una diferencia cercana a los 300 millones de euros con respecto a lo presupuestado como consecuencia de la pandemia”, lamenta la junta.

El Real Madrid obtuvo una cifra de negocio de 714,9 millones en 2019-2020 y prevé que caiga a 616,8 millones en 2020-2021

La junta directiva recuerda que “para mitigar el impacto de la pérdida de ingresos, el club ha implementado medidas de ahorro de gastos”. En concreto, los jugadores y técnicos de los primeros equipos de fútbol y baloncesto, así como los principales ejecutivos, aceptaron una rebaja salarial del 10%. De no haberse podido completar la temporada deportiva, la renuncia habría sido del 20% de todas sus retribuciones.

En cuanto al resto de gastos, la dirección encabezada por José Ángel Sánchez “ha establecido un plan de ahorro por el cual se ha obtenido una reducción de gasto, adicional al derivado de la pérdida de ingresos, equivalente al 8% del gasto total anual”. A eso se suman 16 millones de gasto asociado directamente a los ingresos que finalmente no se produjeron.

El Real Madrid no aclara en su comunicado con qué previsión de resultado neto trabaja para 2020-2021, síntoma de que aún no ha acabado de definir cuál será su estructura de costes definitiva. Ahora bien, la reducción de ingresos en otros 100 millones respecto a 2019-2020 deberá compensarse con un recorte equivalente de los gastos. Y todo hace presagiar que el vestuario deberá volver a poner de su parte, aunque está por ver si será con una nueva renuncia a sus ingresos o al uso de la fórmula del diferimiento de ingresos que ya ha implantado el Barça.

De hecho, la junta directiva sostiene en su comunicado que “a pesar de las medidas de ahorro que se están implementando, el resultado después de impuestos va a verse afectado sensiblemente por esta significativa pérdida de ingresos, si bien el club intentará materializar oportunidades de mejora para tratar de equilibrar el resultado como se logró en el ejercicio anterior”. 

El club también recurrió a los bancos para mitigar el impacto de la paralización durante varios meses de las competiciones. En concreto, logró 155 millones de euros a través de cuatro préstamos con vencimiento a cinco años, así como una línea de crédito de otros 50 millones con vencimiento a tres años. Todas las operaciones están respaldadas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Entre las entidades participantes estarían Banco Santander, BBVA y CaixaBank.

Estos préstamos han permitido salvar el impacto que la Covid-19 tuvo en la tesorería y que el club cifra en 154 millones de euros, situando la caja en 125 millones de euros a 30 de junio de 2020. “Es casi un 50% superior al impacto de menores ingresos, al tener que asumir el club, adicionalmente a la pérdida de ingresos antes indicada, el aplazamiento de cobro de determinados contratos de patrocinio y de las cuotas de abono”, matiza el Real Madrid.

La obtención de liquidez era especialmente necesaria para poder dar continuidad a los trabajos de remodelación del Santiago Bernabéu, que cuenta con un esquema propio de financiación. El club sostiene sobre estos trabajos que “se han realizado según lo previsto”, tras haber dispuesto ya de los primeros 100 millones del préstamo que obtuvo por 575 millones de euros.

La razón no es otra que “la parada de la actividad decretada por el Gobierno en el período del 30 de marzo a 13 abril con la mayor facilidad para la realización de las obras que ha supuesto la no celebración de partidos en el estadio Santiago Bernabéu desde el 14 de marzo”.

En total, la inversión acumulada en la remodelación del estadio asciende a 113,7 millones de euros, que engordan un patrimonio neto que al cierre de 2019-2020 ascendía a 533 millones de euros. La deuda neta, fruto de esas operaciones vía ICO, se disparó, pasando de 27 millones negativos a 240 millones de euros.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés