Publicidad

Real Madrid-Florentino Pérez: ‘bodas de plata’ con el patrimonio como principio y fin

El empresario de la construcción rescató al Real Madrid con una operación urbanística en el 2000 y concluirá su nuevo mandato con la consolidación del renovado Bernabéu. Son las dos mayores operaciones del club, que no ha perdido dinero en 20 años.

Real Madrid institucional directiva

M. Menchén / J. Izquierdo

La construcción ha tenido un papel siempre importante en la historia del Real Madrid. Santiago Bernabéu siempre tuvo claro que consolidar al club en la élite mundial pasaba por tener un gran estadio, y así lo vio quien aspira a que los libros de historia le sitúen al mismo nivel de quien hoy da nombre al coliseo blanco. Se trata de Florentino Pérez, empresario que ha amasado su fortuna al frente del grupo constructor ACS y que ayer inició un nuevo mandato hasta 2025. Casi unas bodas de plata, de no ser por el lapso entre 2006 y 2009, que se iniciaron con una operación urbanística para rescatar al equipo de fútbol de una potencial quiebra y terminará, a no ser que renueve, con la modernización del estadio. Más de 500 millones en ingresos la primera, casi 600 millones de financiación la segunda. Las dos mayores operaciones patrimoniales llevarán su apellido.

Pérez ha retenido el cargo sin oposición alguna desde 2009. No es nada sencillo disputarle el cargo, por aceptación social de su liderazgo, pero también por una cuestión puramente económica. Ocupar el sillón más importante del Bernabéu exige un mínimo de 20 años de socio y, lo más importante, avalar exclusivamente con el patrimonio personal el 15% del presupuesto de gasto. Es decir, tener más de 100 millones de euros en el haber de todos los componentes de la junta directiva. Él, con una fortuna que Forbes cifra en más de 2.000 millones de euros, no tiene problema.

La capacidad de avalar en solitario es la que le ha permitido mantener una junta cohesionada, en la que se asume el liderazgo de Pérez sin discusión y se respeta una máxima que ya se incluía en el programa electoral del 2000: “un modelo de gestión profesional transparente y eficaz”, en el que la toma de decisiones recae exclusivamente en el comité de dirección encabezado por José Ángel Sánchez, siempre bajo su supervisión. No hay lugar a las cuotas de protagonismo de sus compañeros de junta y, por lo tanto, se han podido aplacar problemas de gobernanza que otros clubes como el FC Barcelona sí sufren.

Mientras que el organigrama blaugrana ha ido mutando con cada presidente y los directores generales han sido sustituidos como quien reemplaza a un centrocampista, en Concha Espina los principales ejecutivos llevan al menos una década al frente del negocio. Todos con la misma idea entre ceja y ceja: evitar que se pueda repetir una crisis como la de finales del siglo XX y asegurar que el crecimiento deportivo no estaba reñido con la sostenibilidad económica. Tras una reestructuración inicial que explica un ebitda negativo de 64 millones entre el 2000 y 2003, siempre ha habido beneficios, incluso en 2019-2020 pese a la pandemia.

Las dos mayores operaciones patrimoniales del club, que suman 1.100 millones de euros, llevarán su apellido

“Él siempre busca generar cajones con dinero en las cuentas y el balance cuando todo va bien, para ir usándolos cuando vienen mal dadas”, sostiene una persona conocedora del modelo de gestión que manda en la Ciudad Real Madrid. Hasta el extremo que se aceptó la salida de Cristiano Ronaldo para evitar desajustes en la masa salarial del club cuando pidió cobrar como Leo Messi, o se ralentizó la inversión en fichajes en las temporadas previas a firmar la financiación de las obras del estadio.

Pérez estuvo al frente cuando el Madrid fue la sombra del Barça de Pep Guardiola, y aun así su palmarés particular está al alcance de pocos: 47 títulos, con un reparto prácticamente equitativo entre las secciones de fútbol y baloncesto. El equipo de fútbol ha conquistado 26 trofeos en estos veinte años, donde destacan las 5 Champions League. Además, ha levantado 5 Ligas, 5 Mundiales de clubes, 5 Supercopas de España, 4 Supercopas de Europa y 2 Copas del Rey. Buena parte de estos títulos internacionales los ha logrado en esta segunda etapa al frente del club, con Carlo Ancelotti primero y, después, con Zinedine Zidane en el banquillo.

En el área de baloncesto, a la que cada año ha destinado más de 30 millones de euros, otro entrenador ha liderado una etapa de oro para la sección. En una década al mando, Pablo Laso ha liderado desde la banda un equipo que ha conquistado 20 de los 21 títulos que ha celebrado Florentino Pérez como presidente. Entre ellos, destacan 2 Euroligas, 6 Ligas, 6 Copas del Rey, 6 Supercopas de España y 1 Intercontinental. Además, el conjunto blanco de basket ha disputado 27 de las 37 finales a las que aspiraba entre todas las competiciones.

El presidente ha aprendido la lección de su primera etapa, la de los Galácticos, en las que aprovechó la inyección de cash de la venta de la ciudad deportiva para fichar a las principales estrellas del planeta futbolístico. La acumulación de talento le permitió repetir la fórmula de Bernabéu en términos económicos, pero sobre el césped se demostró que la excesiva acumulación de talento no siempre iba a suponer el diferencial competitivo esperado. Ahora bien, sin aquella etapa no se entendería la dimensión global que hoy tienen los blancos.

Sobre Bernabéu, y lo que a la postre haría después Pérez, el profesor de la Universidad de Columbia Steven G. Mandis apunta en su libro La fórmula Real Madrid: “Hizo algo completamente original en la época. Asumiendo un gran riesgo económico, construyó el estadio más grande del momento para poder ganar más dinero con las entradas. Supuso que los mejores jugadores querrían jugar en el mejor estadio, y que el público acudiría en masa para verlos ganar”. Y en eso anda Florentino con el nuevo estadio, que debería estar listo en 2022-2023.

Es su legado, la última pieza de un puzzle que se inició con el denominado Pelotazo, por el que unos terrenos que le costaron 11 millones de pesetas en los años sesenta pudieron recalificarse en el 2001 tras varios intentos infructuosos. La operación reportó 501,89 millones de euros al Real Madrid a cambio de los 149.000 metros cuadrados que ocupaba su ciudad deportiva de Chamartín, donde hoy se levanta el principal distrito financiero de la capital española. La Ciudad Real Madrid se iría a Valdebebas, protagonista en tiempos de Covid-19 porque allí juega el primer equipo y donde el club hoy dispone de miles de metros cuadrados para buscar más negocio comercial.

Es una de las bazas que tiene Pérez en la recámara para seguir ampliando el negocio merengue, después de que Forbes le haya bajado de la primera posición para cedérsela al Barça, que en los últimos años ha acelerado más en los ámbitos de patrocinio y digital. Aquí, el Madrid ha dado un giro a su modelo de gestión, anteriormente basado en pocos patrocinios de gran importe y ahora enfocado a captar el máximo de socios regionales por todo el mundo. También le obligan sus relaciones con Providence, el fondo de inversión que en 2017 adelantó 200 millones de euros para participar de su negocio de patrocinios y el año pasado aportó 50 millones más para extender el vínculo hasta 2027.

Para entonces, la duda es si Florentino Pérez habrá buscado un mandato más al frente o habrán logrado superar al Barça en la carrera por ser el primer equipo de fútbol que supera los 1.000 millones de euros de facturación. A favor de los blancos juega una carta muy clara: el presidente, como ya hizo Bernabéu, ha tomado la delantera en tener el mayor estadio del mundo. Ahí pueden haber 100 millones extra de ingresos a corto plazo, un fichaje que puede marcar la hegemonía del fútbol español en el corto plazo. Eso sí, entre obras y nuevos proyectos, la carpeta más inmediata de Pérez es la renegociación de salarios. En juego está romper su racha de veinte años consecutivos en beneficios.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés