Publicidad

El Real Zaragoza cambia de manos: prepara su venta a un grupo inversor internacional

Un consorcio encabezado por los hermanos Alejandro y Carlos Álvarez del Campo negocia la compra de una participación mayoritaria de club, que hace meses que busca un socio financiero para acelerar la reducción de deuda.

laliga real zaragoza 20 21

Aires de cambio en el Real Zaragoza. Un grupo inversor internacional ultima la compra de la mayoría accionarial del club, en manos del expresidente de Telefónica César Alierta (49%) desde hace dos años. Los términos económicos de la operación no se han hecho públicos, aunque la entidad tiene un valor de mercado de 30,6 millones de euros, según se desprende de LaLiga Stock Market, el primer informe que mide el precio de mercado de los clubes del fútbol español.

Los nuevos propietarios estarán representados en España por los hermanos Alejandro y Carlos Álvarez del Campo, hijos del fallecido periodista Carlos Luis Álvarez Cándido, según adelanta hoy Heraldo. La asesoría legal está corriendo a cargo del despacho barcelonés DTR a través del abogado Francisco Domínguez Otero.

Fuentes del club no han realizado comentarios sobre esta operación, aunque en más de una ocasión han admitido su interés en dar entrada a un socio financiero que ayudará a acelerar el saneamiento económico. Ahora bien, uno de los accionistas minoritarios es la familia Yarza, propietaria del diario.

Está por ver si las negociaciones llegan a buen puerto y cómo se articula, si mediante una ampliación de capital que aporte nuevos recursos o el relevo definitivo en la propiedad, en manos del empresariado aragonés desde que unieron fuerzas a través de la Fundación Zaragoza 2032 para rescatar a la entidad de la quiebra. En 2019, la familia Alierta dio un paso al frente capitalizando préstamos por 1,86 millones que le dieron el control accionarial.

La entrada de nuevos socios y recursos podría allanar también la renegociación de 47 millones de euros que el Real Zaragoza inició con los acreedores a mediados de marzo. El club ha solicitado modificar el convenio con el que levantó el concurso para rebajar del 20% al 10% el importe anual de deuda que debe amortizar con el fin de hacer “viable el cumplimiento”. Se impone mayores traspasos para cumplir en el corto plazo.

En su carta de credenciales, el consejo de administración defiende el cumplimiento de todas sus obligaciones (ya ha devuelto 25,86 millones de euros), el apoyo de los accionistas y la generación de 13,39 millones de euros en beneficios desde 2013-2014. De hecho, sólo se suspendió el tercer pago del convenio a causa de la Covid-19.

El plan de negocio a diez años que han presentado ya renuncia contemplar un ascenso a LaLiga Santander y parte de la premisa de que será una década en Segunda División. En términos de ingresos, supone dar un salto y alcanzar una cifra de negocio anual de 18,5 millones de euros. Serían 1,5 millones adicionales respecto al cierre de 2019-2020.

El alza se sustenta en varios pilares. El club prevé que los ingresos por televisión suban ligeramente, hasta 9 millones de euros anuales, mientras que la recaudación por socios se mantendría en 4,4 millones y la venta de entradas escale a 1,2 millones anuales. En el plano comercial, se impone generar un millón de euros más al año respecto a la media de los últimos ejercicios, con 3,9 millones.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés