Publicidad

El Unicaja descarta el proyecto de la Euroliga y jugará la BCL de la Fiba hasta 2024

El club malagueño ha aceptado la oferta de la federación internacional para disputar su competición de clubes. La invitación es por tres temporadas y supone salir de la Eurocup. En paralelo, se ha nombrado a Sergio Corral presidente interino.

unicaja eurocup 20 21

Empiezan a caer las fichas del tablero del baloncesto. Los clubes tienen una semana para decidir si se unen al proyecto de la Euroliga para disputar su segunda competición, la Eurocup, o si se adhieren a la Basketball Champions League (BCL) de la Fiba. Uno de los primeros en cambiar de bando ha sido el Unicaja de Málaga, que jugará la BCL a partir de 2021-2022.

La Fiba ha ofrecido licencias de tres temporadas a la mayor parte de los clubes que jueguen la BCL, como Unicaja, Lenovo Tenerife o Hereda San Pablo Burgos. La Euroliga, por su parte, ha tratado de retener a los principales clubes de la Eurocup con un cambio en el formato y modelo de gestión, apostando por dar licencias a largo plazo en un sistema de liga semicerrada.

La lista preliminar de clubes se dará a conocer el 16 de junio, que deberá ser refrendada por los once miembros fundadores de la Euroliga en la próxima asamblea general. Hasta ahora, el Unicaja había sido uno de los equipos que tradicionalmente han disputado sus competiciones, aunque en los últimos años el proyecto permanecía estancado deportiva y económicamente.

Con el cambio de competición, el club opta a ganar hasta un 1,2 millones de euros si alzase el título (un millón al ganador más los bonus por pasar de ronda). Es una decisión clave en un momento de gran inestabilidad, pues la Fundación Unicaja ha dejado en el aire la subvención con la sustenta cada año el equipo ACB.

La idea es reducir la aportación de 4 millones de euros a sólo 600.000 euros. De las cuentas del club de 2019 se desprende que la aportación fue de 2,8 millones de euros, sin contar el patrocinio. El contrato de esponsorización es por 3 millones y no peligra.

Estos cambios llegan tras la fusión entre la entidad financiera malagueña y Liberbank y ya provocaron la salida de Eduardo García tras once años como presidente. Su relevo lo coge ahora Sergio Corral de forma interina, aunque los medios locales apuntan a que el próximo presidente podría ser Antonio Jesús López Nieto.

Los cambios también han llegado al consejo de administración, donde ya están el propio López Nieto y Corral junto a Rafael Fernández (expresidente del club), Marta Bravo (responsable del gabinete técnico del banco) y Antonio López Expósito (directivo de la Fundación). Además, se añade la búsqueda de un director deportivo y un secretario técnico. Juan Medina, abogado de la entidad, ha sido nombrado nuevo secretario del consejo sin ser consejero.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés