Publicidad

Jaycee Carroll en el concurso de triples de la ACB.

La ACB, ante el desafío comercial post-Covid: pierde a El Corte Inglés y negocia con 888Sport

Tras meses de negociaciones con el grupo de grandes almacenes para ampliar el acuerdo más allá de 2019-2020, el coronavirus ha hecho imposible la renovación. El futuro de la casa de apuestas, pendiente del decreto ley que apruebe el Gobierno.

La pandemia del Covid-19 ha afectado a múltiples sectores y ha impactado de lleno en el retail, el gran consumo y las casas de apuestas, que tras el parón del deporte por el virus han visto comprometidos sus ingresos. Todo ello se ha traducido en una caída de los presupuestos de marketing, y la ACB se ha visto afectada. El Corte Inglés no continuará como patrocinador de la liga de baloncesto tras finalizar el contrato que les unía desde 2017, según ha podido saber 2Playbook.

La cadena de grandes almacenes y la ACB estuvieron negociando durante meses una renovación que no llegó a firmarse por el Covid-19. El grupo sufrió una fuerte caída de la facturación a partir de marzo, lo que ha obligado a la compañía a repensar su estrategia de comunicación de marca tres años después de que firmara como patrocinador oficial de la ACB. La compañía sí que continúa como espónsor local de LaLiga, con la que tiene contrato hasta 2021.

Fuentes del sector aseguran a este diario que la relación entre las dos entidades ha sido positiva y no se descarta que en un futuro vuelvan a colaborar. Es algo que ya ocurrió en 2017, cuando El Corte Inglés firmó como espónsor para el play-off, después de que en 2005 pusiera punto y final a un acuerdo que ya duraba 16 años. Al acuerdo para los play-off que firmó hace tres años le siguió una ampliación hasta 2020, por el que la multinacional española tendría visibilidad en la Liga Endesa, la Supercopa y la Copa del Rey como espónsor oficial. En las próximas semanas la ACB anunciará el fichaje de Globalia como proveedor de viajes, tomando el relevo de El Corte Inglés Viajes.

Es la misma categoría de patrocinio que ocupa KIA, que tiene contrato hasta 2020-2021, y 888Sport, un operador de juego que firmó el año pasado por una única temporada y que de momento no ha renovado su acuerdo. La casa de apuestas y la patronal están en negociones y no se descarta su continuidad, si bien es cierto que el contexto ha cambiado a raíz de la crisis del Covid-19 y la nueva ley del juego que Alberto Garzón, ministro de Consumo, ha asegurado que entrará en vigor en octubre.

La ACB, que depende de TV y patrocinios en un 87%, busca driblar la caída de ingresos comerciales tras el Covid-19

Fuentes del sector aseguran a este diario que esta realidad cambiará las reglas a la hora de activar el patrocinio, por lo que hay varios flecos por resolver en la negociación entre la ACB y 888Sport. De momento se desconoce con exactitud qué prohibirá el Real Decreto-Ley, pero parece claro que eliminará la publicidad de estos negocios en las equipaciones durante las retransmisiones. Los activos en los que ha tenido visibilidad 888Sport durante la última temporada han sido vallas publicitarias LED y otros soportes en zona mixta y las zonas donde se llevaban a cabo ruedas de prensa, una visibilidad que podría verse limitada si la compañía renovara su acuerdo con la ACB.

Sólo en el fútbol español, los clubes afrontan un posible agujero de 80 millones de euros con el veto a los operadores de juego, un impacto que en la ACB sería menor, aunque nada desestimable. Por el momento, Retabet continúa siendo espónsor principal del Bilbao Basket y TD Systems ha tomado el relevo de Kirolbet en el frontal de la camiseta y el naming del Baskonia. Con todo, el operador de juego seguirá teniendo visibilidad en la equipación vitoriana, luciendo su logotipo en la trasera de la camiseta mientras la ley lo permita.

La continuidad de Endesa y Movistar como patrocinadores de la ACB es la que ha permitido la estabilidad de ingresos comerciales de la competición. La compañía eléctrica cumple su décimo aniversario como espónsor en 2020-2021, y la teleco tiene contrato como patrocinador y socio audiovisual hasta 2021. Mientras que Endesa es patrocinador principal de la liga y la Supercopa, así como espónsor oficial de la Copa del Rey, Movistar es espónsor principal en la Copa y socio patrocinador en la Liga Endesa. De este modo, ambas compañías se reparten los principales activos de las distintas competiciones de la ACB.

La asociación renovó en 2017-2018 con sus dos socios principales. La energética se comprometió a aportar entre 18 millones y 20 millones de euros durante todo el contrato, mientras que Telefónica amplió el acuerdo audiovisual por más de ocho millones al año, a los que se suman aproximadamente ocho millones de euros más durante todo el ciclo por ser patrocinador. Son cifras que dejan entrever que a la asociación de clubes de baloncesto le espera un intenso año de negociaciones para retener a sus dos principales fuentes de ingresos en la temporada post-Covid.

En la fase final de la ACB tuvieron visibilidad 263 patrocinadores de los clubes y de la asociación

Como proveedores también continúan Divina Seguros, Spalding y Kyocera, a los que se sumará Globalia. Desde la patronal han procurado que la pérdida de partidos y el parón de la competición en 2019-2020 no afectara a los clubes, lo que se tradujo en un incremento de la visibilidad de las marcas durante la fase final que se disputó en Valencia.

En la Fonteta de Sant Lluís y L’Alqueria del Basket convivieron 263 patrocinadores de los clubes y la ACB. Durante las dos semanas que duró la cita, la pista fue cambiando estéticamente para dar visibilidad a los espónsors de los equipos que jugaban en cada partido. Los equipos también han trabajado para mantener sus acuerdos comerciales o encontrar reemplazos, como es el caso del Baskonia o el Hereda San Pablo Burgos, que ha fichado a la empresa de genealogía para compartir el naming del club con la inmobiliaria San Pablo. El Baloncesto Fuenlabrada no continuará contando con Montakit, pero el club ha fichado a Urbas Grupo Financiero como main espónsor durante las tres próximas campañas.

Se estima que el 87% de los ingresos de la ACB proceden de los acuerdos comerciales y de televisión. La partida audiovisual aportó 9,7 millones de euros en 2017-2018, temporada en la que Endesa aportó cuatro millones de euros y el resto de espónsors 9 millones. Por su parte, los clubes cerraron 2018-2019 con unos ingresos agregados por patrocinio de 53,7 millones de euros, un 13,8% más que el año anterior y un 42,4% más que hace una década.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés