Publicidad

ACB, a la reválida: un negocio de 30 millones de euros a las puertas de renovar a Endesa y Movistar+

La energética y la plataforma de televisión de pago finalizan contrato en la temporada post-Covid, pero existe buena sintonía entre las partes para renovar. La casa de apuestas 888Sport seguirá como espónsor durante un año más.

acb fc barcelona real madrid 20 21

24 de septiembre de 2019. Arranca la primera jornada de la temporada en la ACB, con público en las gradas. 30 de junio de 2020. Baskonia levanta el trofeo sin aficionados con los que compartir el campeonato. La 2019-2020 pasó de ser la campaña en la que la competición esperaba alcanzar una facturación récord de 32,9 millones de euros, a ser el año que se cerró sobre la bocina con una fase final exprés para amortiguar el impacto económico de la pandemia. Varios equipos afirman a 2Playbook que la ACB evitó las pérdidas gracias a la fase final y sus patrocinadores Endesa y Movistar, que acaban contrato en 2021. Y lo que es más importante para los clubes: la asociación salvó el reparto económico de 12 millones anuales que distribuye entre los equipos.

“Perdimos facturación por ticketing y patrocinios locales, pero los ingresos procedentes de la ACB se mantuvieron conforme a lo presupuestado”, apunta el director general de uno de los clubes habituales en competiciones europeas. La cuantía de ese reparto habría caído entorno a un 20% de no haberse disputado la fase final, lo que hubiera provocado una caída de en torno a 2,5 millones de euros en el reparto. Salvado ese matchball, la caída de ingresos fue de entre un 5% y un 10% en 2019-2020, según afirman varios clubes de la Liga Endesa.

Eso sí, la previsión para 2020-2021 es peor, motivo por el que la mayoría de equipos están ajustando su presupuesto entre un 8% y un 12%. Por ejemplo, de los 6,8 millones de euros de presupuesto que ha tenido Iberostar Tenerife durante los últimos años, el conjunto insular prevé facturar seis millones de euros. ¿El motivo? Si el año pasado el club sólo tuvo que compensar a sus abonados por los cinco partidos que no pudieron disputar con público, la previsión ahora es jugar el 50% de la fase regular a puerta cerrada.

Serán entre ocho y nueve partidos sin público, y los clubes ya están empezando a comunicar a sus abonados cómo les compensarán con el fin de reactivar las altas en un clima de incertidumbre. “Es posible que facturemos la mitad de lo que deberíamos en circunstancias normales”, apuntan desde un club. El director general del Baxi Manresa, Carles Sixto, recalca la importancia de cuidar al abonado, sin dejar de explicarle que “su apoyo es fundamental para el club y para el proyecto de ciudad que tenemos”.

Por ello, la entidad no devolvió el pago de los abonos de la temporada pasada, pero sí ofreció un 5% de descuento a quienes renueven su asiento hasta finales de septiembre. “De los partidos que tengamos que jugar a puerta cerrada, devolveremos la mitad, y el abonado asumirá el otro 50%; es una pérdida compartida”, afirma Sixto. Esa devolución no se hará durante esta temporada, sino que se descontará del abono durante las próximas tres campañas. “De este modo favorecemos poder pagar las facturas este año en el caso de que la puerta cerrada se prolongue”, añade.

“En el escenario más optimista, podremos jugar con un 50% de aforo de media durante esta temporada, asumiendo que empezaremos sin público”, explica Félix Hernández, presidente del Iberostar Tenerife. En el escenario más pesimista, el promedio de aforo será del 30% y se concentrará en la fase final de la temporada si se encuentra una vacuna o un tratamiento efecto para el Covid-19.

Aunque tanto la ACB como los clubes asumen que tendrán que jugar sin público hasta enero de 2021, algunas fuentes confirman a este diario que están buscando fórmulas para adelantar esa posibilidad si la situación sanitaria lo permite. “Somos una competición profesional y no dependemos de los gobiernos autonómicos, sino del Consejo Superior de Deportes (CSD), pero estamos en contacto con el organismo por si pudiéramos para tantear esa posibilidad”, indican fuentes del sector. “Nuestros recintos tienen entre 5.000 y 15.000 asientos; no somos un estadio en el que las aglomeraciones y el control sea más complejo”, afirma otro director general de un club, con la esperanza de que el CSD permita excepciones.

A la garantizada caída de los ingresos por día de partido (entradas puntuales, abonos, zona VIP y oferta de restauración), se sumará una probable caída del reparto económico por el hecho de que la liga contará con 19 participantes en 2020-2021, en lugar de los habituales 18. El ascenso del Acunsa Gipuzkoa Basket tras una temporada sin descensos no contaba con la aprobación del resto de clubes, que no querían menos ingresos del reparto económico. Sin embargo, la Justicia dio la razón la entidad donostiarra y la ACB le inscribió.

Precisamente el reparto económico que se salvó en 2019-2020 es el que permitirá al TD Systems Baskonia contar con un presupuesto similar al del año pasado. ¿El motivo? Proclamarse campeón tiene premio y sitúa al club en la pole de los ingresos de la ACB. Además, el club ha cobrado la totalidad del abono pese a la puerta cerrada, comprometiéndose a devolver la parte proporcional de lo no disfrutado.

Endesa y Movistar, que aportan el 50% de los ingresos de la ACB, finalizan contrato en 2021

¿Cómo funciona la distribución económica de la ACB entre los clubes? El reparto se compone de los ingresos de la ACB por patrocinio, derechos audiovisuales y organización de eventos, como la Supercopa y la Copa del Rey. A diferencia del dinero que procede del naming right que paga Endesa, que se reparte a partes iguales entre todos los participantes, el dinero de las televisiones, otros patrocinios y eventos se distribuye en función de los resultados deportivos, de modo que el equipo campeón recibe más dinero que el finalista.

En definitiva, el reparto equitativo de Endesa ha contribuido a que las diferencias entre lo que reciben los clubes no sean profundas. En concreto, el campeón percibe algo más del 7% de la bolsa de 12 millones de euros de la ACB, mientras que los equipos de la zona de descenso cobran un 5%. Así, mientras que Baskonia percibió algo más de 850.000 euros, el colista facturó aproximadamente 600.000 euros por esta vía.

“Fue clave que la liga pudiera finalizar sobre el parquet y que la fase final fue suficientemente atractiva; gracias a eso hemos mantenido los ingresos de la ACB”, apunta el presidente del Iberostar Tenerife. La audiencia de los 33 partidos de la fase final en comparación a los mismos choques de la fase regular aumentó un 28%. “La sintonía entre ACB y Movistar+ es muy buena”, sostienen fuentes cercanas a las negociaciones entre la liga y el operador audiovisual.

Se estima que Movistar+ aporta ocho millones de euros anuales por los derechos televisivos, a los que se suman otros ocho millones de euros a lo largo de los tres años que dura el contrato de patrocinio firmado para el ciclo 2018-2021. Endesa, por su parte, renovó por cuatro temporadas, hasta 2020-2021, a cambio de aportar entre 18 millones y 20 millones de euros durante todo el ciclo, lo que supone una aportación anual que empezó con cuatro millones de euros en 2017-2018, y que va creciendo año a año.

En definitiva, Endesa y Movistar, que aportan el 50% de los ingresos de la ACB, finalizan contrato en un año difícil para la asociación. “Será una temporada complicada, sin lugar a dudas, pero esperamos poder finalizarla con público”, apunta Hernández desde Tenerife. Será el año de la reválida en la ACB, en la que la asociación deberá convencer a sus dos motores para que continúen pese al golpe del Covid-19.

En el apartado comercial, la competición no ha podido mantener a El Corte Inglés como espónsor oficial, pero sí al operador de juego 888Sport, que finalizó contrato en junio y que ha firmado su continuidad por un año más, antes de que entre en vigor el decreto de la publicidad de las casas de apuestas que está preparando el Gobierno.

También será la temporada en la que, esta vez sí, se dé el descenso de dos equipos para evitar que el torneo continúe creciendo en número de participantes. Las cartas están sobre la mesa, después de que acordara con la Federación Española de Baloncesto (FEB), que es la organizadora de LEB Oro, que sólo ascenderá un equipo en 2020-2021 para reequilibrar el orden previo a la pandemia: una liga como máximo 18 equipos.

La ACB aún no ha cerrado su ejercicio económico, pero fuentes del sector apuntan a que finalizarán el año en línea con las previsiones fijadas hace un año, cuando el organismo se propuso facturar 32,9 millones de euros en ingresos. La asociación ha preferido no desvelar detalles, pero según ha podido saber 2Playbook a través de varias fuentes del sector, la patronal redujo los gastos y finalizó el año esquivando las pérdidas. “Durante tres meses no hubo gastos por arbitraje ni por producción televisiva”, afirman, lo que permitió a la asociación cerrar el ejercicio evitando las pérdidas. La entidad cerró 2018-2019 con unos ingresos de 28,4 millones de euros, por los 25,9 millones de euros que firmó en 2017-2018.

El negocio de los clubes de la ACB, en inercia positiva hasta el Covid-19

La crisis económica de 2008 obligó a los clubes de la ACB a sobrevivir sin ayudas públicas y a agudizar su ingenio para generar recursos propios y, una década después, han llegado los resultados. Los clubes de la Liga Endesa cerraron 2018-2019 con una facturación agregada de 122,6 millones de euros, el mayor importe de la historia de la competición, la mayor cifra de negocio de la historia del baloncesto español, según un informe elaborado por el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Es una subida interanual del 13,3% en la temporada previa al estallido de la crisis del coronavirus, que ha afectado a la generación de ingresos de los clubes por el parón del torneo y la finalización anticipada de la temporada para algunos equipos. Si se tienen en cuenta los ingresos extraordinarios, que en 2018-2019 estuvieron comprendidos en su mayoría por la venta de jugadores, los ingresos totales agregados de los clubes ACB ascendieron a 127,4 millones de euros, un 9,2% más que en la temporada anterior. Eso sí, el negocio extraordinario cayó un 42%, hasta 4,8 millones de euros, según el informe del CSD al que ha accedido 2Playbook.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés