Publicidad

MotoGP es la principal cita que alberga Motorland Aragón.

Aragón, ante el enésimo rescate de Motorland con una inyección de 9,5 millones en 2020

El Ejecutivo autonómico ha decidido elevar el importe que deberá aportar a la gestora del circuito mediante una ampliación de capital, al tiempo que negocia con Dorna el futuro de MotoGP más allá de 2021.

El retorno económico de los circuitos de motor suele encontrarse antes en el tejido empresarial de su entorno que en la cuenta de resultados de sus gestores. Motorland Aragón no es una excepción, y el Ejecutivo autonómico ya tiene preparada la factura que deberá asumir en 2020: 9,5 millones de euros que aportará mediante ampliación de capital para compensar las pérdidas crónicas de la empresa pública que opera la instalación de Alcañiz (Teruel), según documentos oficiales a los que ha accedido 2Playbook.

“La situación financiera de la Sociedad para hacer frente a sus compromisos está relacionada con las aportaciones efectuadas por sus socios, al no ser capaz de generar flujos de caja positivos”, sostiene la dirección, que ha elevado sus necesidades de capital en 1,5 millones respecto a los fondos que recibió en 2019. Los recursos han salido históricamente del Fondo de Inversiones de Teruel, que se complementarán con una subvención de 2,5 millones del Instituto Aragonés de Fomento.

Y lo cierto es que el agujero podría acabar siendo superior, ya que la gestora del trazado esperaba mejorar sus ingresos en más de un 10% interanual, hasta 5,1 millones de euros en 2020. Las razones para este optimismo inicial se basaban en una mayor ocupación del circuito de velocidad y la buena marcha de la venta de entradas para MotoGP. Sin embargo, estas previsiones se realizaron antes de la crisis del Covid-19 y la consecuencia más grave para estas competiciones: la imposibilidad de contar con público en las gradas.

La única cuestión que ayudaría a mejorar el cierre previsto para este año son las condiciones que el Gobierno de Aragón ha acordado con Dorna Sports para que Motorland albergue dos grandes premios de MotoGP de forma consecutiva entre los días 17 y 25 de octubre; a finales de agosto tendrá Superbikes.

Aragón ha inyectado en torno a 115 millones de euros en la empresa que gestiona Motorland

En concreto, la empresa pública no deberá pagar los aproximadamente 8,3 millones de euros que se comprometió a pagar anualmente por los derechos de una carrera de cada una de estas competiciones. En total, el contrato ascendía a 32,9 millones por el ciclo 2018-2021, pero este año asumiría el golpe la compañía dirigida por Carmelo Ezpeleta ante la excepcionalidad de la situación.

El vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, explicó semanas atrás que “no habrá canon” si no hay público, algo que depende de la evolución del Covid-19 y el control de los rebrotes que se están produciendo en algunas regiones de España. El Ejecutivo aragonés sí asumirá los 400.000 euros en que aproximadamente se cifran los costes de organización de cada campeonato. En caso de poder abrir las gradar y ocupar unos 18.000 asientos, el dirigente político apuntó que “los beneficios de las entradas serían compartidos”.

Este pacto aliviaría la tendencia negativa de la gestora del trazado, que contemplaba elevar sus números rojos en 2020 hasta 9,3 millones de euros, por encima de los 8,8 millones con los que se iba a cerrar 2019 y del déficit de 8,1 millones registrado en 2017. Este aumento, argumenta la dirección en su presupuesto, responde a la incorporación del Mundial de Turismos, que iba a generar un déficit de 469.000 euros, y a un aumento de la partida de derechos de organización de grandes competiciones en 381.000 euros.

La realidad es que no hay una sola carrera de relevancia internacional que sea rentable para Motorland, pero el Gobierno de Aragón siempre las ha defendido por el impacto económico que generan en la región de Teruel. Desde su constitución, y con las aportaciones de 2020, la administración autonómica ya ha inyectado cerca de 115 millones de euros al proyecto. ¿El retorno? El último estudio encargado, que data de 2014, cifraba en unos 30 millones de euros el negocio que generaba toda su actividad en la región del Bajo Aragón, incluido el gasto de los aficionados que se desplazan a Alcañiz cada año.

Ezpeleta ha mostrado su interés en que MotoGP continúe visitando el circuito más allá de 2021, aunque con las nuevas reglas del juego que Dorna Sports plantea para la Península Ibérica. Su idea es que los cuatro trazados españoles y uno de Portugal roten anualmente, de modo que Motorland, en este caso, acogería las carreras en tres de las cinco ediciones de 2022 a 2026. El precio más o menos es conocido, y la fórmula para medir el retorno, como siempre han defendido, no habrá que buscarla en la cuenta de resultados. Ahí, se dan por descontados los números rojos si la presión de los cánones no se modera.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés