Publicidad

LaLiga arrincona al ‘pure player’ de eSports: sin logo en camisetas y con acuerdo solo con un equipo

EA Sports y la gestora del fútbol profesional en España modifican parte del reglamento para la temporada. Un club de eSports solo podrá tener jugadores en un único club de LaLiga y no tendrá visibilidad de marca. DUX Gaming, entre los perjudicados-

elaliga santander 2021

LaLiga quiso marcar un punto de inflexión a principios de 2020 dando entrada en su competición de Fifa a los clubes de eSports de la mano de los de fútbol, como el Atlético de Madrid, Sevilla FC, Villarreal CF o Real Betis. Apenas un año más tarde, la situación es muy distinta. Tras el desembarco inicial, se ha modificado el reglamento de la eLaLiga Santander para la nueva temporada 2021-2022. Destacan dos cambios: que un club de deportes electrónicos ya sólo puede tener jugadores en un único equipo de LaLiga y que sus escudos y toda referencia a los clubes de deportes electrónicos desaparecerá de las equipaciones y soportes oficiales.

Durante la mañana del miércoles LaLiga mantuvo las últimas conversaciones con clubes como DUX Gaming para buscar una salida alternativa. La decisión, no obstante, estaba tomada desde hace semanas. Más de treinta de entre los 40 clubes de LaLiga votaron a favor de implantar los cambios propuestos por la patronal y la filial española de EA Sports, que aporta 10 millones de euros anuales a la competición hasta 2024, uno de sus principales socios junto a Banco Santander y Sorare.

“Nos están arrinconando cada vez más, ya no tenemos ningún tipo de visibilidad, pero en cambio tenemos que afrontar toda la inversión y el riesgo del proyecto”, lamenta uno de los directivos afectados. “El plan de LaLiga es claro: quiere tener el control total y que sean sus propios clubes los que tengan en plantilla a los jugadores y excluirnos del sistema”, destaca otro de los ejecutivos.

¿En qué consiste cada medida? Se trata de dos propuestas diferentes que afectan de forma dispar a los clubes de eSports. Por un lado está la prohibición de que sus escudos figuren en las equipaciones de los jugadores de Fifa22 de la eLaLiga Santander. Esta nueva norma afecta a todos los clubes por igual y ha provocado que algunos como S2V eSports renuncien a competir este año. Otros, como Vodafone Giants, ya había dejado la competición la última temporada.

LaLiga impide la visibilidad de los clubes de eSports y que se puedan asociar a más de un club

“No tenemos visibilidad, así que tendremos que evaluar qué retorno tiene el proyecto ahora”, destaca uno de los directivos consultados. “Queremos seguir construyendo el ecosistema de Fifa en España, y esperamos que el año que viene LaLiga y la filial de EA Sports den un paso atrás e incluyan a los clubes de eSports en este proceso”, asegura.

La segunda controversia se centra en la disponibilidad de los jugadores. Hasta ahora, un mismo club de eSports con varios jugadores de Fifa podía alcanzar acuerdos con varios equipos de LaLiga para que cada jugador representara a uno de ellos. Era una práctica habitual en DUX Gaming, Case eSports, Team Heretics o Movistar Riders, entre otros.

Estos serán los más afectados por el nuevo reglamento, que únicamente permite asociarse a un único club de LaLiga. Con su entrada en vigor, jugadores que disputan torneos internacionales como Gravensen, que defendía la camiseta del Real Zaragoza vía DUX, no podrán participar este año en la eLaLiga Santander.

La patronal argumenta que esta medida se toma para “salvaguardar los derechos de los jugadores y los Clubes/SADs a los que representan; proteger la integridad de la competición y por último promover la igualdad y visibilidad entre los clubes de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank que participan en ella.”. Hace referencia a posibles casos de amaños, algo que hasta ahora no se ha producido y que apenas ha ocurrido en los eSports españoles. De hecho, en uno de los pocos casos, la LVP, gestora de la eLaLiga, expulsó a todo un equipo de su liga de CS:GO.

Hay cuatro principales clubes afectados; otros, como Qlash o Falcons, ya trabajaban solo con un club

De hecho, los eSports ya tienen su propio regulador en la materia, la Coalición para la Integridad de los eSports (ESIC). Esta organización tiene acceso a los datos de apuestas en el mundo de los deportes electrónicos, por lo que su participación es capital a la hora de detectar partidos fraudulentos y vela por garantizar la transparencia.

Desde los clubes de eSports apuntan a que “LaLiga quiere capitalizar el entorno del Fifa junto a EA Sports Iberia”. “La estrategia de EA Sports internacional es distinta, todas sus competiciones están pensadas para clubes de eSports, pero desde aquí se rema en otra dirección”, sostiene uno de los equipos que sí se mantiene en la competición pese a las limitaciones.

Algunos directivos señalan que uno de los objetivos finales de LaLiga es que su competición sea la única que de acceso a las Fifa Global Series, la competición internacional del videojuego. De esta forma podría capitalizar todo el movimiento y arrebatar a los principales jugadores a los clubes de eSports, ya que no tendrían otra vía para clasificarse a estos torneos. La eLaLiga, de hecho, ya da acceso con dos plazas a los playoffs de las Fifa Global Series en España.

A partir de ahora se abren distintos interrogantes. El primero, cómo van a llenar los clubes de LaLiga que han perdido a sus jugadores el vacío para esta temporada. Equipos de eSports de menor tamaño y con jugadores de menor prestigio ya han comenzado a llamar a la puerta. También agencias que han visto la oportunidad de reengancharse al negocio o incluso jugadores a título individual. La tercera opción es draftear a uno de los jugadores que se presentan por libre al draft.

El presupuesto medio para competir en Fifa ronda los 100.000 euros en España

“Creo que va a ser una temporada de transición y que LaLiga ha querido acelerar una transición para la que sus clubes no están preparados”, argumenta una de las fuentes. “Ahora habrá que ver las audiencias y los planes de sus clubes, porque en un momento de fuerte contención en el gasto están preparando el terreno para tener que ser ellos mismos los que asuman la inversión de tener sección de eSports, y la mayoría ni le interesa ni entiende el sector”, subraya.

Actualmente, el presupuesto medio para competir en Fifa ya ronda los 100.000 euros. Es incluso superior en clubes como DUX, con más de un jugador, dedicado en exclusiva a videojuegos deportivos y que además prioriza competir en torneos internacionales. “Al final, lo que buscan es que nuestra sección de Fifa esté integrada en los clubes de LaLiga, y esta temporada, a efectos prácticos, ya es como si lo fuera, porque la sensación es como si no existiéramos para ellos”.

Para los clubes de eSports, sin embargo, se abre un nuevo camino. DUX Gaming asegura que buscará otras ligas internacionales donde los jugadores que han quedado fuera puedan competir. Por ahora, mantiene su acuerdo con el Real Valladolid, pero buscará acomodo para el resto en otros países. Lo mismo para Movistar Riders, que solo podrá continuar con el Atlético de Madrid, o Qlash, junto al Villarreal, aunque en su caso también tiene un acuerdo con el AC Milán en Italia.

Otros clubes, como Falcons, Case eSports, Team Heretics y DUX han tenido que paralizar proyectos de expansión dentro del Fifa. “No nos hace un roto, porque el foco principal son las competiciones internacionales y se accede por otras vías, pero la eLaLiga es una competición interesante y con proyección a la que no queremos renunciar”, explica uno de los directivos.  

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés