Publicidad

La Ligue-1 pide auxilio al Gobierno tras cifrar la pérdida de ingresos en 1.000 millones de euros

La liga francesa de fútbol ha solicitado una reunión para trazar un plan de emergencia que compense la caída en la facturación. La patronal estima que los clubes sólo ingresarán por televisión 759 millones, cerca de la mitad de lo presupuestado.

neymar gol psg 20 21

La Ligue-1 pide auxilio al Gobierno francés asfixiada por la caída de los ingresos. La LFP, gestora de la competición, ha solicitado una reunión para elaborar un plan de emergencia que mitigue la caída de 1.000 millones de euros en ingresos prevista en 2020-2021, según ha indicado en un comunicado tras una reunión del consejo de administración.

La patronal prevé que los ingresos audiovisuales de los clubes caerán un 42% esta temporada entre contratos nacionales e internacionales, hasta 759 millones de euros, en lugar de los 1.307 millones que estaban presupuestados. Al impacto en la renegociación del contrato televisivo tras la salida de Mediapro hay que añadir el golpe de jugar a puerta cerrada, la segunda partida más afectada económicamente.

La LFP lamenta que los 100 millones que el Gobierno francés destinó al deporte como plan de rescate son “insuficientes” para hacer frente a la contracción de su negocio. “Más aún cuando no se tuvo en cuenta el impacto de jugar a puerta cerrada en todo 2021”, señalan dese la organización.

“No queremos pedir al Estado que compense la caída de los ingresos audiovisuales tras el fracaso con Mediapro, ya que los clubes ya han realizado grandes esfuerzos para adaptarse a esta importante caída de ingresos, tanto a través de las renegociaciones salariales con los jugadores como de otras reformas que la LFP está preparando, sino que el Gobierno participe en ayudar a los equipos profesionales a superar la emergencia generada por la Covid-19”, se explica.

La caída de ingresos de 1.000 millones de euros es superior a la cuantía estimada por Jean-Marc Mickeler, titular de la Dirección Nacional de Control y Gestión (Dncg, organismo regulador de las finanzas del fútbol profesional francés), quien estimó que el impacto estaría por encima de 800 millones de euros a finales del año pasado. Antes del acuerdo con Canal+, el agujero se estimaba en 1.300 millones.

Tras romper el acuerdo con Mediapro, la Ligue-1 logró salvar in extremis un acuerdo con Canal+ para salvar las emisiones en 2020-2021. A cambio, la competición tuvo que asumir una rebaja del 50% en los ingresos tras unas negociaciones que llegaron a romperse, y el operador francés sólo aportará 670 millones por la Ligue-1 y Ligue-2.

Aun así, el acuerdo supone un auténtico balón de oxígeno para los clubes de la Ligue-1 y la Ligue-2, que en los últimos días empezaban a mentalizarse de que quizás se quedaban sin un socio audiovisual que relevara al grupo español y su compromiso antes de la Covid-19 de pagar 830 millones de euros por temporada.

La oferta inicial de la televisión de pago francesa, socio histórico de la LFP, rondaba los 700 millones de euros. Una cifra que, inicialmente, catalogó de “insuficiente” la gestora del fútbol francés que buscaba atomizar su negocio audiovisual con la comercialización de los derechos en varios paquetes, lo que llevo a una denuncia de la compañía propiedad del Grupo Vivendi.

A pocos días de despedir 2020, Mediapro aceptó pagar 100 millones de euros en concepto de indemnización para deshacerse de su paquete mayoritario -de hasta el 80%- de los derechos. Detrás llegó Canal+, pidiendo una relicitación de los derechos, ante los que la LFP hizo caso omiso y llevó a una denuncia por parte del canal privado.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés