Publicidad

Oaktree y Hellman & Friedman se suman a la puja de la Ligue-1 por su negocio comercial y audiovisual

Los dos fondos estadounidenses han mostrado su interés en adquirir una participación de la nueva sociedad que creará la LFP con los derechos audiovisuales de la liga, por la que pide 1.500 millones. El socio de LaLiga, CVC, también prepara una oferta.

Ligue 1 Troyes City Group 2021 2022

El capital americano apuesta por la Ligue-1. Los fondos Oaktree y Hellman & Friedman son los dos últimos fondos en sumarse a la puja por entrar en el negocio audiovisual de la liga francesa, que aspira a lograr una inyección de 1.500 millones en la competición y sus clubes, según Financial Times. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) calcula unas pérdidas conjuntas de 730 millones de euros entre sus equipos sólo en 2020-2021. La gestora estudia todavía si vender entre un 10% o un 15% de la nueva sociedad.

En total, una decena de firmas están trabajando en ofertas vinculantes a la competición, entre los que se encuentran CVC -el nuevo socio de LaLiga-, Silver Lake, Bain, Advent, Apollo, Bridgepoint, EQT y KKR. La fecha límite para presentar ofertas es el próximo 9 de marzo.

La influencia de algunos de estos fondos en Francia ya viene de lejos. Silver Lake tiene una participación en el City Football Group, propietario del Manchester City y del Troyes de la Ligue-1. Mientras, en la Ligue-2, el Caen es propiedad de Oaktree.

 

Los objetivos de la Ligue-1 tras la pandemia

El objetivo de la Ligue-1 es poder recuperarse del golpe de la Covid. Sobre la entrada de capital riesgo en el negocio, Vincent Labrune, presidente de la LFP, destacó en otoño ante el Senado francés que “no tenemos elección. Nuestro futuro a largo plazo depende de los próximos 18 meses”.

Con la inyección de liquidez, la LFP confía en hacer más atractivo el fútbol francés y duplicar o triplicar los ingresos en cinco o diez años. También podría traer una reformulación del reparto del dinero, beneficiando a los grandes como PSG, Olympique de Lyon y Olympique de Marsella. Estos reciben actualmente menos del 10% del total de los ingresos audiovisuales.

Desde Francia se destaca la unidad de los clubes de la Ligue-1. L’Èquipe asegura que este proyecto cuenta con el apoyo del PSG, buque insignia en la potencial revalorización de la competición, “lo que supone un buen punto de partida para que se lleve a cabo”.

En estas negociaciones tendrá cabida también un primer paso que ha dado la Ligue-1 sobre su sistema de competición. La liga francesa es la primera del Big-5 que ha decidido reducir sus equipos tras la pandemia: pasará a contar con 18 clubes a partir de 2023-2024. Con ello se aseguran una “necesaria reducción en el reparto de ingresos”, según Labrune.

Publicidad

Publicidad