Publicidad

Campaña promocional de la F-1 en Movistar+.

Telefónica ‘adelanta’ a Dazn y encarrila la renovación con la F-1 hasta 2023 por más de 160 millones

La gestora del Mundial encarrila la renovación con el grupo de telecomunicaciones, que ha mejorado su propuesta inicial para retener una competición que ganará atractivo con el regreso de Fernando Alonso a Renault y el fichaje de Carlos Sainz por Ferrari.

La Fórmula 1 ha rentabilizado rápidamente los últimos movimientos con acento español en el paddock. Telefónica ha decidido hacer un esfuerzo para evitar que la emisión del Mundial pasara a Dazn en 2021 y tiene encarrilada la renovación en exclusiva por tres años más, según han confirmado dos fuentes del sector a 2Playbook. La compañía, que no ha confirmado la información y asegura que aún no han firmado, pagaba hasta ahora unos 55 millones de euros anuales por estos derechos de televisión, una cifra cercana a la que abonará hasta 2023.

En el sector descontaban que el grupo de telecomunicaciones podría ir a la baja a por estos derechos en el actual concurso, pero todo ha cambiado en las últimas semanas. En este periodo de tiempo, Ferrari ha anunciado el fichaje de Carlos Sainz como piloto a partir del próximo año para acompañar a Charles Leclerc, mientras que Fernando Alonso ha regresado al circo del motor de la mano de Renault, la escudería con la se coronó campeón del mundo en 2005 y 2006.

La decisión ya se está comunicando de forma extraoficial a los distintos stakeholders de la industria, que en los últimos meses especulaban con una potencial irrupción de Dazn. El movimiento podía tener sentido para la OTT británica, que en España ya posee MotoGP y había contado en su oferta con el Dakar o el Mundial de Rally. Añadir la Fórmula 1 le habría permitido convertirse en la casa para los aficionados al motor, pero su compleja situación económica a causa del Covid-19 habrían limitado su capacidad para pujar. De hecho, ya se esperaba que tuviera un papel protagonista en la Uefa Champions League, que también acabó reteniendo la telecos española.

El renovado interés que puede suscitar este movimiento de asientos en la parrilla habría hecho cambiar de opinión a los dirigentes de Movistar+, que en 2019 sufrió un fuerte desplome de las audiencias de los grandes premios tras la retirada temporal de Alonso. En concreto, las retransmisiones en directo se desplomaron un 37,5% en comparación con 2018, con una media de 150.000 telespectadores, según datos recogidos por la cuenta especializada MotorRacingTV.

Telefónica controla los derechos de la F-1 en España desde 2014 y paga unos 55 millones de euros al año

Pese a ello, el director de deportes de Movistar, Juan Andrés García Ropero, explicaba esta semana que “la F-1 para Movistar está en el top 3 de deportes más vistos de la plataforma y para nosotros es una competición muy importante”. “Prueba de ello -explicaba con motivo del inicio del Mundial- es el despliegue que vamos a hacer este año para ofrecer la mejor cobertura en Movistar F1, un canal dedicado 24 horas a este deporte”.

El paquete de motor se puede comprar por separado a cambio de 7 euros al mes, ya que es un contenido que sólo se incluye en los paquetes más caros de Fusión, los denominados Total Plus, que oscilan entre 169 euros y 209 euros al mes. A cambio, los aficionados pueden ver las carreras con resolución 4K si su televisor lo soporta y la opción del mosaico, que permite seguir el gran premio desde el punto de vista del piloto con seis cámaras simultáneas que se pueden ir combinando.

Una vez se formalice el acuerdo, la relación entre la multinacional española y la Fórmula 1 alcanzará la década, después de aquel primer acuerdo firmado en 2014 en el que aún se incluían algunas carreras en abierto. Es una situación que hoy está absolutamente descartada, ya que la revalorización de los derechos ha pasado ciclo tras ciclo por preservar la exclusividad a los canales de pago. En España, la gestora de motor incluso ha renunciado a lanzar su OTT bajo suscripción respetando la exclusividad de Movistar+, a diferencia de otros mercados en los que sí conviven ambas alternativas.

Ian Holmes, director de derechos audiovisuales de la Fórmula 1, explicó tras la última renovación con Movistar+ en 2018 que “España es uno de los mercados europeos más importantes” para la competición. En aquel comunicado, añadía que “ayudaremos a Movistar+ a producir contenido exclusivo para su distribución a través de sus plataformas digitales y redes sociales, lo que contribuirá a ampliar la base de seguidores y su engagement”. Hoy, su cuenta en Twitter F1 en Movistar+ suma más de 114.400 followers.

“La F-1 para Movistar está en el top 3 de deportes más vistos de la plataforma”, asegura la compañía

Nuevo paso para retener el deporte premium

Una vez se haga oficial esta renovación hasta 2023, Movistar+ habrá dado un paso de gigante para mantener su posición de plataforma de televisión más relevante para los amantes del deporte. Además, con mayor margen para rentabilizar las inversiones, pues semanas atrás ya logró retener las competiciones de clubes de la Uefa con una rebaja del 10%, hasta 325 millones de euros por temporada en el ciclo 2021-2024.

El contrato incluye Champions League, Europa League, la nueva Conference League, la Supercopa de Europa y la Youth League, tanto en el mercado residencial como establecimientos públicos. “Es una clara demostración” de que el fútbol “es un activo que impulsa el negocio y le aporta rentabilidad”, apuntó hace dos semanas Emilio Gayo, presidente de Telefónica España. “Nuestra plataforma Movistar+ continúa trabajando para seguir haciendo accesible el fútbol en nuestro país”.

El próximo reto para la compañía es diseñar una oferta que le permita revalidar la exclusiva de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank, por las que paga 980 millones y 35 millones de euros anuales, respectivamente. Este contrato está en vigor hasta 2021-2022, pero la previsión de la patronal presidida por Javier Tebas es iniciar negociaciones a finales de este año. De este modo, podría llegar al próximo cuatrienio con estos dos productos premium en su haber. En cuanto a la ACB, la alianza audiovisual y de patrocinio se extiende hasta el final de la próxima temporada, por lo que también deberán sentarse a negociar antes de que acabe 2020.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés