Publicidad

Indescat, el clúster catalán del deporte, se constituyó en 2010 a partir de la inquietud de diferentes agentes líderes en el sector deportivo como grandes empresas, pymes, start-ups, centros tecnológicos, universidades, y otras entidades del entorno (también con el apoyo de la Generalitat de Catalunya) con el fin de dinamizar la competitividad de la industria del deporte. Competitividad entendida como el resultante de proyectos tractores que generaran alto impacto en el sector industrial, en primera instancia, pero también retorno al territorio, al tejido deportivo y, en definitiva, a los deportistas y ciudadanos.

Durante el intenso camino recorrido como clúster, la promoción e impulso de Cataluña y Barcelona como capital mundial del deporte ha sido una de las prioridades, ejemplo de ello es la edición de Barcelona World Sports Capital, publicación que editamos en inglés en 2014, con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, en la que se proyectaron internacionalmente las 10 razones por las cuales Barcelona era ya considerada entonces la capital mundial del deporte.

Desde nuestra óptica, y haciendo un símil con el deporte, el partido de los hitos transformadores para la industria deportiva se divide en dos partes: La “primera parte” que marcó un antes y un después fueron los JJOO de Barcelona'92, que fueron reconocidos mundialmente por su fórmula de ejecución público-privada y que, por su diseño, permitieron dejar en herencia una serie de instalaciones deportivas distribuidas por todo el territorio (las que en su día fueron las sedes olímpicas), que catalizarían el rico sistema deportivo actual. Además, estos Juegos dejaron también una ciudadanía volcada con hacer actividad física y deporte (lo que los profesionales llamamos “adherencia”) y propició la creación de muchas empresas para dar servicios deportivos.  

A pesar de la distorsión de la pandemia, justo ahora nos encontramos en el inicio de la “segunda parte” del partido: el ecosistema deportivo e industrial ha evolucionado mucho durante los últimos años, pero ya no podemos seguir mirando a 1992 (¡hace casi 30 años!). Con el paso del tiempo han adquirido protagonismo nuevas iniciativas, tecnológicas y digitales, especialmente representadas por startups y emprendedores con talento y financiación (aunque aún insuficiente) enfocadas en desarrollar proyectos disruptivos para nuestra industria deportiva. Todo ello, como espejo e influenciado por otras iniciativas ya consolidadas, sobre todo en Barcelona, como la creación del distrito del 22@, Bcn Tech City o el Barcelona Health Hub.  

Estamos en plena 4ª revolución industrial y el deporte y la tecnología marcarán un antes y un después en la industria. Por un lado, gracias a los beneficios que este tándem aportará en cuanto a generación de riqueza, puestos de trabajo o nuevas formas de actuar para que la innovación revierta en todas las cadenas de valor de la industria, profesionales y a los ciudadanos. Por otro, gracias a que facilitará la relación de la práctica del deporte y la actividad física con otras áreas como la salud o la nutrición, y con valores vinculados a la cohesión social y el respeto al medio ambiente (¡el concepto del shared value ha venido para quedarse!), así como incentivar la conexión entre agentes para una práctica deportiva más segura, accesible, personalizada e innovadora.

Esta “segunda parte” es, pues, la oportunidad que tenemos como sector para situarnos definitivamente en primera línea mundial, consolidando nuestra posición, con la creación del Barcelona Hub Sportstech, el siguiente gran proyecto tractor que debe impulsar la ciudad y el país a nivel internacional para ser líderes de nuevo y durante los próximos 30 años en el sector deportivo. Un hub tecnológico pero lleno de valores para que los resultados reviertan en la población y la tecnología sea la herramienta principal para mejorar la vida de las personas. Una punta de lanza visualizada como una gran “House of Sports” física y con alma propia, conectada virtualmente con todos los “subHubs” o “nodos” territoriales, en beneficio del país para generar riqueza, entendida como conocimiento y oportunidades.

¿Y cómo se posiciona el clúster en relación al Hub Sportstech? La industria es imprescindible, quiere formar parte del impulso y quiere liderar esta “segunda parte”. Somos el motor del ecosistema en cuanto a impacto económico y laboral: más de 5.000 millones de facturación anual, más de 25.000 puestos de trabajo, más de 500 empresas específicas, más de 100 startups, a la vez que más de 6.000 empresas que prestan servicios al sector directa o indirectamente.

Tras 10 años liderando acciones estratégicas (y siendo reconocido como referente en Europa), consiguiendo proyectos europeos, generando intercambios comerciales con otros países internacionales y alineando a la mayoría de agentes del sector, sabemos que la industria no sólo está preparada, sino que, en un mundo totalmente globalizado, ahora es clave e imprescindible un proyecto así.

Se necesita relación directa y constante con la innovación, con y entre departamentos de I+D, con iniciativas internacionales y Hubs de Sportstech del mundo, además de con los emprendedores, inversores, universidades y centros tecnológicos, expertos y científicos del deporte y la innovación. Tenemos que poner a todos los agentes debajo del mismo paraguas y conseguir que las startups pueden convertirse en “scale-ups” o “unicornios” que lleguen a la IPO (término con el que se denomina una salida a bolsa de una empresa) o dar salida a formatos más modestos, pero igual de importantes, como pymes y profesionales autónomos del deporte.

¿Y quién debe impulsar este Barcelona Hub Sportstech? Como especialistas en generar cooperación entre agentes, y como apuntaba hace unos días Dídac Lee en su artículo “Barcelona, como capital mundial del Sportech”, se deben alinear al sector deportivo, al sector conocimiento, al sector tecnológico y también a la administración pública, tal y como ya se experimentó con éxito en los Juegos Olímpicos.

Por todo ello, desde INDESCAT nos situamos en la línea de salida, nos hemos preparado durante mucho tiempo para ello e invitamos al resto de agentes a empezar esta “segunda parte” y que el sector deportivo, disfrute de sus resultados durante los próximos 30 años.

¡Preparados, listos,...Hub!

 

Anna Pruna

Presidenta de INDESCAT, el Clúster Catalán del Deporte

 

Si quieres enviar tu opinión para que sea publicada en La Comunidad Opina, envía tu artículo a opina@2playbook.com.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés