Publicidad

Basic-Fit, a la reconquista del norte de España: ultima una apertura en Santander

Hasta ahora, todos los centros que opera la cadena holandesa en el norte del país son herencia de Fitness First, adquirida en 2011 para entrar en España. La apertura en la capital de Cantabria será la primera que arranque bajo la marca Basic-Fit.

Basic fit yoga

Basic-Fit crece en el norte de España con su primera apertura en Cantabria. La cadena de gimnasios de bajo coste pondrá en marcha el próximo 30 de abril un club en el centro comercial Bahía Real, en Santander. Según ha podido saber 2Playbook, la compañía ocupará un local en este espacio comercial, que se inauguró el pasado diciembre y que está ubicado en el número 2 de la calle Enrique Gran.

La compañía entró en España y en Francia en 2011 mediante la compra de Fitness First, de la que heredó varios gimnasios en Valencia, Guadalajara, País Vasco, Andalucía y Asturias. Algunos fueron cerrando, como el de Paterna o Guadalajara, mientras que otros se han mantenido abiertos, como son los que se adquirieron en el norte de España: dos de Bilbao, el de Vitoria y el de Gijón.

El club de Santander no sólo es el primero de la compañía en Cantabria, sino que también es el primero que pone en marcha en la región con la marca de Basic-Fit, sin haberse integrado en la red tras la compra de Fitness First. Con este proyecto, la cadena holandesa reafirma su intención de expandirse por el país y no centrar su expansión exclusivamente en Madrid, su principal área de influencia, donde también crecerá esta primavera.

Además del centro en Santander, la empresa está preparando otra apertura más en Madrid para el 23 de abril. Se trata de un club en el número 10 de la calle Raimundo Fernández Villaverde, junto a la estación Cuatro Caminos, cerca de la zona de Azca. Es un emplazamiento conocido, pues es donde se encontraban cuatro salas de cines Renoir, que cerraron en 2013.

Basic-Fit abrirá en abril dos clubes en Madrid y Santander

El dueño del inmueble es el consejero delegado de los cines Callao, Josué Reyzábal, que hace unos meses inició la reforma de las salas para darles un uso terciario comercial, según adelantó Idealista/news. Basic-Fit ha aprovechado la ocasión para abrir un nuevo gimnasio en el corazón de Chamberí. No ha trascendido la inversión destinada a abrir estos gimnasios, si bien la empresa suele presupuestar 1,18 millones de euros de media para construir cada centro.

Entre 2016 y 2018, la compañía se centró en ganar presencia en Andalucía, pues consideraba que ya había consolidado posiciones en la capital española. Sin embargo, años después decidió volver a crecer en la Comunidad Madrid, donde opera 33 complejos, de los cuales 28 de ellos se encuentran en la capital. También ha crecido en Valencia, con un establecimiento junto al Atalanta Sports Club y su primer centro en Sevilla.

En la memoria anual de 2020, Basic-Fit reconoce que tiene potencial para alcanzar los 450 centros en el país a largo plazo “debido a la baja penetración del fitness en la región y a la limitada competitividad de las grandes cadenas en la categoría low cost”. De conseguirlo, se convertiría en la mayor cadena de gimnasios de un país en el que el liderazgo por volumen de centros low price lo tiene Altafit, con 81 gimnasios. Viva Gym Group tiene 97 centros en la Península Ibérica, 44 de ellos en Portugal.

La filial ibérica de la cadena holandesa de gimnasios facturó 16,2 millones de euros en 2020 en el país, lo que supuso una caída del 31,6% interanual, según se desprende de la memoria anual de la compañía. El cierre de gimnasios y la pérdida de clientes por la pandemia provocaron que el negocio en el país se resintiera a mayor ritmo que en otros mercados, puesto que, en total, las ventas del grupo cayeron un 26,8% en el pasado ejercicio, hasta 376,8 millones de euros.

Francia continuó siendo el principal mercado de Basic-Fit, pues es donde opera más centros y donde más aperturas ha realizado. Allí facturó 154,4 millones de euros, un 22,5% menos que el año anterior, lo que en términos de caída de ventas supuso facturar 40 millones de euros menos.

 

El golpe más fuerte en términos porcentuales fue en Bélgica, donde las ventas cayeron hasta 91,7 millones, lo que significó una caída del 34,4%. En Holanda la compañía facturó 105,9 millones, un 24,7% menos que el año anterior. En Luxemburgo el descenso fue hasta 8,2 millones, un 26,7% menos.

La compañía no detalla el resultado neto por mercados, pero, en total, los números rojos del grupo se elevaron hasta 125,2 millones de euros, el peor resultado desde que se tienen registros. De hecho, desde que la compañía salió a Bolsa en 2016, todos los años ha obtenido beneficios, con una media de 17,9 millones de euros anuales en ganancias.

En total, la empresa puso en marcha 121 establecimientos en 2020, 90 de ellos en Francia; doce en Holanda; diez en Bélgica; ocho en España, y uno en Luxemburgo. Como resultado, en el mercado galo ya opera 447 locales; en Holanda 211; en Bélgica 193; en España 44, y en Luxemburgo diez. La compañía espera poner en marcha 45 centros que está construyendo, si bien prefiere no dar a conocer en qué mercados abrirá y qué previsiones económicas tiene de cara a este ejercicio.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés