Publicidad

Holmes Place aplaza a enero la rebaja salarial y pide más flexibilidad a sus empleados

La compañía ha visto con buenos ojos la petición de los sindicatos de abordar la negociación del recorte salarial en enero, mes en que se aplicará la reducción. La prioridad ahora es pactar el aplazamiento del pago de nóminas y la movilidad funcional.

Holmes Place Cycling

El fitness es uno de los sectores deportivos que más se ha visto afectado por la crisis de la Covid-19, y las cadenas de gimnasios trabajan para ajustar sus gastos y mitigar el impacto de la pandemia. En esa senda está Holmes Place, que hace un mes comunicó a sus trabajadores su intención de llevar a cabo una modificación sustancial en sus condiciones laborales. Dos reuniones después, la propuesta de cadena está sobre la mesa de negociación: rebaja salarial, aplazamiento del pago de nóminas y movilidad funcional.

Según ha podido saber 2Playbook, la compañía ha propuesto que el recorte salarial se aplique a partir de las nóminas de enero de 2021. También ha comunicado un porcentaje de reducción que no ha sido aprobado por los sindicatos, que prefieren abordar ese punto de la negociación en enero. “Será entonces cuando las dos partes tengan una fotografía más real de cómo está la situación y, por ende, puedan negociar con más información y sin hacer el ejercicio de imaginación que tendrían que hacer ahora”, explican fuentes conocedoras de la negociación.

Las mismas admiten que la compañía se ha mostrado sensible a esta petición, por lo que ha propuesto a los representantes de los trabajadores tratar este punto en enero y pactar las cuestiones referentes al aplazamiento de nóminas y la movilidad funcional durante las próximas semanas. Holmes Place ha trasladado los términos de la negociación a los sindicatos, que están valorándolos.

“Los representantes de los trabajadores valoran que la empresa tenga un pensamiento social correcto; plantea la rebaja salarial en enero entendiendo que hacerla en noviembre, antes de las fechas navideñas, tendría una afectación mayor en los trabajadores”, admiten. Y aseguran: “Hay que llegar a un acuerdo que permita la viabilidad de la empresa y salve empleo”.

Holmes Place da trabajo a 950 trabajadores en España

Desde el sector apuntan a que la situación de la empresa es complicada y que se buscará tomar medidas proporcionales. El objetivo de los sindicatos es que la rebaja salarial sea mínima o casi nula para aquellos que perciben menos salario, aunque esa cuestión se tratará a principios de 2021.

La dirección de la cadena ha preferido no desvelar detalles de la negociación, pero, según ha podido saber este diario, en las próximas semanas seguirán las reuniones para pactar si se aplaza el día de cobro y lo referente a la movilidad funcional.

El planteamiento de la empresa es demorar el pago de nóminas del 28 de cada mes al día 5, una circunstancia que ya se da en Barcelona. En cuanto a la movilidad funcional, los sindicatos son conscientes de que la empresa puede solicitar a sus trabajadores ejercer funciones de otras categorías profesionales distintas a la suya. Es algo que recoge el artículo 39 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, que establece que basta con que la empresa comunique su decisión y las razones a los representantes de los trabajadores.

Eso sí, según el Estatuto, los empleados tendrán derecho a la retribución correspondiente a las funciones que realice siempre y cuando sean de una categoría superior a la que tenía, y en ningún caso la compañía podrá despedir a un empleado por ineptitud o falta de adaptación a la nueva función que haya asumido como consecuencia de la movilidad funcional. Además, el empleado podrá reclamar el ascenso si asume funciones de una categoría profesional superior a lo largo de seis meses durante un año o durante ocho meses durante dos años.

El temor de los trabajadores es que esta movilidad funcional se realice para que trabajadores recuperados del expediente de regulación temporal de empleo (Erte) asuman tareas de otros compañeros de categoría profesional superior que continúan afectados por dicho procedimiento.

“Aún no hemos entrado en materia, así que no sabemos exactamente qué otras modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo quieren realizar”, argumentan al recordar las únicas dos reuniones que ha mantenido la mesa de negociación.

Holmes Place, una cadena con catorce instalaciones en España

Holmes Place fue la sexta cadena de gimnasios que más facturó en España en 2019, con un negocio de 44,1 millones de euros y 950 trabajadores. El año pasado adquirió el negocio de la cadena Trib3, especializada en entrenamiento grupal de alta intensidad que opera dos centros en Madrid y uno en Barcelona que está temporalmente cerrado. Próximamente abrirá un club franquiciado en la capital española, en la zona de Goya, ubicado en el barrio de Salamanca. La inversión necesaria para abrir un club de estas características oscila entre 400.000 euros y 600.000 euros.

Fuera de España, Holmes Place opera en Portugal (21), Alemania (15), Austria (4), Grecia (3), Israel (42), Polonia (4) y Suiza (4), que junto a los diecisiete clubes que tiene en España contando los Trib3 suman un total de 110 instalaciones.

En España, gestiona seis gimnasios en Madrid y alrededores bajo la marca Holmes Place, cinco en Barcelona, y uno en Granada, Zaragoza y Valencia. Su mayor ofensiva la lanzó hace tres años, cuando adquirió ocho complejos a Virgin Active en España y cuatro en Portugal. Poco después de esta operación corporativa vendió el club ubicado en el centro comercial Tres Aguas a Áccura y ya en enero de 2020 cerró el complejo que operaba en el Parque Comercial y de Ocio Alegra, en San Sebastián de los Reyes. Meses después, la cadena DreamFit pactó con la propiedad del local, Neinver, operar ese espacio e inaugurar un club en 2021.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés