Publicidad

La Justicia británica salva a Virgin Active de pagar los alquileres acumulados durante el ‘lockdown’

El plan de rescate del grupo para evitar la entrada en concurso de acreedores tras la pandemia fue impugnado en los tribunales por los propietarios de los locales. Ahora, la Justicia ha fallado a favor de la cadena.

Virgin Active

Importante victoria para Virgin Active en los juzgados. Después de que los propietarios de los locales impugnaran el plan de rescate que diseñó el grupo para evitar el concurso de acreedores, la Justicia británica ha fallado a favor de la cadena de gimnasios. Un tribunal ha dado luz verde a la gestora de instalaciones deportivas para condonar el pago de los alquileres durante los meses en que los gimnasios estuvieron cerrados por fuerza mayor.

La eliminación de los pagos a los caseros está en el corazón del plan de reestructuración presentado por Virgin Active, que llegó a los tribunales después de que algunos propietarios lo impugnaran. Entre los propietarios están Aberdeen Standard Investments, British Land y Land Securities Group.

Durante los juicios, Virgin Active aseguró que, sin este plan de reestructuración, entraría en concurso de acreedores en cuestión de días. De ahí que el fallo de la justicia sea tan relevante para la compañía. Los propietarios argumentaron que había otras opciones para que Virgin Active salvara la empresa, como poner en venta algunos de sus activos, o incluso toda la empresa. La información económica facilitada a la Justicia durante el proceso refleja que el valor del 100% de la cadena oscilaba entre 350 millones y 400 millones de libras (407 millones y 465 millones de euros).

Los dueños de los locales también aseguraron que la Justicia “sentaría un peligroso precedente” si permitía a la compañía “aprovechar los tiempos de bonanza para lucrarse y declararse en insolvencia, en un momento de crisis, como un simple mecanismo para librarse de cumplir sus obligaciones con los propietarios”. Sin embargo, finalmente la Justicia ha dado la razón al operador de gimnasios, según avanza Sky. En juego, más de 2.000 puestos de trabajo.

Los documentos judiciales también muestran que los cierres por fuerza mayor han tenido un gran impacto en la empresa, que sufrió una caída en los ingresos de 185,4 millones de libras (215,6 millones de euros) en 2020 y 53 millones de libras (61,6 millones de euros) durante los primeros dos meses de 2021.

El resultado de explotación (ebitda) del grupo cayó de 56,8 millones de libras (66 millones de euros) en 2019 a unas pérdidas operativas de 42,1 millones de libras (48,9 millones de euros) en 2020.

Si bien el fallo judicial es una victoria relevante para Virgin Active, existe incertidumbre sobre si el fallo tendrá un efecto más amplio y sentará un precedente al que puedan aferrare otros operadores y sectores que se hayan tenido que interrumpir su actividad durante la pandemia.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés