Publicidad

Metropolitan lanza su ofensiva online y amplía clubes para batir los 65 millones de ventas en 2021

La cadena de clubes premium prevé cerrar el año con descenso de ventas de hasta el 25% respecto a 2019, tras un arranque de segundo semestre en el que han recuperado ya un 5% de los socios. Mantiene los planes de aperturas en Barcelona, Madrid y Bilbao.

Gimnasio Metropolitan

M. Menchén / P. López

Metropolitan ha iniciado su particular operación remontada. Y lo ha hecho volcada en la ofensiva de la plataforma online que ha desarrollado a raíz del estallido de la pandemia, la ampliación de algunos de sus clubes históricos y manteniendo el plan de aperturas que trazó antes de la crisis. Con ello, espera cerrar 2021 con una facturación que oscilará entre los 60 millones y los 65 millones de euros, lo que supondría entre un 20% y un 25% menos en comparación con 2019, según explica a 2Playbook su director general, Sergio Pellón.

El ejecutivo basa esta previsión tras analizar el comportamiento de los consumidores desde el verano. “En lo que va de segundo semestre vemos una recuperación muy fuerte del 5% de los socios, que es un dato muy interesante”, señala Pellón, quien recuerda que “siempre hemos tenido unos índices de bajas y rotación muy bajos”.

La gestora de clubes premium alcanzó su récord de facturación en 2019, cuando superó los 80 millones de euros. “Hasta principios del año que viene no creo que volvamos a unos niveles de socios y facturación como los de antes de la pandemia”, corrobora. Es decir, que 2022 podría ser el primer ejercicio de regreso a unos niveles pre-crisis, algo a lo que también debe ayudar el plan de inversiones definido.

Este mes ha inaugurado su primer centro deportivo en San Sebastián, que Pellón asegura que “está siendo un éxito y demuestra que se está perdiendo el miedo, aunque estaremos un poco lastrados hasta que no acaben las restricciones”. El complejo cuenta con más de 20.000 metros cuadrados, piscina cubierta y al aire libre, así como spa, sala para actividades dirigidas y área social.

Además, también han finalizado lo harán próximamente las ampliaciones de dos centros históricos de Metropolitan, como son los de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y Sevilla. En el primero han ganado 1.500 metros cuadrados de espacio interior, hasta 5.500 metros cuadrados, que se complementan con 2.500 metros de zona outdoor. En la capital hispalense, aún en obras, sumarán 2.300 metros más, por los 2.000 metros que ganó Isozaki (Bilbao) hace unos meses y otros 250 metros en Gijón.

Pellón defiende la estabilidad accionarial que tienen desde los inicios y que les permite no tener la presión de crecer rápidamente o sufrir presiones adicionales tras un 2020 de fuerte caída de las ventas y pérdida de la rentabilidad, aunque prefiere no detallar el importe. La compañía ha acostumbrado a financiar sus proyectos con recursos propios.

Eso sí, destaca que son de las pocas compañías del sector que complementó los salarios de todos sus trabajadores para que cobraran el 100% de la nómina durante los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte). Ahora, mantienen esa política preservando variables de los empleados que dependían de variables por la prestación de servicios, como entrenamientos personales o estética. “Para nosotros era innegociable que nadie se quedara atrás”, defiende Pellón, recalca, sobre unas actuaciones que ayudaron a construir un vínculo emocional con los empleados.

Metropolitan complementó salarialmente a su plantilla durante los Ertes para que no perdiera poder adquisitivo

De cara a los próximos meses, la empresa continúa trabajando en proyectos que ya tenía en cartera en Sant Just Desvern (Barcelona), el norte de Madrid y Bilbao, todos ellos a la espera de obtener los permisos. La apertura que también se demorará es la de Bogotá (Colombia), pues el gimnasio estará dentro de un rascacielos en el centro de la ciudad cuyas obras se paralizaron durante la pandemia. Estos proyectos permitirán a la empresa ganar presencia tras cerrar dos clubes en Murcia y Torrelavega, como ya publicó este medio. El centro cántabro lo traspasó a SmartFit, que ya está operando el complejo tras subrogar a buena parte del personal.

Mientras, la gran apuesta es la plataforma online, que incluyen en la cuota de los socios y próximamente abrirán a usuarios de fuera de Metropolitan bajo suscripción. La herramienta se ha desarrollado con recursos propios y para elevar el nivel de producción han instalado un plató en las oficinas centrales, que complementan con semanas de rodaje en localizaciones especiales.

Por el momento el sistema está abierto a socios, que sin coste adicional pueden acceder a la biblioteca de clases de cycling, baile, alta intensidad, sesiones para embarazadas, actividades de cuerpo-mente e incluso contenidos en inglés. La inversión se ha centrado en ofrecer una amplia biblioteca de clases con audio y vídeo cuidado, de modo que los socios puedan utilizar esas sesiones para entrenar dentro y fuera del club. La compañía también ha incorporado vídeos para entrenar en la sala de fitness, con el fin de explicar a los socios cómo realizar cada ejercicio, ya sea con peso libre o dirigido.

Otro de los proyectos de la compañía es The Club, una línea de moda que ya está presente con tiendas propias en cinco de los clubes Metropolitan y con córner en ocho más. Además, ha logrado estar presente en Lamarca, una tienda de fitness premium de Madrid, clave en el posicionamiento de la marca. “Estamos muy contentos con la acogida que ha tenido”, asegura Pellón.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés