Publicidad

Metropolitan apuesta por el ‘lifestyle’ con cuatro aperturas en la recámara tras el Covid-19

La cadena de centros deportivos premium ha culminado su internacionalización con la inauguración de un club en Niza (Francia) durante los primeros meses de 2020. Además, ha acabado entrado en las clases online.

Gimnasio Metropolitan

La crisis económica que empezó en 2007 propició el repliegue y reposicionamiento de cadenas de gimnasios de alta gama. Algunas se consolidaron, como Metropolitan; otras, desaparecieron en España, como Virgin Active. Está por ver si la historia vuelve a repetirse tras la crisis del coronavirus, aunque la compañía liderada por los hermanos Pellón tiene claro qué posición quiere ocupar: ser una empresa más próxima al estilo de vida que al fitness puro y duro.

Ese es el camino que estaba recorriendo hasta el decreto del estado de alarma. Por un lado, porque los clubes cuentan con restaurante, centro de fisioterapia, medicina deportiva, nutrición y estética. Por otro lado, porque está en proceso de lanzar su propia marca de athleisure, un proyecto que iba a convertirse en realidad este año, hasta que el Covid-19 obligó a cambiar la agenda.

En el momento de cerrar toda la red hasta nuevo aviso es cuando ganó protagonismo la digitalización de los clubes y la oferta de entrenamientos online, un servicio que se ofreció de manera gratuita incluso a los usuarios que no estuvieran dados de alta, y que ahora sigue ofreciéndose exclusivamente a los clientes. La renovación de la app y elaborar vídeos de consejos para realizar los ejercicios han sido otras de las novedades de la compañía tras la aceleración de tendencias que ha supuesto el coronavirus.

Metropolitan cerró 2019 con unas ventas de 80,1 millones de euros, un 50% más que en 2014

Está por ver cómo acometerá Metropolitan su plan de expansión, o si lo dejará en stand by hasta que la nueva normalidad haya dado paso, al fin, a la normalidad de siempre. La compañía abrió en febrero su primer centro fuera de España, en Niza (Francia), y tenía previsto crecer en San Sebastián y en Bogotá. En la capital de Colombia abrirá una instalación en Barrio de Chicó, en un rascacielos que cuenta con centro comercial, ubicado en una zona de elevado poder adquisitivo. Los proyectos están firmados y en fase de construcción.

La empresa fundada hace treinta años cerró 2019 con 80,1 millones de euros en ventas, lo que la consolidó como la cadena de gimnasios que más factura en España. En cinco años ha aumentado un 50% sus ventas. En la actualidad cuenta con 22 centros en el país, con presencia en Barcelona (7), Madrid (4), Bilbao (2), Zaragoza (2), Cantabria (2), Galicia (2), Murcia, Sevilla y Gijón, además del club de Niza, que suman más de 92.000 abonados.

Además, tiene varios proyectos firmados desde hace meses. Uno de ellos está en Sant Just d’Desvern (Barcelona), otro está al norte de Madrid, y más adelante prevé ganar presencia con un tercer gimnasio en Bilbao. La previsión de la compañía era facturar 100 millones de euros una vez realizara todas estas aperturas.

De acometer este plan de expansión, completará una inversión de cuarenta millones de euros que empezó a realizar en 2019 con las obras en Niza y la remodelación de instalaciones en España, que le permitieron ampliar un en A Coruña, Gijón, Zaragoza y Bilbao.

Publicidad

Publicidad