Publicidad

Oss Fitness crece un 18% en 2020 e invierte 4,5 millones en su nuevo ‘hub’ logístico

El distribuidor de equipamiento para entrenar ha sorteado la pandemia con crecimiento a doble dígito y, gracias al home fitness, ha facturado 8,5 millones de euros en el último año.

Rafael Rodríguez oss fitness

Oss Fitness se apoya en el home fitness para crecer en un año de pandemia. El distribuidor de equipamiento para entrenamiento ha crecido un 18% interanual, hasta facturar 8,5 millones de euros en 2020. La compañía con sede en Jaén ha visto cómo la venta de equipamiento para gimnasios ha frenado en seco por la Covid-19, al tiempo que la demanda de accesorios para entrenar en casa se ha disparado, permitiendo cerrar el ejercicio con crecimiento a doble dígito.

“El 50% de nuestras ventas han sido de equipamiento para el hogar” explica Rafael Rodríguez, fundador y director general de la compañía. La empresa, que en 2003 lanzó la plataforma Más en Forma para dar servicio al cliente no profesional, ha visto cómo se multiplicaban las ventas de este tipo de equipamiento, y gracias a la fuerte disponibilidad de producto y accesorios en su almacén ha podido hacer frente a la fuerte demanda.

“El problema viene en 2021; los pedidos que antes llegaban en tres meses ahora los recibimos de cinco a nueve meses; debemos hacer pedidos pensando en octubre sin saber si para entonces vamos a estar vendiendo al mismo volumen que ahora”, explica el directivo. Para Rodríguez el ejercicio 2020 ha sido una “burbuja que no puede servir de “referencia para definir los objetivos en 2021”.

De hecho, tras un buen cierre de año, la primera quincena de 2021 ha sido negativa en un mes que se ha salvado por la firma de dos contratos en enero. “En 2021 llegará la verdadera paralización del mercado doméstico y profesional”, explica. También augura que el mercado se ha reforzado tanto en home fitness, que “llegará un momento en que esté colapsado de oferta sin demanda”. Ello, unido a los problemas de abastecimiento, provoca que el sector afronte un año en el que la incertidumbre dificulte la gestión.

OssFitness dobla el tamaño de su hub logístico con la compra de una nave de 30.000 metros cuadrados para crecer

“En China hay problemas de materias primas, pero también se ha visto afectada la cadena de suministro”, reconoce, al indicar que este problema viene heredado de 2020 por la fuerte demanda de producto. Estos cambios en la cadena de aprovisionamiento se suman a los nuevos hábitos de consumo y de entrenamiento.

Según el director de Oss Fitness, el sector va a necesitar equipamiento para centros de entrenamiento personal y para ofrecer servicio en el exterior. “Tras los Ertes, los técnicos están viendo el entrenamiento personal como una opción de autoepleo, y con una inversión de alrededor de 25.000 euros pueden dar servicio, cobrando un ticket medio superior al de los centros multiservicio”, apunta. Respecto al entrenamiento outdoor, Rodríguez apunta a que se buscará equipamiento resistente para entrenar al aire libre, y asegura que esta tendencia ha llegado para quedarse.

Para hacer frente a la demanda que está por llegar, la compañía ha optado por invertir 4,5 millones de euros en su nuevo hub logístico en Jaén. “Dejaremos de operar en tres plantas en régimen de alquiler para hacerlo en una nave que hemos comprado”, explica. En total, Oss Fitness ha adquirido una instalación de 30.000 metros cuadrados, con una nave de 15.000 metros cuadrados, que sustituirá a los tres almacenes de 6.000 metros cuadrados que tiene en la actualidad.

Con este hub espera acelerar en su estrategia de internacionalización, que le está permitiendo vender en Francia de manera directa y en otros mercados, como Reino Unido, Finlandia, Irlanda o Emiratos Árabes Unidos, donde está en fase de expansión con socios locales. Asimismo, seguirá vendiendo equipamiento para el hogar, tras años centrándose en la venta directa al público profesional.

Publicidad

Publicidad