Pilates10 se abre al público masculino y traza su plan de expansión mediante franquicias

La cadena, creada por Dona10 en 2019 para abrir centros mixtos, esperaba empezar a franquiciar en 2020, pero la pandemia obligó a posponer los planes.

Pilates10

Dona10 se diversifica para llegar a un público más amplio y captar inversores que impulsen su expansión. La cadena catalana de estudios boutique de yoga y pilates ha creado Pilates10, una nueva marca de centros especializados en esta disciplina que, a diferencia de su antecesora, está abierta al público masculino. Tras abrir su primer club en noviembre de 2019, el objetivo es retomar el proyecto de la franquicia en cuanto la Covid-19 dé la tregua definitiva el sector del fitness.

La compañía opera cinco centros Dona10, la única cadena de estudios de yoga y pilates hasta la llegada de YogaOne en 2016. Fundada en 2005 por Albert Montserrat, durante quince años se ha dirigido al público femenino y ha crecido con centros propios, donde también se ofrece entrenamiento personal y tratamientos de fisioterapia. Tras abrir cuatro centros en Barcelona y uno en Mataró, la compañía optó por abrir un club propio con Pilates10, la marca con la que crecerá con franquicias, con espacios más pequeños que en Dona10, y con un enfoque claro hacia el autoempleo.

“Si quiero entrar en el sector del fitness, es mejor no luchar con el low cost, los clubes multiservicios o los de proximidad; un boutique te permite una inversión más controlada y elegir la especialidad de entrenamiento”, explica Montserrat, que en los últimos años también ha creado la escuela Pilates Academy para formar talento que luego se anime a abrir su propio club. El directivo argumenta que el segmento de los estudios de pilates apenas está desarrollado en España. “Hay pocos centros que tengan buena gestión; la mayoría son pequeños y con pocos clientes; ahí hay mucho espacio para crecer en muchas ciudades en España”, reconoce.

Pilates10 plantea dos modelos de club: un estudio enfocado al autoempleo con hasta 200 metros cuadrados y una inversión que oscila entre 90.000 euros y 120.000 euros, y un club de hasta 400 metros, que requiere una inversión de hasta 350.000 euros. En el primero consiste en una sala con o sin máquinas, mientras que el segundo ofrece dos espacios para practicar la disciplina en el suelo y con equipamiento, requiere de más personal, pero también genera más ingresos.

Fundada en 2005, Dona10 creció Pilates10 en 2019 para abrir centros mixtos y franquiciados

“Ofrece los dos modelos y el ticket medio puede ascender a los 68 euros”, explica el directivo. Eso sí, los usuarios que opten por realizar pilates con máquinas deberán pagar hasta 80 euros al mes, mientras que los que opten por hacerlo sin reducirán el ticket medio hasta 50 euros. “Es un modelo seguro, rentable y falto de competencia; encaja bien con el público mayor, algo clave en país envejecido, aunque también llegados al público joven de hasta 45 años”, afirma.

El directivo ha optado por no fiar el negocio al pago por uso y ofrecer una cuota mensual en función del número de accesos. “Pagar en función de las sesiones contratadas es el modelo más rentable; no veo que el mercado español esté preparado para el pago por uso”, defiende. El motivo es que el pay as you go no provoca tanta fidelidad por parte del cliente como el sistema de abono mensual.  “Es mucho mejor que el cliente pague recurrentemente porque el pago puntual no genera la fidelidad que necesitas para que el modelo sea rentable”, argumenta.

Montserrat cree que el segmento boutique tiene recorrido en España mientras ofrezca entrenamiento especializado. “Los multiservicio ofrecen muchas disciplinas, pero no pueden programar tantas clase de pilates como un club específico, que cuenta con personal propio para ese tipo de sesión”, explica el directivo, cuya compañía ha crecido en Barcelona, una ciudad donde la competencia es elevada. “Tenemos nuestro mercado y nuestro espacio a pesar de la gran oferta de servicios municipales, de proximidad, 24 horas y low cost”, apunta.

Si bien no ha fijado fecha para volver a comercializar la franquicia, Montserrat admite que retomará el proyecto en cuanto los centros que ya están abiertos recuperen los clientes que se han dado de baja. “Esperemos que sea a partir de septiembre o durante 2022”, afirma. Mientras tanto, sí que seguirá atento a la busca de las ubicaciones donde crecer, que en el caso de Pilates10 pasa por expandirse en ciudades de más de 100.000 habitantes y en zonas residenciales.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés